TRANSLATOR

English French German Spain Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified
Quiero esto en mi Blog!

* TITANOBOA , LA SERPIENTE MAS GRANDE DE LA HISTORIA.




Fósil de la serpiente más grande del mundo
En el año 2007 fueron descubiertos los restos fósiles de la que fue la serpiente más grande que ha concido el mundo, un enorme ejemplar de 13 metros de longitud y 1.140 kilogramos de peso, a día de hoy la revista "Nature" nos presenta este descomunal reptil y el resultado de casi dos años de investigaciones, de un animal que vivió hace 58 a 60 millones de años.






Los restos fueron descubiertos en el norte de Colombia en una mina de carbón de Cerrejón, el animal fue bautizado como "Titanoboa Cerrejonensis" debido a su gran tamaño y parentesco con las boas constrictoras que aún existen en nuestro planeta y la mina en la que fue encontrada. Con la simple comparación visual de las vertebras encontradas con las de una anaconda actual de 5.1 metros ya se podía deducir que se había encontrado un animal formidable del que no se tenía conocimiento anteriormente.

Para calcular que esta serpiente debió haber llegado a medir unos 13 metros (42 pies) de largo y pesar más de una tonelada Head, junto con David Polly, profesor asociado de geociencias en la Universidad de Indiana, basó sus cálculos en el radio entre el tamaño de las vértebras y el tamaño de las serpientes existentes hoy día. 




"Es la mayor serpiente que ha conocido el mundo", afirmó Jason Head, de la Universidad de Toronto Mississauga, autor principal del estudio y miembro del equipo internacional que analizó los fósiles.
Head afirmó que el animal podría comerse a una vaca con facilidad, un ser humano hubiese sido una presa extremadamente fácil para un animal que basaba su dieta principalmente en cocodrilos y grandes tortugas (restos fósiles de estos animales fueron encontrados también junto a los de la titanoboa), el animal -prosigue- era tan largo como un autobús y tan gruesa que si tratase de entrar en su oficina para comerle, tendría dificultades para colarse por la puerta'.
Aunque relacionada con la moderna boa constrictora, se comportaba más como una anaconda y pasaba todo el tiempo en el agua, dijo Head. Podía deslizarse sobre tierra y también nadar para cazar cocodrilos, tortugas o cualquier otro animal acuático.

La Titanoboa supera el récord de longitud de una serpiente en 3,35 metros (11 pies), sobrepasando a una criatura que vivió hace unos 40 millones de años en Egipto y medía 9,44 metros, precisó Head.
Entre las serpientes actuales, la mayor registrada es una pitón de 9,14 metros (30 pies) de largo, que a su vez mide de 3,70 a 4,60 metros (12 a 15 pies) menos que la típica Titanoboas, dijo Jonathan Bloch, coautor del estudio. En todo caso no es un caso habitual ya que la serpiente más grande (como media) que existe actualmente es la anaconda que mide en 5 y 7 metros, la mitad que la titanoboa encontrada.

Así mismo no hay muchos restos fósiles de la Cerrejonensis, por lo que no sería muy arriegado asegurar que podían existir ejemplares incluso más grandes de esta nueva serpiente descubierta.





Comparación de la vertebra de una anaconda actual de 5.1 metros de longitud con la vertebra fosilizada de la titanoboa descubierta en una mina del norte de Colombia.




Fósil de la serpiente más grande del mundo

"El descubrimiento nos da una visión única e importante del pasado", señaló por su parte Jonathan Bloch, de la Universidad de Florida, quien dirigió la expedición a Colombia junto a Carlos Jaramillo, del instituto Smithsonian de investigación tropical en Panamá.

El fósil data de la época del Paleoceno y fue el vertebrado terrestre más grande de la época, un periodo de 10 millones de años que siguió a la extinción de los dinosaurios hace 65 millones de años. El tamaño del reptil es revelador porque la dimensión de las serpientes y de otros animales de sangre fría depende de la temperatura de su hábitat. Head y Bloch calcularon que por su tamaño, la "Titanoboa" hubiera necesitado una temperatura media anual de entre 30 y 34 grados centígrados para sobrevivir.
Jaramillo explicó que los científicos saben por los fósiles de plantas halladas allí que la zona de Cerrejón, que hoy es árida, fue un bosque tropical en el período del Paleoceno del que data la "Titanoboa".










"En el Paleoceno los niveles de CO2 en la atmósfera eran el doble de los existentes en la actualidad y la selva tropical sobrevivía a 32 grados, cinco más que las que se registran hoy en esos bosques", señaló el botánico, quien destacó las implicaciones de este descubrimiento para comprender el efecto del cambio climático sobre las plantas tropicales.

Nunca se habían encontrado en la zona ecuatorial de Suramérica fósiles de un vertebrado de entre 55 y 65 millones de años de antigüedad, debido a la densidad de la selva y al mayor deterioro de los restos por el calor, según David Polly, de la Universidad de Indiana (EU), otro de los coautores del estudio.
"Por un lado esta nueva especie nos permite comprender mejor la historia de las serpientes y por otra nos da una indicación del clima en los trópicos en el Nuevo Mundo en un periodo en el que estaban empezando a evolucionar grupos modernos de organismos", dijo Polly.
Hasta ahora los científicos utilizaban modelos climáticos y el estudio de fósiles de plantas para reconstruir el clima en esa zona.
En Cerrejón también fueron hallados muchos esqueletos de tortugas gigantes y de los extintos antepasados de los cocodrilos, que al parecer fueron devorados por el gigantesco ofidio y eran su dieta habitual.
Jaramillo señaló que si prosigue el cambio climático será posible ver en el futuro serpientes como la "Titanoboa", aunque para ello deberán pasar millones de años ya que las especies evolucionan despacio."Probablemente si no tenemos hoy animales de este tamaño es porque el planeta es muy frío", declaró. De aquí al año 2100 los distintos modelos climáticos prevén un incremento de temperaturas de entre dos y seis grados centígrados en la Tierra.
Pero señaló que ''no tendremos serpientes gigantescas porque estamos eliminando la mayoría de sus hábitats mediante el desarrollo y la deforestación'' en las regiones ecuatoriales, agregó.

Lo que más alarma a los científicos, según Polly, es la rapidez con la que se está produciendo ese cambio climático, ya que puede impedir a las especies y los ecosistemas adaptarse y provocar una extinción en masa.




IMPRESIONANTE SOLO IMAGINAR SUS DIMENSIONES










No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada