TRANSLATOR

English French German Spain Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified
Quiero esto en mi Blog!

* Agente retirado de la CIA confiesa: “Yo maté a Marilyn Monroe”


Agente retirado de la CIA confiesa: “Yo maté a Marilyn Monroe”


             VIDEO


                              



Un antiguo oficial retirado de 78 años de la CIA, Normand Hodges, ha realizado una serie de 
confesiones sorprendentes desde que fue ingresado en el Hospital Sentara general este pasado Lunes. 
Afirma que cometió 37 asesinatos para el gobierno estadounidense entre 1959 y 1972, 
incluyendo a la actriz y modelo, Marilyn Monroe.


El Sr. Hodges jura que recuerda vívidamente, cada uno de los asesinatos que cometió para la CIA. 
Afirma que todos los 37 de los asesinatos que cometió en el suelo americano, fueron clasificadas 
por su comandante, el Mayor James “Jimmy” Hayworth.






















“Teníamos pruebas de que Marilyn Monroe no sólo se había acostado con Kennedy, 
sino también con Fidel Castro” afirma M. Hodges. “Mi comandante, Jimmy Hayworth, 
me dijo que tenía que morir, y que tenía que parecer un suicidio o una sobredosis. 
Yo nunca había matado a una mujer antes, pero obedecí órdenes … lo hice por América! 
Ella podría haber transmitido información estratégica para los comunistas, tambien secretos 
que le dejo saber Kenedy , como lo de la revelacion publica extraterrestre que Kenedy iva a desvelar 
y logicamente ella tambien sabia que Kenedy fue asesinado por su propio gobierno sionista que estaba 
sobre su control.....y eso no se podía permitir! Ella tenía que morir! Yo sólo hice lo que tenía que hacer! “


Marilyn Monroe murió entre la medianoche y la 1 de la mañana, el 5 de agosto de 1962. 
El Sr. Hodges afirma que él entró en su habitación mientras dormía y le inyectó una dosis masiva
 de hidrato de cloral (un poderoso sedante), mezclado con Nembutal (una de acción corta barbitúricos), 
causando su muerte.


























No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada