TRANSLATOR

English French German Spain Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified
Quiero esto en mi Blog!

* ANTON PARKS.








Anton Parks, un autor francés,  produjo Las Crónicas del Girku, una épica saga de ciencia ficción y una fantasía heroica… ¿o un libro de “historia”?

Así como Sitchin hizo las crónicas de la tierra, Anton Parks hizo las crónicas del Girku (mas adelante explicaremos que es el Girku). En términos simples, el regresa a una vida anterior en la que fue un Anunnaki de aspecto Reptiliano llamado Saam.

Según Anton Parks, Anu era un Usumgal (Draconiano de segunda categoría), y creó a Saam (Enki) por ingeniería genética, con un 40% de genes suyos, y un 60% de genes de su esposa Mamitu, un Agbal (Anfibiano) de Sirio. Saam sería uno de 7 prototipos de Anu para crear un ejército de guerreros, que
serían conocidos como los Anunna, y en la Tierra como Anunnaki (Anunnas de la Tierra).

Nosotros seríamos producto de la mezcla de los genes de los Neanderthales, Reptilianos y los Namluu (humano origincal o primordial, un ser extraordinario y casi omnipotente, multidimensional y dotado de asombrosa Clarividencia y Telepatía).

De todos modos el trabajo de Parks sigue siendo inclasificable, ya que plantea las preguntas esenciales. ¿Qué estaba sucediendo en la tierra antes de la llegada del hombre? ¿Qué condujo y provocó el advenimiento de la civilizaciones humanas?

El autor de Le Secret des Étoiles Sombres (El Secreto de la Estrella Oscura) cautiva a miles de lectores alrededor del mundo con su reporte épico del origen de la civilización humana. Pero no nos equivoquemos: en esta forma novelesca, Parks pudiera haber restaurado para nosotros nuestro verdadero génesis, aquel que está delineado en los textos sumerios, clarividentemente decodificado y presentado sin complejidad.

Somos el fruto de complejas interacciones con entidades extraterrestres, las cuales durante largo tiempo hemos tomado por “Dioses”. Lejos de los paradigmas del Darvinismo y el creacionismo, Parks propone una exogénesis de la humanidad, basada en el desciframiento de grandes mitos fundamentales, pero también en textos sumerios y bíblicos.

Parks no cree que sus libros sean trabajos de ficción. Más bien, son una transcripción de experiencias que el tuvo – a través de una proyección impuesta de realidad virtual, o una combinación de cuentas parapsicológicas u otro proceso para el cual no podemos ni siquiera proponer un nombre – aquel introducido sobre el y que abrumó su vida diaria durante muchos años.

Las experiencias de Parks comenzaron a la edad de catorce años, en 1981, con una serie de “destellos” que ocurrirían a cualquier hora del día, y completamente más allá de su control. Esto eventualmente evolucionó a “visiones” que tuvieron lugar de una a tres veces cada día.

Las visiones parecían de alguna manera estar relacionadas, o eran detonadas por las luces del ambiente en el momento de su aparición. La luz de las visiones tenía el mismo “espectro” que la luz del alrededor. Venían como “chorros de luz” desde arriba, penetrando la parte superior de su cabeza, al nivel del “séptimo chakra principal”. Esto lo desconectaría instantáneamente de su alrededor, y lo movería hacia escenas completas, incluyendo el aspecto de sonido.

No fue sino hacia el final de los noventa y de mucha investigación, que el logró entender que estaban relacionadas con la civilización sumeria y con un lenguaje del cual surgió la lengua sumeria. Tomó algún tiempo poner orden en toda esta historia – los diversos personajes y sus caracteres, sus numerosos nombres, las diferentes razas, los planetas, las dimensiones – todo eso no había estado claro desde un principio, especialmente puesto que yo estaba recibiendo la información por medio de estos “destellos” desordenados.

Según Parks, estos "dioses" reptiles de la antigua Sumer no fueron nuestros creadores, como lo afirma Sitchin, sino que nuestros "re-creadores". Robando parte del banco de genes, los tomaron como rehenes para desviar y servir a sus propias ambiciones: el poder. También nos proporcionará datos acerca de las diferentes razas, planetas, emplazamientos, ciudades, personajes, naves, etc.

Como Parks, muchas fuentes coinciden en que los Reptilianos se originaron en la Constelación Draco, y luego, grupos de ellos emigraron a diversas Constelaciones. El principal centro Reptil en este Sector Galáctico, aparte de Draco, sería Orión.

En este punto es cuando al lector, antes de empezar, le pueden asaltar dudas acerca de lo que se nos mostrará  y su credibilidad. La palabra “canalización” suele implicar mediación de un “ente” que manipula al canalizado o poseído.

Esto constituye la recopilación de las experiencias de “canalización” de un ser llamado Saam, el cual se identifica con el sumerio Enki, y el egipcio Osiris-Horus. Primeramente nos introducirá en las guerras previas antes de la invasión de la Tierra, para proseguir con lo acaecido en nuestro planeta.

Anton Parks continúa el trabajo de René Boulay, autor de "Serpientes y Dragones voladores", y de Zecharia Sitchin autor de "El 12vo planeta" entre otros, aunque haya interesantes diferencias con este último. También se puede contrastar con los trabajos de David Icke.





Anton Parks tiene recuerdos de una Vida Anterior como Saam, un Reptiliano.











Según Zecharia Sitchin, los Anunnaki eran Humanos procedentes del Planeta X, que ellos llamaban Nibiru. Según Anton Parks, Nibiru (o más bien Neberu; o Neb-Heru, en egipcio) era en realidad el Planeta Venus; y los Anunna o Anunnaki venían en realidad del Planeta Duku, que esta ubicado en el sistema de Ubšu’ukkinna (Maia), una de las brillantes estrellas azul-blancas en el grupo conocido por los Gina’abul como Mulmul ubicado en las Pléyades...

A continuación, una referencia sobre los Tomos publicados de las «Crónicas del Girku» (por el momento, sólo disponibles en francés):

EL SECRETO DE LAS ESTRELLAS OSCURAS

La humanidad está sumida en el corazón de una querella milenaria entre reptilianos humanoides de una misma familia que se han vuelto verdaderos forajidos cósmicos. Su disención mutua y desacuerdos perpetrados en contra de la comunidad planificadora de este Sector Galáctico, han engendrado en el pasado situaciones conflictivas en la Tierra. Este contexto anormal se repercute todavía hoy en nuestra sociedad, pues esta familia galáctica, totalmente desgarrada, controla en la sombra el conjunto de los crédulos habitantes de este planeta.

El primer volumen de esta saga evocadora y altamente detallada, les revelará la Génesis de una parte de los «dioses», de los cuales la huella se vuelve a encontrar en numerosas leyendas de la Tierra, pasando por la mitología mesopotámica hasta las tradiciones Amerindias. Anton Parks detenta un conocimiento ancestral enciclopédico, del cual la amplitud desafía todo raciocinio. Éste nos entrega sin rodeos, numerosos ritos y secretos relativos a esos «dioses» destronados así como el motivo oculto que condenó a estos últimos a caer en este planeta en tiempos remotos.

Recorriendo «El Secreto de las Estrellas Oscuras», ustedes descubrirán toda la organización social y política de esta familia galáctica denominada Ginaabul a la cual pertenecen los famosos «dioses» Anunnaki de las tablillas sumerias. Este relato es un recorrido iniciático peligroso que les llevará al corazón de una comunidad de sacerdotisas en declive, heridas por una sociedad patriarcal enraizada en una agresividad genética programada. Las crónicas de Anton Parks dan vértigo, tanto por los temas tratados, como por las numerosas aclaraciones totalmente originales que se derivan. A lo largo de las páginas, los misterios del pasado y numerosos temas que han quedado incomprendidos hasta el presente caen, uno a uno, como un castillo de naipes...

Las revelaciones de Anton Parks no se detienen ahí. El autor nos desvela igualmente el código lingüístico de los «dioses» astutamente disimulado en la gran mayoría de las lenguas antiguas de la Tierra. El silabario sumero-asirio-babilónico es la llave de una codificación inventiva, la lengua sumeria es el idoma huella de los «dioses» que sirvió para fabricar todas las palabras principales y usuales de numerosos idiomas y lenguas ancestrales como: el chino, el dogón de Malí, las lenguas germánicas, el antiguo griego, el hebreo, el hopi de Arizona, el latín... y muchos otros. ¡La demostración del autor es sorprendente!

Paralelamente a su relato, Anton Parks les propone un estudio comparativo con vista a dar una explicación universal de los diferentes mitos del planeta. Entre mitos vecinos y distantes, a veces separados por un océano, su comprensión se ampliará gracias a similitudes sorprendentes, debidamente recogidas, que les presentarán una nueva visión de la historia de la humanidad. Las tradiciones acumuladas y desmitificadas en la serie «Las Crónicas del Girku» son edificantes. Las concordancias legendarias relatadas a través de la historia sobre el origen de numerosas tradiciones del planeta le ayudarán a comprender mejor el sistema solapado en el que evolucionamos hoy.

En la lectura de «Las Crónicas del Girku», nunca habrá usted estado más cerca de la verdad y ya no verá usted el mundo de la misma manera. Los calificativos faltan para describir esta obra magistral.



ADAM GENESIS

Publicado en 2007, es el Tomo 2 de «Las Crónicas del Girku».

Ustedes se preguntarán, ¿Por qué tortuoso camino un mono se ha vuelto hombre, y dónde podría situarse el famoso eslabón perdido?

¿Se quedan perplejos delante de las diversas exégesis que les proponen concerniente al Antiguo Testamento?

¡Entonces, el segundo volumen de «Las Crónicas del Girku», les dará respuestas mucho más extraordinarias que todo lo que ustedes han podido jamás imaginar!

Anton Parks ha ido de este modo a escarbar del lado de Sumeria y Egipto, incluso más lejos en nuestro pasado. Él nos revela:

- El verdadero proyecto de los Elohim de la Biblia y cómo nacieron verdaderamente, entre otros, el Hombre de Neanderthal y el Homo Sapiens.

- Que el Edén no ha sido el paraíso que se nos ha dicho, hecho especialmente para la especie humana.

- El significado exacto del Árbol del Conocimiento del jardín de los «dioses» y del «pecado» bíblico.

- El significado y el rol de Satán en la mitología sumeria.

- El verdadero uso de la Gran Pirámide, y el origen de la red de túneles bajo la Meseta de Gizeh.

- El significado común del enigmático Neberu [Nibiru] mesopotámico y del Neb-Heru egipcio.

- La explicación de muchos otros mitos, leyendas y enigmas que nadie, ni tan siquiera los más perspicaces, habrían estado en condiciones de descubrir hasta el día de hoy.

Es con un placer no disimulado que seguimos de nuevo a nuestro autor, que nos guía con paso seguro en el dédalo que la ignorancia ha hecho de nuestros orígenes - con la brillante erudición que caracterizan a aquellos cuya mirada se ha aclarado desde el interior. El trabajo de reapropiación de nuestra Historia que se ha realizado aquí, salpicado de referencias que impresionan a los más exigentes, es claramente asombroso.

«[...] Nos es posible solamente imaginar cómo todo ello ocurrió. Es por lo tanto por lo que todo esto ocurrió efectivamente un día que ya no estamos hoy obligados a afrontar nuestro futuro a ciegas, sin tan siquiera la certeza de una identidad para asumir nuestro destino. Descubrimos aquí que nuestro pasado, por haber sido trágico, no está menos impregnado de nobleza, frente a los enemigos más despiadados que hayan estado, antaño tan cerca y siempre tan cerca en nuestros días, de privarnos de nuestra herencia, así como de nuestro destino. Pero nada está perdido aún».
(Extracto del prólogo del científico Gerry Zeitlin, «Open SETI Iniciative»).




«La Rebelión del Fénix» (2010), Tomo 3 de «Las Crónicas del Girku». Disponible sólo en francés.















«La Última Marcha de los Dioses: De la Atlántida a Ábidos» (2013). Disponible sólo en francés.


Muy pronto los libros de Anton Parks comenzarán a publicarse en Inglés, y luego en Español. Habrá que ser pacientes.









Material Extraído de Libros, Entrevistas y Artículos de Anton Parks por Gerry Zeitlin



¿QUE ES EL GIRKU?

Según Anton Parks, el Girku es un cristal de cuarzo con reflejos verdes y azules, procedente de Sirio. Es uno de los cristales más puros que se conocen.

Los Girkus normales —tallados en forma cilíndrica— poseen múltiples funciones, entre ellas, la de contener el registro de toda la historia de las Amasutum (Madres Lagarto). También es un catalizador de frecuencia que transporta a cualquiera de los 4 primeros Niveles de la Realidad.

Los Imdugud poseen Girkus en forma de esferas de cristal, que son un tipo de combinación entre el Girku común y la piedra cristalina que se sostiene en la mano. La cantidad de calor ejercido sobre este cristal por el Níama (Fuerza Universal o Energía Cósmica) causa la vibración básica para que un ser se eleve o descienda, alineándolo con los diferentes Planos de Existencia. De hecho, el Girku actúa sobre un Gurkur, pero con considerablemente mayor poder, porque es un cristal desnudo.

Los Imdugud («Alta Tormenta» o «Sangre Noble», corresponde al Anzu o Zu de las Tablillas Acadias) poseen Girkus en forma de esferas de cristal, que son un tipo de combinación entre el Girku común y la piedra cristalina que se sostiene en la mano. La cantidad de calor ejercido sobre este cristal por el Níama (Fuerza Universal o Energía Cósmica) causa la vibración básica para que un ser se eleve o descienda, alineándolo con los diferentes Planos de Existencia. De hecho, el Girku actúa sobre un Gurkur, pero con considerablemente mayor poder, porque es un cristal desnudo.

Finalmente, es también un arma formidable. Despliega sus láminas o espadas gracias alNíama.



El Girku perteneció a la antigua Raza Raíz de las Amasutum. Cada uno de los habitantes deNalulkara posee uno.


Las AMASUTUM («Madre Lagarto»). Una raza de Reptilianas exclusivamente hembras.


En la Gran Galería de la pirámide, los Anunnainstalaron lo que hoy llamaríamos Bobinas Tesla para generar energía. Aquí la vemos en acción.













Tipos de Naves de las Crónicas Del Girku

Toda la información sobre tipos de naves, viene de Anton Parks, autor francés que afirma tener recuerdos de vidas anteriores como alienígena.


A continuación, una breve reseña de los tipos de Naves descritos por Parks:

UANNA: LA NAVE DE AN

Esta ilustración representa a la monumental Uanna, Nave Nodriza de An, en su histórica partida del Abzu (cavidad interior) del Planeta Duku en las Pléyades.

El Unana era una combinación de palacio y jefaturas de gobierno, conteniendo también el laboratorio de clonación en el cual Saam fue creado, y muchas otras cosas, suficientes para iniciar una guerra y lanzar una nueva civilización en Tiamate, nuestro Sistema Solar.

La fina textura como de rejilla en la piel de la nave, representa aberturas de ventanas a escala, con los cuales el artista estaba trabajando.

INIUMA: NAVES NODRIZAS

No tan grande como la Uanna, pero de forma similar, las Iníuma son Naves Nodrizas de gran alcance de los Ginaabul. Éstas viajan a muy altas velocidades en ambientes espaciales, pero se mueven lentamente cuando están cerca del suelo.

Por lo general, cuando están cerca del suelo, pueden verse desde el exterior varias bandas iluminadas, reflectores, y ventanas...

El Iníuma genera sus propios campos gravitacionales artificiales interiores, alineados verticalmente.

GIGIRLAH: NAVES EXPLORADORAS

Los Gigirlah son naves más pequeñas en forma de platillo que pueden manejar el vuelo espacial, pero son generalmente usadas para aplicaciones de más corto rango. Pueden hacer uso de los Dirannas (Portales Estelares), y, de hecho, Saam y su gente llegaron a la Tierra en una Gigirlah a través de un Diranna.

El bulto central es el compartimiento de pasajeros. Cuando está en funcionamiento, esta Nave muestra un halo de luz.

TUMUA: AERONAVES INDIVIDUALES

Tumua (en sumerio, «Fuerza del Viento» o «Transportarse con el Viento») son naves personales de las Amaargi (Amasutum de la Tierra).

Esta tecnología original Amaargi, desarrollada en el Abzu, fue eventualmente adoptada por los Usumgal-Anunnaki cuando las hembras Amaargi se unieron a la colonia en Kharsag para formar familias con los Anunnaki, como es descrito en «El Génesis del Adám».

Estas aeronaves están en manos de altos dignatarios terrestres, al servicio de los «dioses» Ginaabul.


El Objeto de Toprakkale u Objeto de Estambul, un artefacto mantenido en el Museo de Arqueología de Estambul, es según Parks, una excelente representación en piedra de una Tumua con su piloto (cuya cabeza se ha perdido). En muchas maneras, el objeto se parece al famoso Astronauta de Palenque.


Aunque tenían diseño de una cabina-abierta, incluso como motocicleta, esta nave podía volar a grandes alturas en la atmósfera. El oxígeno era proporcionado para el piloto.




Según Parks, habían muchas variedades de Tumuas. Estos son Cohetes Deportivos de Fotones. Esta nave ofrece un sistema de control electrostático de altitud, que consistía de 8 superficies en 4 discos, para realizar maniobras. Se mantiene una carga general vía electrodos en un Cono de Fotones. Algunas versiones parecían tener un grupo de tres conos, divergiendo levemente.

NAVES DE SAAM

Dos Naves más ocupan un lugar destacado en las Crónicas del Girku: el Gighu («Pájaro Negro») y el Ningirshu («Pájaro Azul»), ambos entregados a Saam por los Urmah (Gente León) cuando abandonaron la Tierra.

El Gighu es una máquina muy potente, un monstruo de la guerra, difícil de maniobrar. Saam casi se mata mientras aprendía a manejar su gran velocidad, más allá de lo que era habitual en los Diranna (Portales Estelares).




Saam también hizo varios vuelos de prueba con el Nisighu, una nave mayor y más manejable o flexible, que no parece ser una máquina de combate, sino una aeronave de largo recorrido de la clase Iníuma, aunque de proporciones más modestas.











 “El espectro de la guerra causó que descendiéramos acá y nuestra raza sacudió a su mundo hasta sus fundaciones. Recuerdo bien todos esos discursos y las numerosas promesas rotas. Esta herida se rehúsa a curarse. Mi corazón está siempre lleno de pena porque esta historia resuena dentro de mi como un eco distante.”

Mi compañero me pidió que tomara el cristal cilíndrico de cuarzo con reflejos de verdes y azules. Yo lo tomé y lo sostuve, admirándolo en todas sus partes; era de una pureza extraordinaria…
“Este augusto cristal es un Gírkù (litt: epee en Sumerio). Posee múltiples funciones y opera con el mismo principio como el YO. Toda la historia de los Amašutum está cuidadosamente registrada en el. También es un catalizador de frecuencia que transporta a los tres niveles que componen el KIGAL y a la cuarta dimensión del Angal.

”El Kingú-Babbar, el gran Gina’abul albino, a quien también llamamos el Imdugud, posee un Gírkù en la forma de esfera de cristal que son una clase de combinación de nuestro Gírkù común y la piedra cristalina que se sostiene en la mano.

“Este cristal es capaz de vibrar a ciertas frecuencias, con un contingente de calidad sobre el impulso que se le envía.

“Lo que usted todavía no sabe es que nuestra antigua línea sostuvo la maestría de la fuerza de Niame, al igual que nuestra reina. La cantidad de calor ejercido sobre este cristal por el Níama causa la vibración básica para que un ser se eleve o descienda, alineándolo con los diferentes planos de existencia. De hecho el Gírkù actúa sobre un Gúrkur, pero con considerablemente mayor poder, porque es un cristal desnudo”.

“Este tipo de cuarzo verde es único; es una de las piedras más puras que conocemos. Viene del sistema de Gagsisá (Sirio).

“Finalmente, es también un arma formidable. Despliega sus láminas (o espadas) gracias al Níama.

“Este objeto perteneció a nuestros ancestros, la antigua raza raíz de los Amašum. Cada uno de nosotros posee una en Nalukára. Nuestras desviaciones pasadas y nuestro lugar en el seno del Kadištu no solo nos ha quitado nuestro veneno, sino también la capacidad preprogramada de usar el Gírkù que previamente poseíamos.”

 

Contents
Información Relacionada























Guerras Gina’abul (Crónicas del Girkú)

Guerras Gina’abul


Primera Parte

Por favor, consulte Mundos para obtener información adicional acerca de los lugares mencionados en este apartado.
Esta sección podría haberse titulado “Historia”. Ya que la mayor parte de la historia Gina’abul descrita en el trabajo de Parks es la historia de su guerra. O podría haber sido titulada “Género”, porque la guerra fue verdaderamente una “batalla de sexos”.
Esto podría sonar extraño. La guerra en la Tierra normalmente ha sido por motivos geopolíticos, o pudiera haber parecido que se trataba de religión e ideologías, pero esto se debe a que los grupos geopolíticos fueron divididos en términos religiosos o ideológicos.
Entre los Gina’abul, algunas sub-razas son de un solo género; por lo tanto, las guerras a menudo eran guerras de géneros.
En última instancia la guerra es siempre por poder, y entre los Gina-abul cada género tiene sus poderes únicos. Se podría decir que el género es una fuente única de poderes especiales, y estos poderes son celosamente guardados (por las hembras) o buscados (por los machos).
¿Por qué estos poderes en los sexos no son tan obvios en la Tierra? Podría parecer que no fuimos engendrados o concebidos para tenerlos. Pero incluso aquí hay la misma línea de diferenciación: hombres fríos, hambrientos de poder, orientados hacia la tecnología, versus las mujeres, que son generalmente mas medidas y equilibradas.
Como se ha mencionado anteriormente, las hembras Gina’abul (Amašutum) se protegen a si mismas de los machos separándose de ellos. Esto creo tensiones que condujeron a sangrientos conflictos.
A continuación, libremente extraído y traducido del primer libro de Parks (Pag. 200 de la segunda edicion), y levemente aclarado por medio de una entrevista a Anton Parks, es Mamitu-Nammu quien describe estos acontecimientos a Sa’am:
Tu debes saber que tus Kuku [ancestros] son vistos siempre como los primogénitos entre los Gina’abul, porque son mas grandes que los Kingu. Es una antigua y vana pelea entre tus Kuku y los Kingu, porque todos nosotros sabemos que el lugar original de nacimiento de nuestra raza es Ušu (Draco) y que los Ušumgal fueron creados por el gran Kingu, el Kingu-Babbar (Kingu albino), en tiempos tan distantes que se han perdido en la memoria egocéntrica de tus Kuku.
Hace miles de años, nosotros (las Amašutum, las hembras Gina’abul) vivíamos en Urbar’ra (Lyra) con los Sukkal, los Mušgir, los Ušumgal, y algunos Kingu [ver Razas abajo] – estos últimos constituían la raza real de Ušu (Draco), que es el lugar de origen de los Gina’abul. Los Ušumgal y los Kingu gobernaron en estos lugares, pero no estaban en mayoría. Los Mušgir eran mucho más numerosos y constituían una ambiciosa raza que deseaba hacer de las hembras objetos sexuales a su servicio. Estos censurables seres tenían envidia de nuestra inmortalidad física y de la fuerza divina que poseemos, por lo que se les metió en la cabeza el dominarnos.
Esto provocó una ruptura. Los Kingu traicioneramente nos abandonaron y regresaron a las colonias Gina’abul de Ušu (Draco).[Esto no es completamente cierto. Una minoría de ellos fue a Te (Aquila), y Mamitu-Nammu estaba encubriendo este hecho. Sus motivos se explican en Ádam Genisiš.] (Descargar)
Los Ušumgal le tienen horror a los Kingu, sus creadores, a causa de este abandono.
“Una vez que los Kingu se fueron, los Ušumgal se unieron a los Mušgir, en oposición a nosotros (Amašutum), en un conflicto cuyo “juego” era la dominación de los machos sobre las hembras y la posesión de nuestro poder femenino (véase el remanente social hoy en día desde los albores de los tiempos religiosos). Esta guerra dio lugar a nuestro encarcelamiento por los Mušgir, quienes nos forzaron a crear para ellos una raza femenina mas dócil y sumisa con el fin de robar nuestros poderes.
En cuanto a los Sukkal, ellos vinieron al principio para ayudar a las Amašutum, pero se retiraron cuando las Amašutum comenzaron a emplear medios violentos para protegerse. Siendo Kadištu, los Sukkal no pueden participar en conflictos… Pero hemos ido demasiado lejos con esta violencia, y muchas de nosotros lo lamentamos amargamente. Hemos respondido a la represión con represión… Luchando contra los machos no hemos tenido la retrospección para percibir que nos hemos transformado en la imagen de aquello contra lo cual peleamos, y que nos horroriza. Esta es, sin duda una de las razones por las cuales nuestro creador (An) apenas nos puede soportar.”
Extracto de entrevista…
Karma Uno: Tanto en el volumen uno como en el volumen dos, usted describe un conflicto de proporciones galácticas entre varias razas extraterrestres, en realidad dos facciones importantes, una de polaridad masculina y otra femenina: los Ušumgal de ascendencia real, que de hechose consideran la más alta jerarquía reptiliana, compuesta por siete gobernantes (Anšar, Kišhar, An, Lahmu, lahamu, Tiamata, Abzu-Abba) y su casta de príncipes y guerreros, los Anunna, que persiguen con un odio implacable a las otras líneas reptilianas que proceden de otra constelación: Los Kingu-Babbar, originarios de Draco, y la reina Tiamata, que sin embargo era Ušumgal.
La aristocracia Ušumgal proviene de la constelación de Lyra, y gobierna a los reptiles Gina’abul establecidos en la Osa Mayor.
¿Por qué tal odio y conflicto? ¿Cuáles son las consecuencias de este conflicto antediluviano en nuestras vidas hoy en día?
Anton Parks: Siempre es la misma historia: la del sectarismo, el fanatismo religioso y el racismo. Estos comportamientos y doctrinas no son propios sólo de la Tierra; se encuentran en otros lugares e incluso entre los pueblos más evolucionados de nuestro universo.
La guerra que usted menciona, sin duda alguna, continúa. El conflicto entre los Ušumgal y la realeza Kingu ha perdurado durante milenios. Se remonta al origen mismo de los Ušumgal.
Esta raza parece haber sido clonada en tiempos muy lejanos por los Kingu-Babbar (los albinos reales), pero los Ušumgal no pueden asimilar esto por razones que son demasiado remotas en el tiempo y que ni siquiera forman parte del espacio-tiempo al que se refieren los episodios que he recibido.
Los Ušumgal son pretenciosos y muy arrogantes; esto esta, sin lugar a dudas, relacionado con su gran tamaño, que sobrepasa al de otras castas que componen la familia Gina’abul. (Collier detalla la fisonomía de los Ušumgal que el llama Draco)
Las Gina’abul femeninas se encuentran en medio de estas querellas y a veces les ha tocado a ellas, como Kadištu (Diseñadoras de Vida), tener que reparar los daños causados por cada uno de los dos bandos.
Los conflictos que directamente constituyen parte de la historia que nos ocupa se relacionan con la creación de los Anunna y la trama que gira entorno a ello. La reina Tiamata se rebeló cuando se enteró de esta conspiración, y fue a la guerra en contra de sus hijos Ušumgal con la ayuda de los Kingu…
Esta observación es clave en esta historia, y también en la historia de la humanidad, porque An estaba creando la raza de los Anunna y una nueva raza de Mušgir, los cuales mas tarde vinieron a nuestro sistema solar y derrotaron a las Amašutum, quienes tenían aquí una colonia. Esto, a su vez, condujo a nuestra secular lucha entre el patriarcado y los remanentes de las antiguas religiones de la Diosa.
Continúa con una descripción de los horrores que fueron perpetrados contra las hembras en los centros de detención que fueron establecidos por los machos.En vista de ciertas prácticas oscuras que persisten aún en nuestros días,adquiere particular importancia como los varones se alimentaban de las emociones de las hembras aterrorizadas. A través de estos medios, los machos intentaron conseguir la inmortalidad y la estructura completa de los conocimientos de las hembras.
Esto y el resto de la declaración de Mamitu-Nammu a Sa’am se pueden encontrar en el libro 1, Le Secret. (Descargar)
La Gran Guerra” a la cual condujeron estos acontecimientos, que tenía como objetivo la dominación de los machos sobre las hembras y la posesión del poder femenino, y en la cual se enfrentaban los Ušumgal y los Mušgir contra la antigua raza Amašutumtuvo su culminación en el sistema estelar Ubšu’ukkinna (Maia) de Mulmul (las Pleyades). Esta guerra sin sentido no tuvo ningún vencedor. Prácticamente todas las Amašutum fueron aniquiladas, y virtualmente todos los Ušumgal.
Sobrevivieron algunos Míminu y Mušgir.
Los Kadištu se habían mantenido al margen del conflicto, pero al final de las hostilidades con la asistencia de los Sukkal (ver Razas), expulsaron de Mulmul a los últimos Mušgir recalcitrantes. Sólo se permitió a los Míminu permanecer en Mulmul, bajo la condición que respetaran los nuevos decretos. Aunque apenas son benevolentes, los Míminu siempre han estado del lado de la autoridad dominante. Muchos de ellos encontraron refugio en Mulmul.
Los únicos Ušumgal supervivientes a este conflicto fueron Abzu-Abba y sus descendientes Lahmu y Lahamu (mas Tiamata, considerada como una Ušumgal por su vinculo con Abzu-Abba). Los Míminu los habían protegido y alejado de los conflictos en el sistema Ubšu’ukkinna en Mulmul porque eran grandes clonadores, por lo menos los mejores de la raza Ušumgal. Eran los últimos supervivientes de la raza real de Urbar’ra (Lyra).
Abzu-Abba había clonado a Lahmu y Lahamu en el planeta Duku (en Ubšu’ukkinna) con material genético de la entonces futura reina Tiamata, con quien el mantenía una relación ilícita; es decir, que no estaba permitida por las recientes leyes de Urbar’ra (Lyra), votadas justo antes de la “Gran Guerra”, que prohibían todo contacto entre los dos sexos. Se consideraba que Lahmu y Lahamu habían sido clonados ilegalmente.
Anšhar y Kišhar fueron creados posteriormente en Dukú. Ellos se apropiaron de esta ubicación/ región/lugar que pertenecía a las Amašutum. Mas tarde, los sistemas Ubšu’ukkinna y Dukú fueron asignados a Anšhar, según las leyes del patriarcado vigentes entre los Gina’abul. Parks piensa que An fue creado en Anduruna, donde los Ušhumgal acababan de establecerse en Margid’da. An también poseía derechos sobre Ubšu’ukkinna; por esta razón los Anunna fueron creados allí. Por supuesto, la guerra entre las ramas masculina y femenina de los Gina’abul no había terminado. La gráfica genealógica le ayudará a entender los linajes de los personajes responsables del próximo estallido.
Revise en la gráfica, la genealogía de An y Ninmah, creadores de los Anunna, y de Sa’am y Mamitu- Nammu, creadores de los Nungal.
Consulte Razas para analizar el propósito y características de las razas Anunna y Nungal.

Segunda parte

La información incluida en la sección anterior ayuda a establecer la naturaleza y cualidades de las Amašutum que se encontraban en el meollo de la Gran Guerra, cuyas consecuencias se convirtieron en el tema del relato de Parks y, en ultima instancia, condujeron a nuestra moderna situación mundial.
La Gran Guerra tiene una base biológica, como se ha mencionado anteriormente, y en esta sección exploraremos ese aspecto con mas profundidad.
La iniciación de Sa’am fue llamada “Fuego de Aš”, siendo Aš una expresión de la lengua Emeša para designar a la “araña”. El Decodificador indica varias asociaciones entre “araña” y la Diosa-Madre entre los Gina’abul, y también entre los Hopi. La conexión es explicada a Sa’am por Mamitu:
Los Mušgir nos robaron nuestra dignidad, pero también nuestras cosechas, porque antes de convertirse en nuestros enemigos, ellos disfrutaban una parte de nuestras cosechas que también compartíamos con los Sukkal; siempre hemos sido grandes agricultoras. Cuando nos volcamos en la guerra contra ellos, los Mušgir, aislados y tomados totalmente por sorpresa, no encontraron otra solución que apropiarse de nuestras plantaciones.
Como nosotras, la araña es una formidable guerrera. Si la colocas en el campo, ella atacara implacablemente a los parásitos devastadores. La araña también experimenta Gibil’lasu (renovación de la piel) periódicamente y se retira, al igual que nosotras lo hacemos cuando cambiamos nuestra piel. La araña es independiente y puede pasar semanas enteras sin alimento, exactamente igual que las Amašutum.
Tenemos otro punto en común con la araña: el veneno. Durante largo tiempo, anterior a los Musgir, el prototipo original de Amašutum secretaba una sustancia [el veneno usado en la iniciación de Sa’am] que entumece los sentidos y enferma… Hemos determinado la composición precisa de este material y podemos rehacerlo sin dificultad.
Este fluido era producido y almacenado en una protuberancia escondida en el útero de nuestras ilustres antepasadas. En esa época, las Amašutum no daban a luz a sus jóvenes de la manera en que nosotros podemos hacerlo ocasionalmente ahora. Si querían ejercer de madres de manera natural, ellas producían una matriz temporal intermedia [!un huevo!], del cual surgía un retoño. Este famoso fluido daba la posibilidad a la hembra de destruir su huevo en cualquier momento, si fuese conveniente, o no llevar adelante el proceso de desarrollo del embrión.
Nosotras, las hembras, siempre hemos estado inmunizadas contra este veneno, pero en vosotros, los varones, este fluido degrada los elementos químicos que establecen los vínculos entre las terminaciones nerviosas y los músculos. Lamentablemente, en la época de los Mušgir, la mayoría de nosotras no secretábamos ya este fluido. Si ese hubiera sido el caso, no hubiéramos tenido que combatir a los Mušgir, porque los machos nunca fueron capaces de distinguir entre nuestra Rasa (Ra-sa, fluido secretado durante el acto sexual) [Decodificador] y nuestro veneno.
“¿Por qué no secretamos ahora ese veneno? Porque un poco antes de la creación de los Mušgir, nosotras nos incorporamos a la confederación de los Kadištu, gracias a nuestros aliados, los Sukkal. Como Kadištu divinas, ya no podíamos poseer el veneno. Esta arma representaba un peligro para otros, y era totalmente incompatible con la función de Diseñadoras de Vida. A partir de ese momento, todas las Amašutum fueron privadas de este fluido en el instante de la clonación. Cualquiera que poseyera el fluido cohabitaba con sus nuevas hermanas, pero no podía ser considerada como Kadištu. Algunas de ellas tuvieron éxito engañando a los Mušgir y eliminaron a varios de ellos. Luego, estas fueron declaradas Amaš (salvajes).”
Bajando los ojos y evidentemente avergonzada, Mamitu informa que todas ellas, excepto un puñado, fueron masacradas en la Gran Guerra.
Entre nosotras, la Reina Usumgal Tiamata fue la única sobreviviente. Después de la guerra, las pocas supervivientes de la antigua raza fueron especialmente integradas en los Kadištu.”

Tercera parte

La Gran Guerra fue precursora de todos los acontecimientos de nuestra historia en Ti-ama- te, el sistema solar actual que habitamos.
Aproximadamente veinte o treinta años después de la fundación de la colonia Kharsag, la guerra continúa. Unidades de soldados, maltratados en el combate, irrumpen con frecuencia en la colonia para descansar un poco y reponerse. Esto siempre siembra la discordia y es el tema central de las asambleas. Enlil nunca les permite permanecer mas de un Ud (dia) antes de enviarlos de vuelta al frente.
Anteriormente Enlil se había quejado de dolores de cabeza, pero el y los otros machos lo hacen con menos frecuencia ahora. Enki se pregunta si esto indica que el KI es cada vez más compatible, o si es un signo de la inminente victoria de sus partidarios en la guerra.
Los felinos Diseñadores de Vida conocidos como Urmah despliegan una importante posición militar en el este (oeste) del extenso Edin (llanura) hacia Kankala (Africa). Los Kuku (antepasados) nunca han detectado su base. Enki sabe por los archivos de Nammu, registrados en el Ugur (cristal), que las bases son subterráneas, y llevan el nombre de Gigal [GI7-GAL: grande y noble; GI6-GAL: grande y oscuro, en sumerio]. Enki no hablará de este lugar a sus Kuku, a Ninmah, y menos aún a Enlil, el Gran Šatam.
Enki se propone ir allí cuanto antes.
Los Kingu han estado en Šalim para firmar un acuerdo, obteniendo un permiso oficial para establecerse en las grutas y los túneles de Uraš (la Tierra). La realeza se ha vuelto insegura debido a la guerra y a la dominación de los Anunna.Aquellos que desde siempre habían ocupado Uraš se han convertido progresivamente en vulgares fugitivos. Pero el inquebrantable núcleo del grupo gobernante permanece totalmente esquivo. Como compensación Dim’mege ha sellado una tregua entre los Kingu y las Amašutum del Abzu. Habiendo tenido una historia salpicada de discordia entre ellas y la realeza, este acuerdo parece beneficioso para el pueblo del Abzu.
El tratado se firmo sin el consentimiento de Enki, e incluso sin su presencia. Su madre firmo en su lugar.
Enki guarda esta información en secreto. Ninguna autoridad gobernante de Kharsag le merece el menor respeto.
Por lo tanto, los Kingu siguen siendo aliados de las Amašutum y de Enki, como lo fueron a la causa de la antigua reina. Para los Kingu, Nammu es considerada como la descendiente legitima de Tiamata, aunque que no le reconocen ninguna autoridad sobre ellos.
Posguerra
Finalmente, por supuesto, la Gran Guerra tocó a su fin. En este momento no somos conscientes de que se hubiera firmado ningún tratado con los Gina’abul, aunque actualizaremos esta afirmación si se comprueba algún error. Parece haber sido más un reconocimiento general por todas las partes de que los Gina’abul no iban a ser desalojados de su base en Uraš, y de que incluso era inútil seguir tratando de negar su eventual titularidad sobre todo Ti-ama-te (el sistema solar).
La lucha parecía haber cesado en Udu’idimsa (Marte). Los Míminus (grises) fueron dispersados por todo Ti-ama-te (el Sistema Solar). Mulgeel planeta de los Kadištu (Disenadores de Vida)al tener una “frecuencia” demasiado elevada para los Kuku (antepasados) de Sa’am, nunca sería dominado por ellos. No obstante Sa’am tendría todavía que preocuparse de que los Gina’abul pudieran, de alguna manera, introducirse algún día en el Abzu de Mulge sin su autorización (que debían requerirle, pues el era el Señor de todos los Abzus en Ti-ama-te). Muchos emisarios de la Fuente vivían allí, incluyendo a las hembras Gina’abul.
La situación con respecto a Mulge-Tab, satélite de Mulge, era incluso menos clara. Parecía que su KIGAL era una exquisitez para los sentidos. Allí vivían las Nindigir (sacerdotisas), y eran las guardianas de las disposiciones de los “Diseñadores de Vida”.
Sa’am-Enki esperaba que, con el fin de la guerra, el pudiera moverse mas allá de sus límites habituales, viajar libremente alrededor de Ti-ama-te, y tal vez hacerse cargo de algunos asuntos importantes. Hay que entender que aunque el siempre se había considerado alineado con los Kadištu que estaban aquí, a su vez ellos a menudo no reconocían esto, y Nammu le había advertido que tuviera cuidado no fuera a ser tratado como un general Gina’abul. Ademas, por supuesto, los propios Gina’abul limitaron más sus viajes, al no confiar nunca en el, al mismo tiempo que necesitaban muy frecuentemente su asistencia.
Sa’am podía moverse por los alrededores en su Gigirlah (nave), pero también las tropas de sus Kuku (antepasados) pronto estarían aterrizando en Uraš, trayendo quien sabe que cambios.
(Los Gigirlah son naves más pequeñas en forma de platillo que pueden realizar vuelos espaciales, pero que generalmente son usadas para operaciones de menor nivel. Pueden utilizar Dirannas, y, de hecho, Sa’am y su gente llegaron a Uraš en Gigirlah a través de un Diranna. Son omni-presentes, y utilizados por muchas civilizaciones. La protuberancia central, como se puede imaginar, es el módulo de pasajeros. Esta nave exhibe un halo de luz cuando está en movimiento.)
Sa’am-Enki quería reunirse con los Urmah, Kadištu felinos, en su base subterránea secreta en el Gigal.
El había encontrado el plano de la disposición de esta base en Ugur, el cual la mostraba situada en el extremo sur (actualmente, norte) de Kankala (Africa), cerca de un rio largo que fluía en la parte meridional (septentrional) de Kankala, y cuyas fuentes estaban en el país de Sinsal, la gran reserva de los Ugubi (monos). Esta es la ubicación de lo que hoy conocemos como la meseta Giza.
Había una zona de seguridad establecida por puestos de observación robóticos ocultos en la vegetación, lo que obligo a Sa’am a tener que quedarse fuera y simplemente observar las idas y venidas de los felinos durante varias noches.
Su intensidad había ido en aumento. La tierra temblaba de vez en cuando con ruidos sordos que emanaban de los profundos abismos. Luces brillaban fuera de los agujeros y huecos en la tierra.
Todo esto daba la impresión de que los Urmah abandonaban el lugar, aunque Sa’am no vio naves suficientes para sugerir un vuelo (huida) propiamente dicho.
Con la ayuda de un dispositivo de visión, Sa’am podía ver que los Urmah tenían un tamaño impresionante, con una estatura mayor que la de los Gina’abul, hombros grandes, y cabeza de Pirig (leon) con melena ocre. Asombrosamente, varios tenían largas garras en su mano derecha. El Girkú no tenía ninguna información sobre esto. Sa’am expone que los Imdugud, sus “hijos”, se mostraban exactamente igual como medida de autoprotección.
Mencionamos anteriormente la advertencia de Nammu a Sa’am sobre el riesgo que corría al entrar en contacto con los Urmah. Pero ella también dijo que ellos toleraban bastante bien a las Amašutum como emisarias de la Fuente. Nammu había tenido relaciones de trabajo con ellos – no siempre muy agradables.
Los Urmah eran “rápidos” [”vif”] y “secos” [”sec”]. Poseían un estado de conciencia que funcionaba de manera muy diferente del que tenían Sa’am y sus socios. Muy suspicaces por naturaleza, y muy solitarios, como también podría decirse de los Imdugud.
Las naves de los felinos de la Fuente eran pequeñas y ligeras. Unas eran silenciosas; otras emitían de vez en cuando un silbido que removía el polvo. Esas salían solo de noche.
Aquí Parks parece hacer una distinción entre “felinos de la Fuente “ y “Urmah” cuando afirma que las naves de los Urmah son más pálidas y más alargadas, y que no conoce su punto de acceso al Gigal, que parece estar situado mucho mas lejos en el “interior”.
Sa’am reconoce estas naves como las que dos Muanna (años) antes habían atacado su montana en Dukug con algunos Uru (misiles). Ese asalto había dañado una pequeña parte del Kharsag y los trabajos de sus Nungal en el vasto Edin, pero no hubo heridos. Los Anunna habían respondido duramente desde sus posiciones al pie de la montana. Luego, habían triplicado sus defensas en el Dukug y el gran Šatam (Enlil) había reunido varios cientos de soldados adicionales para proteger la ciudad agraria. Eso hizo necesario ampliar sus plantaciones de cultivos. !En algunos días, esa misma necesidad iba a ser mucho mayor!
Enlil acaba de traer cuatro Albarzil (taladros mecánicos) más del Abzu. Eran necesarios desde hace años; simplemente, el trabajo no avanzaba. Esta es la costumbre de Enlil: responder a la necesidad cuando ya es demasiado tarde.
Sa’am-Enki ha sido incapaz de ponerse en contacto con su padre, cuyos viajes“al corazón de Tiamate” (Mulge) a veces parecen ser solamente un pretexto para esconderse de sus hijos.

Resumen Extendido

Parks habla de una antiquísima guerra entre Razas Reptilianas. Los Reptilianos Originales eran los Kingú, una Raza Dragón que apareció en la Constelación de Draco. ¡Estos deben ser los Reptiles Hiperbóreos! De todas las Razas Reptilianas, los Kingú son los que más se parecen a los humanos. Según Parks, hay Kingús Verdes, Rojos y Blancos.
Los Kingú-Babbar son los Blancos o Albinos, la Realeza Kingú. Nimrod relaciona a la Raza Blanca de la Tierra a los Hiperbóreos. Parks dice que la palabra inglesaKing (Rey), deriva del sumerio Kingú («Gobernante sobre las Regiones»).
Como Parks, muchas fuentes coinciden en que los Reptilianos se originaron en la Constelación Draco, y luego, grupos de ellos emigraron a diversas Constelaciones. El principal centro Reptil en este Sector Galáctico, aparte de Draco, sería Orión.
En algún momento de la historia, los Kingú crearon otra Raza Dragón, losUsumgal. Los Siete primeros Usumgal eran los de mayor jerarquía de su Raza, pero, al parecer, eso no les bastó. Siempre envidiaron a los Kingú, y desearon ocupar su lugar, y el de las Amasutum, una Raza de Hembras Genetistas Reptilianas que se reproducían por clonación.
Los Usumgal fueron quienes crearon a los Musgir (también conocidos comoPazuzu o Gárgolas), y a los Míminu (los famosos Grises), que eran una variedad de Musgir de piel suave, sin escamas, ni cuernos, alas ni cola.
Fue An, «El Séptimo de los Usumgal», quien creó una nueva Raza de Guerreros Reptiles, los Anunna para combatir a los Kingú y las Amasutum, cuyo objetivo real era atacar y destruir a TiamataFueron creados en Las Pléyades (Maia), aunque el prototipo, Sa’am, fue creado en la Osa Mayor.
Luego, Sa’am (también conocido como Enki), se revelaría contra An, también conocido con los nombres de Anu, Yahvé y Jehová. A su vez, Sa’am creó otra Raza, muy similar a los humanos: eran los Nungal, también conocidos como losIgigi, Observadores, Guardianes o Vigilantes.
LA GUERRA DE LOS MUNDOS Y SUS CONSECUENCIAS
¡Los Usumgal son los Dioses Traidores de los que habla Nimrod! Ellos y sus cómplices: los Anunna, los Sutum, los Míminu, etc., pelearon contra los Dioses Leales: los Kingú, las Amasutum, etc. Según Parks, los Leales Nungal no alcanzaron a pelear en esta Guerra de los Mundos, en donde los Dioses Traidores resultaron victoriosos.
La victoria se saldó en este Sistema Solar, y más específicamente en este Planetaen donde Tiamata, la Reina de las Amasutum (que sería la Sofía de losGnósticos, según Parks) fue aniquilada. Obviamente, An sería el Demiurgo; y losArcontes, los 7 Usumgal Principales.

Muerte de Ti-ama-ta

Las tradiciones judías encontradas en la exégesis rabínica, que se remontan a las creencias mesopotámicas y egipcias, explican que;
El abismo llamado Tehom, (tomado de Tiamat(a)) se levantó y amenazó con sumergir el trabajo de Dios. Pero en su carroza de fuego (sic), Dios montó las olas y lo revolcó en grandes torrentes de granizo, relámpagos y rayos. Dios entonces, expidió a Leviatán, el monstruoso aliado de Tehom, con un golpe en la cabeza, y también al monstruo Rahab hundiendo su espada directamente en el corazón.”
Tehom, el Abismo, y sus “monstruosos” acólitos seguramente representan a Tiamata y a sus aliados, quienes fueron destruidos, expulsados o enterrados en la Tierra, es decir en el mundo hueco del Abzu (el Abismo).
Asi se puede comprender, que esta grotesca alegoría ha sido pensada para atestiguar el entierro del culto de la Diosa-Madre y de la Fuente por los usurpadores alienígenas. Ya sea, Marduk que caza a Tiamat(a), Seth que busca a Apofis, Zeus que mata a Tifon, Miguel que elimina al villano Satán, Yahvé que le quita el puesto a Tehom-Leviathan,… !la historia es exactamente la misma cada vez!
Veremos más adelante que ciertos pasajes biblicos también equiparan a los países enemigos, tales como Egipto, con los monstruos del abismo (adversarios del buen e irritable “Dios único”).
La Destrucción de Leviathan” por Gustave Doré”
“Isa 27:1 Aquel día castigará el Señor… al leviatán serpiente huidiza, al leviatán serpiente tortuosa; y matará al monstruo que está en el mar.
(Este sistema solar, Ti-ama-te (lugar donde la compasión y la vida se cruzan), ha sido una de las bases principales de los Kadištu, bajo la tutela de los extraordinarios y multi-dimensionales Namlú’u, humanos primordiales que habían sido desarrollados aquí. El sistema fue denominado así en honor a Ti-am-ata, reina Ušumgal de los Gina’abul de Margíd’da, que fue su mayor responsable. Definitivamente, Tiamata tenía una orientación Kadištu, al igual que Nammu y Sa’am.)
Sin embargo, fue una victoria pírrica. Los Kadistu de Parks, o los Dioses Leales de Nimrod, decidieron cerrar los Diranna o Portales Estelares que unían la Tierra y el Sistema Solar con el resto del Universo, de modo que el Demiurgo An quedó aquí confinado, junto a sus cómplices.
Por desgracia, también los Dioses Leales que se encontraban en la Tierra en ese momento, quedaron aquí atrapados y, en los milenios posteriores, la Guerra Esencial prosiguió en la Tierra.
Lo primero que hicieron los Dioses Traidores fue maltratar cruelmente a los pocos Kingú que lograron atrapar. Los demás escaparon al «Abismo», el Abzu, que según Parks, sería la parte interna de la Tierra Hueca. (Relacionado con el anterior artículo sobre los ángeles caídos). El «Abismo», es también el Kigal, lasInfradimensiones, y allí también se desplazaron los Kingú para establecer su Reino.
Irónicamente, los Dioses Traidores, que habían sido confinados en la Tierra,contarían posteriormente a sus adoradores que ellos habían arrojado y confinado a los «Demonios» Kingú al Abismo.
Otra Raza que huyó con la llegada de los Dioses Traidores fueron los Namlú’u, una magnífica raza originaria de la Tierra, que habían sido los Guardianes Planetarios hasta ese momentoÉstos huyeron al Angal, las Altas Dimensiones.Los Anunna, en cambio, se quedaron en Ki, la Tercera Dimensión, y así llegaron a ser conocidos como los Anunna-Ki.
Los Dioses Traidores obligaron a los Nungal a trabajar como esclavos, cavando canales de agua en Sumeria. Debido a su semejanza con los Kingú, los Nungal fueron muy maltratados y burlados por los Anunna, que gozaban de sentir e imaginar que tenían doblegados a los Reptilianos Originales, trabajando como sirvientes para ellos.
Posteriormente, los Nungal se rebelaron (la rebelión de la que Sitchin habla, pero no se trata ni del mismo contexto ni de los anunna-ki) y, entonces, los Dioses Traidores miraron a los Humanos Neandertales que existían en África, y los modificaron genéticamente, para convertirlos en esclavos. En forma adrede, les dieron un aspecto similar a los Kingú, para «marcar su dominio» sobre los odiados Reptilianos Originales.
Sin embargo, posteriormente, Sa’am hizo nuevas modificaciones genéticas en los humanos, para sacarlos de su condición de bestias de trabajo. Más tarde, sus aliados Nungal, se mezclaron con las hijas de los hombres, como dice el Génesis, dando origen a una raza más inteligente y parecida a los Kingú.
Esta es la razón por la que los Reptilianos Traidores (Usumgal y Anunna) odian a los humanos, especialmente a los de Raza Aria, que son los más semejantes a los Kingú-Babbar, la Realeza de Reptiles Albinos, a los que un día quisieron derrocar.
También los Reptilianos Traidores decidieron mezclarse con las mujeres, para engendrar un Linaje que los representaseHaciendo uso del Shemanna, el Oro Mono-Atómico, pudieron cambiar de forma, y adoptar un aspecto humano, para engendrar su Linaje. (Mencionado por Icke en el reciente artículo sobre el oro y la inmortalidad)
Estos son los Golen, de los que habla Nimrod (también conocidos con el nombre de Kuarz), y que llevan adelante la Gran Conspiración Sinárquica, siempre en oposición al Linaje Hiperbóreo, cada Linaje llevando a cabo su Estrategia. De este modo, la Tierra queda convertida en un Tablero de Ajedrezdonde los Iniciados de ambos bandos se juegan el futuro de la Humanidad, la Tierra y tal vez el completo Universo.
Entre las muchas cosas interesantes que pueden comentarse respecto a esta Guerra Esencial es que George Bush desciende de Constantino y Carlomagno, dos Golen que prestaron grandes servicios a la Traición Sinárquica. Carlomagno, por ejemplo, derrocó la Dinastía de los Reyes Merovingios (Hiperbóreos) de Francia, instaurando una nueva Dinastía, la de los Reyes Carolingios.
Según la leyenda, Meroveo, el primer Merovingio, fue el producto de la unión de una mujer humana con el Quinotauro, una criatura Anfibio-Reptiliana. Parks describe a Saam como un ser Anfibio-Reptil, pero según su versión, Saam-Osirisfue asesinado por un clon suyo, Enimin-Seth (quien se unió a los Dioses Traidores, quedando como jefe de los Anunnaki, haciéndose llamar tambiénJehová) miles de años antes de la época de los Merovingios. Pero Sa’am tenía al menos un clon leal, de nombre Isimud. Él pudo haber sido el Quinotauro.


Ángeles caídos (Crónicas del Girkú – Parks)



Ángeles Caídos

Un alboroto en las calles de Šalim (capital del Abzu) y una llamada !“Enki, Enki”! despertó a Sa’am/Enki de su descanso y lo llevó rápidamente hasta donde estaban reunidos las Ama’argi, los Nungal y los Anunna, muy excitados, mientras las naves voladoras de los Kingu pasaban sobre sus cabezas. Zehuti (Nungal, mano derecha de Sa’am) vino a encontrarse con Enki y rápidamente explicó: ¡un contingente Kingu estaba pidiendo asilo en el Abzu! Se requería una decisión inmediata de Enki.
Solamente era posible una opción, aunque no estaba exenta de riesgos. A los Kingu se les prohibió permanecer en el Abzu, pero podían tomar refugio en las numerosas grutas y túneles naturales ocultos en la corteza terrestre. (¿Qué conocemos sobre estas hoy?) El Gigirlah real permaneció encendido hasta que las Ama’argi finalmente rindieron sus armas.
Así es como un cierto numero de Kingu llegó a refugiarse bajo las montanas de Uraš.
Esta es una de las muchas pinturas que representan el tema, siempre con los mismos elementos: ángeles rebelándose contra Dios y cayendo a la Tierra. En lainterpretación teocrática habitual, estos “ángeles que se portaron mal” (después de todo, ellos se opusieron a “Dios”, copularon con las criaturas humanas de Dios, etc…) están siendo castigados por sus pecados.
Pero muchos acontecimientos podrían explicar esta memoria racial. Parks sugiere el exilio de algunos de los Kingu a refugios bajo la superficie de la Tierra, después de haber sido vencidos por An, Enlil y los Anunna, aunque ninguno de estos participantes podría ser denominado ángel de ningún modo.
Y – que ironía – An, Enlil y los mismos Anunna, los aspirantes a dioses, fueron encadenados a la Tierra por los Diseñadores de Vida después de destruir a la Reina, Tiamata. 
Parks también cita la interacción entre los “ángeles” del dios de la Tierra (los Anunna, “ángeles de Yahvé”) y los Nungal (hijos de los Elohim).



¿Fraternidad entre Enki y Enlil?


En la vastedad del tiempo, especies enteras han emigrado de un sistema estelar a otro. Específicamente, este es el caso de los Kingu-Babbar(1), quienes se trasladaron desde Ušu (draco), donde crearon a los Ušumgal (2) (quienes luego crearon a los Anunna(3)), hasta Ubar’ra (Lyra), y posteriormente algunos se fueron a Te (Aquila). En el mapa genealógico, las ubicaciones asociadas con razas fuente o con especies nuevamente creadas se refieren a los lugares de residencia en el instante en que tuvo lugar la creación. Por lo tanto los Kingu-Babbar generalmente se muestran asociados con Ušu. En otras palabras, el conjunto representado en la gráfica no es una instantánea de un solo punto en el tiempo, sino mas bien una composición.
Los Gina’abul (4) tienen un concepto de padre madre. Sin embargo, como ya hemos indicado anteriormente, la reproducción a través de medios naturales (embarazos) no era muy habitual; de hecho, estaba prohibida por ley. Sa’am (5) fue creado por su “padre” An (6) en el laboratorio. Aunque esta claro que para su creación An contribuyo con algo de su propio material genético, también es evidente que había algo mas, e identificar ese algo mas, es objeto de gran interés e investigación a través de los libros de Parks– o por lo menos hasta el tercer volumen de la serie, actualmente en fase de desarrollo.
Como se refleja en la gráfica genealógica, en realidad Sa’am incorpora material genético de su eventual amante, Mamitu-Nammu, quien debido a su herencia Abgal (7) (Ver Razas), era en parte anfibia.
La herencia genética de Enlil (8) tiene interés. Sa’am había estado intentando crear Nungal(9) especiales, modificando constituciones físicas y caracteres. El había conseguido extraer información genética de las células de varios progenitores – tanto de si mismo, como de células Gina’abul en poder de Mamitu, programando y combinando estas hasta crear un grupo de siete clones. Igualmente, agrego componentes genéticos del prototipo Nungal, que se derivaban de la misma base a partir de la cual Abzu-Abba(10) había creado a los Šutum(11) originales. Finalmente, mezclo todo ese conjunto con otros genes de diferentes antepasados Gina’abul tomados de su archivo de patrimonio genético.
Los especímenes de Sa’am contenían aproximadamente una décima parte de su persona, eran casi como unos hijos biológicos.
El resultado fue terriblemente decepcionante. Aunque aparentemente brillantes, eran astutos, sagaces e indisciplinados. Las creaciones genéticas de Sa’am fueron pensadas para alcanzar la categoría de los Kadištu (12), pero resultaron ser violentos y propensos a asaltar a las Nindigir (sacerdotisas celestiales)
Desafortunadamente, los siete emergieron de sus siensišárs (matrices artificiales) mientras Sa’am estaba en otra parte, sometiéndose a una critica iniciación. Durante su ausencia, las sacerdotisas mataron a seis de los siete, pero uno escapo, probablemente con la ayuda de una sacerdotisa que se compadeció de el. A su regreso, Sa’am se enfrentó y capturó al séptimo, pero al ver reflejado mucho de si mismo en su retoño, y recordando como había salvado su propia vida en una situación parecida, le concedió la libertad.
Ese era, por supuesto, el futuro Enlil.
La gráfica proporciona los diversos nombres asumidos por los personajes cuyas largas vidas se extendieron a través de muchas épocas. Por ejemplo, en Ádam Genisiš se revela que Sa’am en realidad es el famoso Enki. Y así comprendemos que verdaderamente Enlil no debería serconsiderado un hermano de Enki, tal y como entenderíamos nosotros el término hermano y como asumen algunos “entusiastas” sumerios actualmente. Ambos poseen algunos genes de An.
Figura del texto funerario egipcio del Amduat, en la tumba de Thutmosis III (18ª dinastía), 6ª hora, registro 1, escena 5. Una sacerdotisa llamada “La Devota de Dios” atiende a tres matrices artificiales en las cuales, según las “imágenes”, se ensamblan los cuerpos. En la parte superior de cada una de las matrices aparece un óvulo fertilizado por un espermatozoide.
El texto afirma:
La carne está jubilosa y se regocija. La cabeza habla después de haber reensamblado sus miembros”.
Estas son las imágenes secretas del Duat.(13)”
Aquellos que están en su vientre (reptiles) los protegen.”
Cuando Râ (la luz) ilumina su oscuridad, la cabeza habla después de que la llama el Devoto de Dios”.

Vocabulario

1- Kingu, Acadio: Quingu. Sumerio: KIN-GU = “gobernador sobre la Tierra (o regiones)”. Logo: el águila. Categoría de origen principesco de los Gina’abul. En guerra con los Ušumgal. Hay tres tipos: blancos [Kingu-Babbar, gran realeza; Te (Aquila)]; rojos [guerreros-limpiadores; Ušu (Draco)]; verdes [el pueblo, también guerreros]. La mayoría de los Kingu posee una marca en la frente, como un tercer ojo.
Kingu-Babbar Kingu real albino, originalmente eran la autoridad dominante en la constelación de Ušu (Draco), donde crearon a los Ušumgal. Trasladados a Urbara’ra (Lyra) con los Ušumgal, a quienes dejaron allí en el momento de la Gran Guerra. Reubicados en la constelación Te (Aquila). Algunos están presentes en nuestro sistema solar, originalmente de Te, y son protagonistas de los acontecimientos descritos en el segundo libro de Parks, Ádam Genisiš. Están en conflicto con los Anunnaki y sus
Kingu Rojos, justo por debajo de los Kingu-Babbar en el orden social. Especialistas en la guerra, soldados. Piel de color rojizo. Tienen cola, cuernos y alas. Cuando los Kingu-Babbar partieron de Ušu, los Kingu Rojos permanecieron gobernando en su lugar.
2- Ušumgal, “Magnificos Dragones”, más tarde término sumerio para sus dioses y soberanos; descienden de los Kingu-Babbar; creadores de los Annuna y otras razas. El Consejo Ušumgal de Nalukara estaba formado por supervivientes de la Gran Guerra.
3- Anunna, Guerreros. “Angeles de Yahve”. Creados por An y Ninmah en Duku, Mulmul (Pleyades) de un patrimonio genético descubierto por Ninmah en Nalulkara. Sin duda mejorando la linea celular Šutum. Guerras entre los Gina’abul los trajeron a la Tierra.
Anunnaki = “Anunna de la Tierra.” Han manipulado humanos durante milenios.
4- Un grupo de razas “reptiles”, conocidas como los Gina’Abul, y estas son las divinidades de quienes se escriben en las tablillas mesopotámicas. (palabra sumeria para lagartos).
Descomponiendo una palabra requiere un conocimiento del contexto, que ha conducido al ensamble original de sus términos. Por ejemplo, explica, elGina’abul sumerio , puede ser descompuesto como GINA-AB-UIL (“ancestros genuinos del esplendor”).
5Sa’am pertenecía a un grupo de razas “reptiles”, conocido como losGina’Abul, y estos son las divinidades que se describen en las tablillas mesopotamicas. Sa’am poseia cierto cristal que era llamado “Girkú”. La información que Parks estaba recibiendo estaba, de alguna forma, viniendo del cristal, lo cual le condujo a preguntarse si la experiencia estaba siendo recreada en su mente por el cristal, o si el realmente era este “Sa’am” a quien pertenecía el cristal.
6- An, “Séptimo de los Ušumgal,” creador de Sa’am y de los Anunna, de quienes es el jefe supremo.
7AbgalSubgrupo Kadištu. Genéticamente afiliado a los Gina’abul, pero son considerados anfibios, con genes de una remota raza anfibia. Sabios del sistema Gagsisa (Sirio). Al igual que los Urmah, esta es una extraña raza Kadištu que puede evolucionar en KI (la 3 a dimensión). Poseen una deliciosa mirada cargada de compasión. Un halo de luz 19 energética emerge de su cuerpo. Una raza Gina’abul rebelde.
8- Enlil, Nungal perfeccionado. Creado por Sa’am y Mamitu-Nammu. Nombre original: Enimin. Defectuoso, programado para ser destruido, pero escapo a su destino. Ninmah tuvo compasión de el, solicito un nuevo nombre, que significa Señor del Aliento (o Palabra o Soplo), como referencia a sus facultades de oratoria. En el momento de su primer periodo de Gibil’lasu (renovación de la piel), se reveló el verdadero color de la piel de Enil – que sorprende a todos menos a Sa’am, que lo había creado – es claramente menos blanco que de un Nungal común, pero mas pálido que el de un Anunna. No sorprende a Sa’am, porque sabia que Enlil era un mestizo y como tal, la diversidad de sus genes puede generar incertidumbre en la programación física y psíquica.
9Nungal, Grandes Señores. “Angeles Caidos”. Libro de Enoch: vigilantes (watchers). Bene Elohim (Hijos de los Elohim). Se aparearon con hembras humanas sin autorización de Yahve (An-Enlil).
Acadio: Igigi. Varones. Creados (con mucha prisa) por Sa’am y Mamitu-Nammu (ver Personajes) de genes Imdugud con los cuales Abzu-Abba había estado experimentando. Considerados Diseñadores de Vida, aunque sin ningún conocimiento de clonación. Seguidores de Osiris y Horus. Una raza Gina’abul rebelde.
10Abzu-Abba, Ušumgal. El anciano, “padre” de los Gina’abul, progenie de la raíz de origen real de Ubar’ra (Lyra) (ver Mundos), amo y legislador absoluto del interior (Abzu) de Nalulkara y de los Abzus de todos los planetas Gina’abul. Durante los primeros días de su vida, Sa’am visita a Abzu- Abba, lo mata y hereda sus tierras.
11Šutum, Varones Gina’abul*. “Lagarto” en sumerio. Creados por Abzu-Abba para fecundar a las Amašutum, pero sus capacidades reproductivas estaban en declive. Sufrían una enfermedad de causa desconocida. Originalmente obreros, trabajaban para toda la raza de los Gina’abul. Margid’da (Osa Mayor).
12Kadištu, Acadio: Qadistu, evocando una sacerdotisa de alto rango. Sumerio: NU-GIG, significando “no malvada” pero también “la imagen del mal” – prostitutas sagradas.
Relacionado con el caduceo latino. Emisarios de la “Fuente Original”, ellos viven en “dimensiones mas altas” llamadas “Angal”. Su papel es unificar las especies del universo. Muy poderoso pero no interfiere en los asuntos de seres en evolución en las “frecuencias reducidas”.
Los Kadištu “Diseñadores de Vida” son los guardianes de lugares claves en el universo. Su objetivo es causar que reine una forma de organización y de “disciplina” que emana de “la Fuente”, que uno pueda asimilarse en Dios. En esto, uno podria pensar en ellos como “angeles de Dios”.
A pesar de su alta tecnología y su extrema inteligencia, los Kadištu no están en misión de resolver todos los problemas. En cuanto a lo que concierte la historia de la Tierra y su desarrollo, los Diseñadores de Vida parecen haber elegido dejar la Tierra, aunque sea un lugar sagrado, en las manos de los Gina’abul reptiles.
Esto no parece ser un abandono, mas bien un retiro transitorio, porque hasta este día, los Diseñadores de Vida no han cesado de mantener el ojo vigilante sobre su creación. A nivel humano, esto pudiera parecer estar tomando un tiempo muy largo, pero para los Disenadores de Vida del Universo, esto no es nada.
Los Kadištu normalmente no interfieren en el desarrollo de razas en plena evolución – en este caso los reptiles Gina’abul.
Yo imagino que es mas simple dejar que los Gina’abul resuelvan sus problemas familiares entre ellos, ya que existen, en el pecho de la familia reptil, el grupo Amašutum – las hembras – quienes realmente forman parte de los Diseñadores de Vida.
Estoy pensando igualmente, que el tipo Homo originalmente de la Tierra y del Sistema Solar tiene un karma que esta conectado a los reptiles, dado que el tipo Homo ha sido, en numerosas ocasiones,genéticamente manipulado por estos mismos reptiles Gina’abul…

13El Duat en egipcio también sugiere la idea de un doble lugar, a la vez celeste y subterráneo, siendo ambos territorios sagrados para los “dioses”.
Mundo subterráneo/después de la vida
Los textos funerarios egipcios explican que en el corazón del Duat terrestre fluye la extensión subterránea del Nilo, llamada Urenes (verDecodificador). En este río navega la barca divina que transporta el cuerpo del rey fallecido hacia su tumba y la luz.
El Duat era un ámbito en el cual los poderes de las regiones mas bajas y mas altas estaban unificados, una especie de espejo invertido en el cual los secretos mas sagrados eran manifestados. En este lugar, el cuerpo de un gran Kadištu había sido cuidadosamente enterrado, de una manera que permitió que su alma se separara del mundo material y se elevara hacia la luz. Antes del entierro de su cuerpo, el Kadištu fallecido había sido sometido en la montaña al rito de las puertas estelares, que le permitió regresar a su lugar original en los cielos…









Enki en la Tierra de los Muertos (A. Parks)

Los seres conocidos por sus criaturas como “dioses” nunca pueden considerarse “muertos”. Esto se debe a que siempre inculcaban una dependencia de ellos para algún tipo de salvación, de modo que si se consideraba que habían dejado de existir, su gente seria abandonada a su suerte.
El proceso continúa aún hoy: la matriz humana es engendrada con el complejo religioso que le permite vivir con tranquilidad, mientras realmente lo encadena a una limitación extrema.
Pero los dioses desaparecen de algún modo. En el caso de Enki-Ea, encontraremos que hay una tablilla sumeria que describe su desaparición metafórica.
Parks sostiene firmemente la analogía que une a los personajes de Enki y Osiris, y utiliza esta analogía para “decodificar” esta tablilla sumeria con la ayuda de la doctrina funeraria egipcia.
También hace hincapié en que Enki-Osiris no fue realmente asesinado en Kalam (Sumer) (por lo cual el suceso no se describe generalmente en las tablillas de Mesopotamia), sino en Kemet (Egipto). Parks también sigue las huellas de Ereškigal/Se’et, la hermana de Enki (citada en las tablillas de Mesopotamia), y de su hermana menor Ninanna (Inanna). Sus sombras entrelazadas nos llevan a las profundidades bajo la meseta de Giza.
En sus respectivos templos, Enki y Osiris eran objeto de cultos místicos relativos a la estabilidad del alma y a la resurrección. Los sacerdotes utilizaban artilugios para producir la ilusión de que vivían eternamente.
Los ritos funerarios eran numerosos en Egipto, porque la muerte allí no fue difamada como sucedió en Mesopotamia. El difunto objeto del ritual, imagen de Osiris y Horus, trascendía la muerte para perpetuar el mito de Osiris y reequilibrar el universo. La muerte no era sino un estado que servia para la transmutación del alma.
Sin embargo, en Mesopotamia, la muerte era terriblemente temida. Mencionarla abiertamente podría provocarla. Y por eso los sumerios preferían utilizar frases como: “el / ella se ha ido a su destino” o “su destino se ha apoderado de el / ella”.
Parks declara que esta diferencia esta relacionada con el hecho de que Egipto estuvo mas inspirado por las fuerzas llamadas “de la luz” (Osiris-Enki / Kadištu), mientras que Mesopotamia estuvo bajo la influencia de las fuerzas asociadas con la “oscuridad” (Seth-Enlil / Anunnaki).
La frontera entre Egipto y Mesopotamia es una inmensa llanura desértica, conocida por los sumerios como Edin. Estaba bajo la soberanía de Seth-Enlil, el Gran Šatam (administrador territorial). Seth (Šeteš), el mitológico dios egipcio de los desiertos, habitaba en la tierra roja, el desierto y la tierra extranjera conocida como “Dešeret” (Dšr.t”), un termino que en el KUR sumerio designa también a “los países en el extranjero”.
Kur” tenia dos significados distintos para los sumerios. En primer lugar, la montaña donde residían los “dioses”, inaccesible a los mortales, universal y vivificante. Este seria el dominio primordial, el Kharsag de los Gina’abul-Anunna en las montañas Taurus. (Donde inicialmente se asentaron, después se dirigieron a la llanura mesopotámica, ver el apartado de Kharsag)
El segundo sentido es el mundo del mas alláel país de los muertos situado en general bajo la corteza terrestre, entre las aguas primordiales del Abzu y el mundo habitado arriba. Sabemos que este caso no parece referirse a la tierra hueca, el Abzusino más bien a la dimensión sutil o frecuencias más bajas conectadas al inframundo, donde algunos Gina’abul habían establecido su dominio. Este dominio, desconocido para el común de los mortales, generalmente simbolizaba para los sumerios en el reino de los muertos. (Consultar el apartado de las dimensiones de “las Crónicas del Girkú” para más información)
Parks especifica numerosos detalles sobre el KUR del estudio “Inanna” de Francoise Bruschweiler, 1987. Estos se refieren a sus conexiones con la vida y la muerte de los dioses de varios niveles y su relación con los intermediarios entre la humanidad, las categorías mas altas de las deidades, de los demonios y otros espíritus malignos, y los heroicos medios utilizados para acceder por la fuerza.
Él por lo tanto no esta sorprendido al encontrar menciones sobre el KUR en varias tablillas de arcilla que se refieren a los ámbitos de los Anunnaki y los seres humanos, infracciones, y la posesión y los usos del Gúrkur (”la esfera de KUR”) y del Gùrkur (”quien transporta hacia el KUR”).
Nota
La gran mayoría de los jefes del pueblo, es decir los iniciados, que residen en la meseta de Giza saben muy bien que el lugar esta lleno de galerías que forman una red subterránea absolutamente gigantesca. Ademas, ellos mismos conocen la ubicación de algunos túneles totalmente desconocidos para las autoridades y al Consejo Supremo de Antigüedades Egipcio. Todo aquel que establezca cierto contacto con estos individuos puede verificar esto. El término “GIGAL” no es traducible al egipcio; los jefes del pueblo son bien conscientes de esto y mantienen que este término muy antiguo no se origina en Egipto en absoluto.Recuerda mas bien a los términos latinos Giganteus (gigantesco) y Gigan-tes (gigantes), es decir seres “monstruosos” – los hijos o los niños de la tierra (genios de la serpiente), llamados “Sata” en egipcio – que deseaban escalar el Olimpo para destronar al rey de los dioses.
 
Grabado del siglo XVII que muestra una vista parcial de una red subterránea bajo la meseta de Giza. Así pues, esto ha sido conocido durante mucho tiempo. La red se denomina “Gigal” por los indígenas de la milenaria meseta. La esque-matización de los laberintos en el terreno demuestra que la utilización de la meseta menor de Giza como una plataforma de iniciación era conocida en la más remota antigüedad. “Esfinge Mystagoga” por Atanasio Kircher, 1676.
Sin embargo, el “país extranjero” de Ereškigal (Isis) no era otro que el reino en el que se practicaban los cultos funerarios. Era la meseta de Giza, el lugar de los “dioses extranjeros”, totalmente desconocido para los mesopotámicos, y con el que los Anunnaki de Kalam (Sumer) estaban en conflicto. Fue denominado “Gigal” en Egipto, y en cualquier caso, así lo llaman los nativos que viven en la milenaria meseta.
La tablilla sumeria a la que nos hemos referido anteriormente es una de las doce en las que esta inscrita “La Epopeya de Gilgamesh” - en particular, la doceava, que es una especie de epílogo. Le sugerimos al lector que no esté familiarizado con estas tablillas que consulte un resumen de la Epopeya de Gilgamesh. Pero tenga en cuenta que pocos parecen conocer la época en que realmente los acontecimientos descritos podrían haber tenido lugar. Datan las propias tablillas entorno al siglo 27 AC, y se supone que es esa.
Ademas, “Enkidu”, un hombre salvaje creación de Enki, fue creado en la época del reinado del rey Gilgamesh para su diversión y educación.
Pero hacemos caso omiso de eso; nuestro interés se centra en lo que se dice sobre el submundo al que Enkidu es enviado para buscar algunos juguetes perdidos pertenecientes a Gilgamesh. Y ésta es, para los sumerios, “la Tierra de los Muertos”.
Algunas notas de partida:
· Las fuentes de esta información son Raymon-Jacques Tournay y Aaron Shaffer, sus escritos a través de los anos noventa.
· El documento nos remite al principio del mundo. Su reconstrucción por los Anunna se mezcla con el renombre de la humanidad de tal forma que se vean reforzados como dioses mesopotámicos.
· La mayoría de las tablillas de arcilla revelan abiertamente la posición despótica y tiránica de An y su “mafia intergaláctica”.
· Esta duodécima tablilla muestra claramente la manipulacion genética realizada por los “dioses sumerios”, produciendo la linea de Á-DAM, los animales humanos encargados de satisfacer el cuerpo y el alma de los “dioses” Gina’abul (lagartos).
El “poema” es descuidado en cuanto al orden de los acontecimientos. Por ejemplo, pone la creación de la humanidad antes de la redistribución del mundo entre los “dioses”. Pero pasando eso por alto, observamos que los personajes que están siempre presentes son An, Enlil, Enki, Ninmah (Ninhursag), o Ereškigal cuando sustituye a Ninmah-Ninhursag.
Salvo que en el momento del “reparto” ella no sustituye a Ninmah, sino a Enki.¿Y por qué? Porque el ya no está entre los vivosNavega por la Tierra de los Muertos, una tierra infernal, extranjera a los ojos de los sumerios.
El navega en un barco a través de la insondable tierra de los muertos… según el texto sumerio. Los especialistas prestan poca atención al termino “KUR”, cuyo significado varia según los términos y circunstancias. Aquí lo utilizan para señalar el mundo subterráneo y acuático de Enki.
Sin embargo, este contraste con el mundo rocoso de Ereskigal (la egipcia Isis). Parks repara en el Libro Egipcio de las Dos Vías (véase The Coffin Text – The Book of Two Ways), un itinerario iniciático que describe precisamente la necrópolis del inframundo Restau (o Ro-Setau), en la que los dos caminos llevan a la tumba de Osiris y a la Gran Pirámide.
Continuando con esto, Parks da la definición egipcia estricta de “Restau” como “la entrada a las galerías o pasillos”, mientras que la traducción del vocablo sumerio es muy diferente. Consulte “Restau” en nuestro Decodificador.
El restauro latino deriva al francés restaurer y al inglés restore: reparar, restablecer. Parks menciona que el santuario antediluviano situado bajo las pirámides de Giza fue reutilizado por los “dioses de Egipto”, como una base subterránea, y más tarde para llevar a cabo los ritos funerarios de los antiguos faraones para restaurar el cuerpo y el alma de los soberanos de Egipto, sucesores de Osiris y de Horus.
En este punto Parks cita rigurosamente textos modernos y antiguos, desarrollando los conceptos de la vía fluvial navegable por la barca solar del gobernante difunto y descrita por los egipcios, denominada Urenes, que significa “gigante” o “muy grandes”, y que parece ser un Nilo subterráneo cuyas dimensiones corresponden a las de Egipto. Consulte su descomposición sumeria en nuestro Decodificador.
Como hemos visto, Parks consigue sacar mucho partido al revisar los significados de vocalizaciones sumerias o sumerio-acadias de los términos egipcios… como con Kemet (consultar el Decodificador), donde arroja luz sobre un culto funerario totalmente inexplorado y temido en Sumer.
La Séptima Tablilla de Gilgamesh evoca la idea que los mesopotámicos temían de esta tierra extraña e infernal. Trata sobre un sueño que tuvo Enkidu, el compañero de Gilgamesh, cuando estaba en el lugar de acceso a este país desconocido.
Los orígenes de Enkidu estaban en África, donde el vivió en armonía con los animales antes de emparejarse con una sacerdotisa de Uruk, la ciudad de Inanna y Gilgamesh. La sacerdotisa transmitió a Enkidu su “esencia de vida”, haciendo que Enkidu se convertirera en “semejante a un dios”. Esta transformación permitió que el se mezclara con el mundo civilizado, afrentara a Gilgamesh, y que se hiciera su amigo para toda una vida con múltiples aventuras.
La Séptima Tablilla de Gilgamesh muestra a un Enkidu precipitado por las fuerzas externas hacia el lugar grande y misterioso de las abundantes puertas, túneles, y sacerdotes de la iniciación. Enkidu se reunió con los reyes del pasado, los soberanos que habían gobernado la tierra. Ellos parecían equipararse con los faraones, cuyos pasos tantas veces se encaminaron hacia el Gigal subterráneo para ser iniciados.
.
En este punto, es evidente que el personaje de Enkidu es una especie de humano temprano, y el análisis de Parks depende de la familiaridad del lector con los orígenes de las razas humanas.
Para complementar información sobre el modo en que fueron producidas esas razas. Consulte en archivo a descargar por ejemplo: SiensišárTrabajadores, yOcaso de la Edad de las Acciones Heroicas. Sin embargo, aún no esta muy claro como uno de esos humanos tempranos podría haber llegado a tener las habilidades y movimientos de Enkidu.
Esperamos, tarde o temprano, poder desarrollar este tema (Enki en la Tierra de los Muertos) aún más.








Entrevista a A. Parks sobre la Tierra Hueca y Gina’abul

couverture_top_secret
Anton Parks, autor de “El Secreto de las Estrellas Oscuras”, el primer volumen de una trilogía (“Las crónicas de Gírkù”, publicado por Ediciones Nenki) sobre los Anunnaki y el pasado más enigmático de nuestro planeta, expresa su perspectiva sobre la temática de mundos huecos y, por lo tanto, la tierra hueca: debe parte de su conocimiento a los textos sumerios y los “mitos” de civilizaciones antediluvianas. Una conversación que nos lleva al corazón del abismo y cavernas de la tierra, donde residen extrañas criaturas.
Una entrevista de Karma One para la revista Top Secret – Edición Especial N º 1 – Verano 2006.
Gracias Karmaone que ha tenido la amabilidad inventó la entrevista deslumbrantes parques Anton. Una forma extraordinaria para tratar la carpeta “Tierra Hueca” y las perspectivas de otras pistas … Saüquere Roch, director editorial y editor de la revista Top Secret. 
Top Secret: El tema de la tierra hueca no es ciertamente un concepto “moderno” que data del 19 o investigadores a autores como Julio Verne. Parece que los sumerios ya evocado este diseño con el nombre de Abzu (Apsu en acadio). Lo que ella hace?¿Cómo son estos mundos hueco, lo qué se parece esto?
Anton Parks: En la mitología mesopotámica, el Abzu es el abismo de las aguas debajo de la corteza terrestre. Esta enorme masa fluvial irriga al Tigris, al Eufrates, al igual que todas las aguas del mundo. Hay muchos mitos diferentes que refuerzan este concepto. Creo que vamos hablaremos de ello más tarde.
Un pasaje muy explícito de la literatura acadia sugiere claramente el Apsu (Apzu) como lugar extraordinario fuera del mundo habitado por los hombres. Esta es la versión de la tableta Nínive 11 de la Epopeya de Gilgamesh. El “dios” Ea (Enki), el maestro de Apsu (Abzu), advierte a Ut-napishtim (el Noé babilónico) que un cataclismo decidido por el Consejo Superior de los “dioses” cubrirá toda la Tierra y no dejará ningún superviviente. Ea-Enki enseña a su protegido como hacer un barco insumergible capaz de navegar en el mar para escapar de la inundación. Entonces el señor del inframundo informa a Ut-napishtim que diga a la gente que encuentran sospechosa su salida: “[Diles]:” Me temo que Enlil [nota del editor: el enemigo de Ea-Enki] se ha enfadado conmigo. No voy a permanecer más tiempo en tu ciudad, no me quedaré pisando territorio de Enlil, pero voy a ir hasta el Apsu a morar con Ea mi señor”. Este consejo extraño no se puede traducir correctamente a no ser que se tenga en cuenta que el Apsu es el mundo subterráneo donde mora Ea-Enki y que protege, donde el protegido de señor del abismo encontrará refugio con su barco. No se indica en la tabla, pero nos imaginamos que el señor del abismo asesoró a Ut-napishtim sobre cómo unirse a él en su mundo subterráneo a través de la apertura de uno de los polos del planeta.
Enki-Ea nunca avisó a Ut-napishtim de encontrarle en la tierra firme de arriba, mientras que un “huracán diluviano se desató en la Tierra durante 6 días y 7 noches” según los mismos textos acadios… la violencia de esta inundación por tanto es tan evidente que además dice los Anunnaki blandieron sus “antorchas” de su divino resplandor que iluminaba la tierra… los dioses atemorizados antes de la inundación, huyeron para subir hasta al cielo de Anu”. Las antorchas son por supuesto las naves en llamas de los “dioses” que les permitieron levantarse y dejar la Tierra para unirse al “dios” An (u) en el cielo. Cielo desde donde los “dioses” visionaban el caos en la superficie de la Tierra. Mientras tanto, Enki-Ea, que no formaba parte del viaje, se encontraba tranquilo lejos, en su Apsu (Abzu) con su familia y Ut-napishtim! 
Este pequeño detalle dice mucho acerca de cómo la Tierra fue compartida entre los “dioses”. Ningún Anunna (ki) tenia permiso para poner un pie en el Abzu Enki, de lo contrario no se habrían ido volado todos y hubieran descendido bajo tierra con su señor del abismo… Cuando descomponemos la palabra sumeria AB-ZU, se obtiene la “brecha de conocimiento” o “la jubilación del conocimiento”. Estas definiciones son coherentes con el hecho de que Enki-Ea se considera un ser a parte porque tenía un conocimiento especial por parte de su madre Nammu, la gran genetista Abgal (anfibios) raza perteneciente a la familia Gina’abul.
Las siguientes fotos pertenecen a la conferencia del 96 sobre la Luna y Marte por Alex Collier (minuto 28:05) :
agujero 2 1979
agujero 3 1979
agujero 3 1979 collier
Top Secret: En su libro, “El Secreto de las Estrellas Oscuras” (publicado por Ediciones Nenki), una cierta clase de Anunnakis viven allí.¿Puedes explicar brevemente lo que son los Anunnaki y por qué esta casta está en los mundos interiores? 
Anton Parks: Al principio de las crónicas que relato, se explica que éstos no son los Anunna, sino más bien una raza afiliada genéticamente llamadosSutum que habitaban generalmente los mundos huecos. Estos seres eran trabajadores a las órdenes de la casta dominante Ušumgal (Grand Dragons) que gobiernan en la Osa Mayor. Los Ušumgal tenían por rey a un tal Abzu-Abba, que vivía bajo tierra en el Abzu. Este ilustre rey poseía el domino de todos los Abzu de las colonias Gina’abul (NDR: Nombre genérico de razas reptiles). Abzu es el término común usado por los Gina’abul para nombrar cada una de cavidades interiores planetarias.

El rey Abzu-Abba fue eliminado y despojado de sus pertenencias por Enki, el hijo del “dios” An porque había descubierto la verdadera razón que llevó a la Ušumgal el deseo de clonar guerreros Anunna (nota svsc: matar a la reina Tiamate) .Tambíen  sirvió para esconder el número de Anunna clonados que An y sus cómplices escondieron a la mayoría de ellos en las entrañas de los mundos huecos sin el conocimiento de Enki.
Por razones demasiado largas para describirlas aquí, está expuesto en ” El Secreto de las Estrellas Oscuras ” que una guerra en la familia Gina’abul dio lugar a la llegada de los Anunna a nuestro sistema solar. Para simplificar, diremos que Enki y su madre Nammu heredaron el Abzu (el inframundo) de Uras (la Tierra).

Por lo tanto todos los seres que se establecieron en el Abzu terrestre estaban bajo la responsabilidad exclusiva de Nammu y su hijo. Es en este lugar preciso que Mamitu-Nammu y Enki crearon a la humanidad. Estos hechos se relatan claramente en muchas mitologías. Textos mesopotámicos atestiguan exactamente que Enki y su madre Nammu eran clonadores legendarios que vivieron y trabajaron en el Abzu.

Para finalizar con los Anunna y Enki, el señor del inframundo, añadiré que el hijo de Nammu se beneficiaba de una posición única y especial en el reino de los Gina’abul-Anunna. Por parte de su madre Mamitu-Nammu, disfrutó de un conocimiento que no poseían los Anunna (ki). Enki tenía derechos especiales que le permitieron tanto asesorar a los Anunna (ki) de Enlil, además de dirigirlos de vez en cuando con él. A los ojos de todos los Anunna, Enki era considerado como un ser diferente por su conocimiento que les era totalmente desconocido, precisamente a las sacerdotisas que apoyaron al maestro del abismo. Esta singular posición le dio a Enki muchos privilegios que incluso Enlil (nota svsc: creación de Enki), maestro indiscutible de los Anunna (ki), no tenía.
Top Secret : En la religión católica – sobre todo cuando ves algunas imágenes de Jérome Bosch o de las “asustadizas” ilustraciones de catecismo para los niños del siglo 20 – tradicionalmente mencionan el hecho de que el infierno es un mundo subterráneo poblado por criaturas demoníacas, reptiles y que tienen relación con el fuego. ¿Es esto un conocimiento sumerio sobre estos mundos? 
Anton Parks: El abismo se refiere a una noción de lo extraño, algo inescrutable e inquietante. Pero hay una amalgama sistemática realizada entre el interior de la Tierra (la Tierra Hueca = Abzu) y las cuevas que se encuentran bajo la corteza o las montañas. Esto puede parecer insignificante, pero tiene sentido cuando nos fijamos en el mundo de los Gina’abul que se encuentran en parte de las leyendas sumerias.
El Abzu de la mitología mesopotámica es generalmente un lugar tranquilo poblado criaturas benévolas, algunos de múltiples formas, pero que obraban para la humanidad. Entre estas entidades estaban los Nungal (o Igigi) clonados por Enki, los seres acuáticos llamados Abgal (Apkallu en acadio), los sacerdotes Enku, Namlú’u (los supervivientes de la humanidad primordial) o Amam’argi mujeres (literalmente, “la luz que restaura la Madre”) … Todas estas personas viven en armonía dentro de la tierra hueca que puede compararse con el paraíso. Este mundo está en oposición al mundo de las cuevas donde algunos refugiados son Anunnaki, pero también algunos Kingu (realeza Gina’abul) y Mìmínu (“grises”) al servicio de la casta dominante Gina’abul. Este universo es en realidad el que uno se encuentra en la literatura judeo-cristiana que evoca el mundo subterráneo habitado por dragones y serpientes siniestras amenazadoras. 
Top Secret: En su libro también se menciona el hecho de que todos los planetas (incluso lunas) son huecos. ¿Es la naturaleza de un planeta ser hueco? 
Anton Parks: Yo no soy un científico, mi especialidad es más bien el pasado de la humanidad. Pero, en realidad, mi conocimiento en este campo me permite decir, sin una sombra de duda de que todos los planetas son huecos y tienen la capacidad de albergar vida como lo experimentamos en nuestra tercera dimensión o frecuencia. Hemos hecho una gran documentación sobre el tema en mi sitio web. En su momento, Roch Saüquere tuvo la amabilidad extrema de permitirnos utilizar la magnífica imagen que había seleccionado cuidadosamente buscando entre los archivos de la misión STS 75. Dado que esta foto ha dado la vuelta al mundo … Su revista también dedicó un número bonito sobre este tema en 2002.
Más allá de los mitos y a la vista de las fotos de la NASA que circula en la red, de esta realidad ya no hay duda!
sts75
Top Secret: Exactamente, hablando de mitología. ¿Lo que encontramos son referencias a mundos huecos en otras culturas antiguas, como la cultura egipcia, tibetana, sudamericana o se limita sólo a los sumerios?
Anton Parks: Sí, por supuesto, esta noción está en todo el mundo y se encuentra en muchos mitos que no tienen a priori nada que ver uno con otro. En Norte América, los indios Hopi de Arizona afirman haber sido creados en el mundo subterráneo por el gran espíritu MASAW, el Creador de la humanidad y el guardián del inframundo, que no es más que un “doble” Enki-Ea de los sumerios.

Los Adima y los Marawi de África dicen que los primeros africanos fueron creados en las profundidades de la TierraSe reunieron entonces en el centro de la Tierra y resolvieron dispersarse para ganar la superficie. Pero para llegar a las áreas designadas a cada uno por los dioses, les hicieron cruzar un río grande y purificarse en sus aguas.

En América Central, los descendientes de los indios aztecas Nahuas dicen que los Maestros de la Tierra vive en un reino subterráneo que soporta el mundo. Ellos llaman a este lugar el Tlalocan. El Tlalocan es una enorme cueva que se compone de montañas, ríos y siempre en la parte oriental da a un lugar acuático donde se reúnen todas las aguas del mundo. Es precisamente ahí donde radica la Diosa Madre “, que es a la vez el embrión y ser un múltiplo de todas las parteras (comadronas)”. Esta visión es consistente con la idea de que si los sumerios fueron al Abzu, donde Ea-Enki creó a la humanidad con su madre Nammu, ella era considerada la Diosa Madre …

En Australia, los aborígenes de Arnhem reivindican que “la Toda-Madre” llegó al norte del continente, en la forma de una serpiente, y ella dio a luz a los primeros australianos. Después de eso, regresó a su hogar en el interior de la tierra …

Hay una leyenda Tabetu en África que cuenta la historia de un hombre que se encontró perdido en una cueva y que caminó largo tiempo bajo tierra. Acabó encontrando una abertura y fue salvado. Por lo tanto se encontró en un país completamente desconocido. La gente le dio la bienvenida con gusto y todas las mujeres querían casarse con el. Vivió allí sin saber dónde estaba su familia. “

En Irlanda, los Tuatha De Dannan se originarios del interior de la Tierra. Son los encargados de la diosa Dana para destruir a los gigantes que azotan Irlanda .
También está la leyenda rabínica que dice que después de ser expulsado del Paraíso, Adán tenía el ardiente deseo de volver. Comenzó a buscar sus puertas en la montaña, que encontró pero estaba cerrada, con el acceso permanetmente bloqueado! El mismo tema se encuentra en uno de los episodios de Gilgamesh donde el héroe debe ir a través de una montaña para llegar al mundo “dioses” …
Como se puede ver, hay un sinnúmero de mitos que tratan este tema. Habría suficiente para escribir varios volúmenes…
focus_italy_hollowearthfinal_flat
Top Secret: Algunos autores como Joscelyn Godwyn (Arktos, Unlimited Adventure Press) hizo la síntesis de los trabajos de otros investigadores del siglo 19  sobre los continentes interiores que tapizan la cara interna de la Tierra. Hablamos de los continentes de Agharta y la ciudad de Shambala, que mantendrían relaciones con el Tíbet. ¿Qué recubre estos lugares míticos? 
Anton Parks: La Agartha de hoy estaría en el centro de la Tierra. Donde los bendecidos moran donde reina una luz celestial. Es por lo menos lo que se desprende de las leyendas tibetanas y ese concepto está de acuerdo con la mayoría de los mitos que acabamos de abordar más arriba. Está generalmente aceptado que Agartha no estaba bajo tierra antes y que estaba en el desierto del Gobi hace más de 6000 años. Su capital estaba donde ahora se encuentran las ruinas de Khara Khota.
Detalle importante, esto implica que el término Agartha no abarca por completo el concepto de una Tierra hueca. tradiciones ocultas del Tíbet explican que hubo una terrible guerra en el desierto de Gobi, el hogar de la civilización avanzada de los Uighures y que dicha guerra atómica destruyó todo a su paso. Esto último condenó al reino de Agartha a enterrarse en el corazón de la tierra.
El término AGA-AR-THA “Gran espíritu puro y total” viene de la propia Mongolia, término adaptado del alfabeto Uighur. El alfabeto uighur sería un derivado del sogdiano que vendría del arameo. Un pequeño ejercicio a los que mis lectores están acostumbrados nos permite descomponer el nombre gracias a la lengua Emesa, la lengua matriz Gina’abul (silabario sumerio-acadio): A GAR-(normal) TA5 (brillante) o “llanura brillante” o la A-GAR-TA5-Ha “multitud llanura brillante.” Una vez más la ideología Gina’abul sumeria y nos permite desmitificar el significado de un término legendario porque pone de relieve los aspectos de Agartha, tanto terrenal y divino como una llanura anciana bañada por el sol, donde vivían multitud de individuos. El simbolismo axial del universo, es decir, la montaña y la cueva está totalmente claro aquí…
El mismo tipo de ejercicio nos permitirá descomponer Shambala, término que haría referencia al nombre de una localidad intra-terrestre, una ciudad  verde y blanca construida de joyas deslumbrantes.  SA-AM-BALA en sumerio da “el corazón del Señor, que excava las zanjas” o “las entrañas del señor de la parte inferior curvada”. Esta idea incluye la ideología Mesopotámica que hace referencia al maestro del abismo Enki-Ea,tanto” El señor de las minas “o las” entrañas de la tierra o la parte inferior curvada del planeta “.la-tierra-hueca-agartha
inner_earth
Top Secret: A pesar de la abundancia de referencias antiguas sobre esta misteriosa temática de mundos huecos, los investigadores en ciencias sociales o en astrofísica consideran esta cuestión absurda o ignoran estas referencias. ¿Por qué en tu opinión? Y lo más importante, ¿por qué esta posibilidad de que nuestra tierra sea hueca, y habitado por extrañas entidades golpean tanto nuestra sensibilidad?
Anton Parks : Nuestro subconsciente colectivo recuerda la existencia de estos “dioses” en forma de “animal” que viven bajo nuestros pies. Admitir la existencia cavidades gigantescas terrestres exige a la comunidad internacional que gestiona los asuntos del planeta y rinda cuentas con la humanidad. ¿La Comunidad desea realmente mostrar al mundo entero la existencia de tales entidades más o menos favorables? ¿Quiere ridiculizarse y tomar el riesgo de perder el control de sus esclavos humanos? Si la enorme estafa acaba siendo descubierta algún día, ¿Querría la comunidad exhibir a los “dioses” Anunnaki que viven en las montañas y en secreto gestionan los asuntos humanos? El gran secreto con el tiempo se sabrá algún día, probablemente pronto, pero dudo que todo esto se lleve a cabo con la mayor de las serenidades.
El texto apócrifo llamado el “Libro de Adán”, rechazado por el culto judeo-cristiano que lleva en el mundo desde hace miles de años, dice mucho acerca de la existencia, no de seres benévolos que viven en el Abzu, pero los que viven en cuevas, es decir de los Anunnaki llamados Arcontes según los gnósticos. El estupor del testigo que se enfrenta a los demonios de las cavernas denota que arriesgaría expresarse ​​si el pesado secreto fuera a ser revelado pronto:“Después de la primera forma de vida y soberana me habló, me transporté por su poder en la sede de las oscuridades, el lugar habitado por los malvados, en las casas de los seres corruptos, en el foso de las serpientes, en los hornos de fuego consumadores, en los hornos de ese  fuego que se eleva, que se eleva hasta los límites mismos del firmamento […]. Me fui al lugar de la oscuridad, vi a los rebeldes, vi a las puertas de las tinieblas, […] las profundidades del país de los Sinevis, el agua negra rodando en esos abismos, agua que otorga la muerte a cualquiera que se atreva a hacerle frente. Yo vivo en el medio de las serpientes de agua de varios colores y de diversas especies, y vi que las naves de la oscuridad eran diferentes unas de otras, y vi a sus conductores depravados sentados cada uno en sus barcos, recubierto de sus armas perversas “. (de: “El Libro de Adán o” código Nazareno “, de la primera parte del capítulo 6″).
Como se puede ver, estamos muy lejos de la espiritualidad del Abzu, Shambala o aún de Agartha. Las serpientes que viven en la “oscuridad” de las cuevas se disputan la legitimidad del planeta. Llevan haciéndolo durante milenios como humanos “interpuestos”. Pero, afortunadamente para la humanidad, las entidades que están en la cavidad gigantesca del planeta siempre han velado por ella. Teniendo en cuenta el actual contexto global poco organizado, las entidades benevolentes que se encuentran en muchas mitologías hacen lo posible para colocar de nuevo a la especie humana frente a sus responsabilidades mientras en su “joven adolescencia”, deberá tomar un camino, hacer una elección …











Inanna-Ištar, La Estrella de la Mañana y del Atardecer


Inanna-Ištar, La Estrella de la Mañana y del Atardecer

Ninanna / Inanna-Ištar / Nebet Hut / Nephtys / “La Gran Prostituta” / “Reina del Cielo”:
Nieta de Enlil (Seth). Ambiciosa y de gran belleza. Color de piel albino. Su dominio es el desierto Edin, la llanura mesopotámica de Enlil. Amante de Sa’am y nodriza de Bel-Marduk (Horus).
El trabajo de Parks, cuando trata sobre las mitologías de la antigua humanidad, difiere de todos los demás estudios de mitología que conocemos en que los personajes comienzan en la conciencia de Parks como seres de carne y hueso, y solo tras inmensos periodos de tiempo dan lugar a los mitos que conocen nuestros historiadores. Esos seres disfrutan casi de la inmortalidad, ya sea como derecho de nacimiento o a través de alguna clase de tecnología, aunque pueden ser asesinados. Dado el tiempo suficiente, es bastante probable que esto ocurra, pero quizás sólo después de vidas enteras medidas en centenares de milenios.
El génesis de los personajes mitológicos correspondientes podría haber sido a través de procesos sociales naturales tal y como se entiende ahora, pero también podría haber sido ideada por los personajes reales y sus compañeros. A veces, dado el eventual tamaño de las civilizaciones terrestres, los mitos coexistían con las personalidades vivientes. A veces simplemente se manifestaban más adelante.
Debemos ser cuidadosos para discernir el modo en el cual Parks trabaja unas veces u otras. Por ejemplo, el abre la actual sección sobre Inanna-Istar con las palabras…
Según las evidencias, Inanna es una divinidad muy “antigua” porque su nombre aparece en el periodo de Uruk, en el 4 o milenio AC.
En este caso Parks emplea un significado convencional de “antigua”. Sin embargo, el tiene sus propias experiencias directas, muchas de las cuales le llegan, al parecer, de períodos más antiguos y constituyen la base de muchas de las referencias incluidas en sus libros.
Continuando…
Ella es una diosa dominante que reinó sobre los dioses, no teniendo ni esposo ni progenie. En la Biblia (Jeremias 7.18 y 44.19), es a ella, como “Reina del Cielo”, a quien las mujeres en los templos le ofrecen tortas amasadas con su imagen. Manases había erigido en Jerusalén un poste que la simbolizaba, y al mismo tiempo instaló su ídolo en el templo, al que sin lugar a dudas Ezequiel llama “el ídolo de los celos” porque encendió la cólera del celoso dios Yahvé (An) de la Biblia.
Inanna apoyaba el culto a la Diosa Madre, y lucho contra el antiguo dogma patriarcal. Esto le ocasiono singulares represalias de los “dioses” en los textos mesopotámicos, y también de los adeptos de Yahvé en la Biblia. Uruk, la ciudad dedicada a ella, es la ciudad de las “prostitutas y de las hijas de la alegría” donde las mujeres eran instruidas en la iniciación de los hombres a la sexualidad sagrada…
La presencia de términos designando a las prostitutas y sacerdotisas en las listas del léxico de la época babilónica media plantea el problema del estatus de estas mujeres. Pero se nota que esto agrupa a todas estas mujeres que en realidad estaban en situaciones diferentes. Las equivalencias establecidas, por ejemplo, entre las Šamhatu [una clase de prostituta del templo] y las religiosas Qadištu [ver Decodificadorno corresponden a lo que se conoce de cada una de ellas. Esto debe surgir del hecho de que en algún momento, sus funciones religiosas habían caído en desuso y ya no eran incluidas, manteniendo solamente la idea de que las sacerdotisas formaban juntas una clase separada de mujeres, exentas ocasionalmente del marco de la unión matrimonial.
La mayoría de ellas trabajaba en los templos, en donde practicaban la sexualidad sagrada. Estas sacerdotisas eran la imagen de la gran diosa. En este trabajo, nosotros hemos asociado a Nebet-Hut (Neftis) con Innin (Inanna-Ištar). Esta asociación es incluso mas impactante cuando comprendemos que Nebet-Hut significa “diosa del templo” y que Neftis es siempre representada con el símbolo de la taza en su cabeza.
Inanna-Ištar es la divinidad que ocupa el mayor número de mitos mesopotámicos, ya sea a nivel secundario o en los papeles principales. El lugar importante sostenido por Inanna-Ištar en el panteón femenino que condujo a la designación de las diosas en general bajo el nombre común Ištaratu. En Sumer como en Acadia, ella encarnó al planeta Dilbat (Venus) o Ištar-Kakkabu.
Cuando se desea hablar del planeta desde el punto de vista estrictamente astronómico, se le llama Dilbat, pero la filosofía religiosa adora confundir al planeta Venus y a la diosa Ištar.
An (Ušumgal, el rey de los dioses) invita a los dioses a darle a Innin el nombre de “Ištar de las estrellas”, siendo “la mas brillante entre ellas”. Es Venus quien muestra la ruta de las estrellas.
Dilbat, como la Estrella del Atardecer, sera la Ištar de Uruk. Así como la estrella de la manaña, ella será la Ištar de Acadia. La diosa canta el doble aspecto de su naturaleza: “Soy yo, la reina del cielo, la Diosa del Crepúsculo. Soy yo, la reina del cielo, la Diosa del Amanecer”.
Sería difícil proporcionar una mejor descripción del carácter omnipresente de Inanna en el universo que identificarla con el planeta que brilla y es “visible de un extremo a otro de los países”. De esta forma, ella atrae la admiración y la veneración de los hombres que exaltan su belleza. Diosa del Atardecer, ella se consagra a favorecer el amor, la voluptuosidad, pero también los suenos premonitorios. Diosa de la Manaña, ella presidirá los trabajos de guerra y matanza…
Parks continua esta sección con mas ejemplos mitologicos acerca de Inanna-Ištar, que reflejan no solamente su carácter, sino también la lógica elección de este personaje en particular para encarnar la aparición celestial del planeta Venus. Examinamos su apoyo a las actividades agrarias, sus enseñanzas sobre el tema de las necesidades nutricionales humanas… y esto en muchas culturas, incluyendo las de Oriente y America Central; y, por supuesto, esta la furia, el aspecto guerrero.
Parks concluye con una observación muy importante: !nada referente a Venus aparece en la mitología babilónica, ni en ninguna otra mitología de los periodos anteriores a 3000-2500 AC! Es más, cuando aparece, Venus es descrita como procedente de las profundidades del universo para desgarrar el cielo y ocasionar problemas a la humanidad. Y esto dio lugar a la necesidad de muchos himnos de alabanza, previstos para apaciguar a este alborotador.

Ninanna

Ninanna (Sacerdotisa del Cielo), nieta del Gran Šatam (Enlil), visita regularmente Dilmun. Esta Nin (Sacerdotisa) es sumamente ambiciosa y su “humeante” abuelo reserva para ella un destino glorioso. El pueblo de Kalam (Sumeria) la aclama como un prodigio y los Anunna como futura soberana del país de Maš. Ella nunca se da por vencida. Sus ojos están ávidos de poder y educación. Es una princesa de gran belleza, de piel de albina.
Mantiene una relación extraña con su abuelo Enlil. Ella nunca deja de desear satisfacerlo. El Gran Šatam posee todos los poderes para satisfacer sus ilimitados apetitos difíciles de concebir para esta sacerdotisa.
Ninanna ascendidó en la escala social como una flecha.
Enki tiene una sensación extraña. Tiene el sentimiento de haber conocido a este ser, de estar informado de sus perfecciones e imperfecciones.
Sus hazanas resuenan hasta Dilmun. Los hombres que coloca en su cama se encumbran a reyes y señores, pero no tienen ningún estatus con respecto a ella. Una vez que se someten a su autoridad suprema, no son sino instrumentos en sus manos.
Enlil ha investido a su nieta con poderes supremos. Ella es una guerrera temible. Sus hazanas militares son conocidas por toda la Tierra. Los diversos Lu (razas esclavas humanas), que ella ha modificado y sometido a “nuestras” órdenes (Gina’abul), han sabido como dirigirse a ella.
Ninanna ha destruido varias bases Imdugud.
Recientemente ha encontrado el rastro del núcleo principal y soberano de la realeza Gina’abul, los Kingu-Babbar. Se habían enterrado en la profundidad del KUR, bajo la nariz de los Ušumgal. El KUR-BA-LA (1a dimension) de Uraš es su morada oculta.
Ninmah y Enki han sido citados para una convocatoria extraordinaria de la Asamblea en Dukug… en realidad hace varios Iti (meses), pero Enki invocó la extrema fatiga Ninmah para evitar el viaje a Kharsag.
La verdad es que las discusiones diplomáticas ya no están entre sus preocupaciones. Ninanna ha llegado para desplegar sus encantos sobre Enki, y provocar que cambie su decisión, pero el cordialmente la ha puesto en su lugar.
Desde entonces, los viscosos Mušgir (dragones-furiosos) de los Ušumgal han tratado de alterar o perturbar a los miembros de la realeza, pero han salido vapuleados. Ellos son novatos en la batalla.
Kalam (Sumer) es un torbellino. Los Anunnaki de Edén y Edin redoblan su vigilancia y patrullan el país de punta a punta… irónicamente para Enki, pues el sabe perfectamente que los Kingu-Babbar no se moverán. Su estrategia nunca ha sido el ataque frontal, sino mas bien el desgaste con el paso del tiempo.
Ellos se han mantenido en el poder durante muchos Limamu (milenios). Su objetivo es permitir que los Ušumgal se maten unos a otros y recoger las migajas. Ellos tienen su tiempo, son dueños de las dimensiones…
Recordemos a Ninanna, la nieta del Šatam, que se convertirá en una figura muy importante. Ha estado colaborando con los Kukus (ancestros). Ella ayudo a su abuelo en su búsqueda de nuevos territorios y trabajadores. Asumiendo una gran responsabilidad en el ejercito de los Annunaki, ha logrado conseguir un poco de paz entre ellos y los Kingu-Imdugud.
Los Nungal que ya no viven en Kharsag a veces se ponen de parte de la hija de Ninmah, y han participado en combate, pero Ninanna siempre ha sido capaz de separarlos y organizar las negociaciones que traen alguna paz. La propia Ninanna es Babbar (albino), lo cual le aporta alguna estima por parte de los reales y los Nungal. Nammu (madre de Enki) parece apreciar esta muestra de carácter por parte de la animada Nin (sacerdotisa). ¿Es por qué ella ha clonado al extraño Babbar (albino) llamado He’er que la sigue como su sombra? ¿Podría ser el amante de Nammu? Nadie sabe nada al respecto, ni siquiera las dos hermanas de Enki.
Ninanna se siente encarcelada por su aspecto glorioso y parece pasar su tiempo buscando un Gina’abul o incluso un ser humano a su medida. Ella posee un aspecto aterrador que abate a sus enemigos, incluso a sus amigos o amantes. Su juventud indomable no sera domada por nadie. Lleva un dulce y embriagador perfume en el hueco de su cuello y, al parecer, entre sus pechos. Cuantas de colores y turquesas corren sobre su cuerpo.
La nieta de Enlil es superorgullosa, autoritaria, susceptible, belicosa, implacable y rencorosa. Nadie se atreve a oponerse a ella. Entre los Gina’abul solamente escucha a tres: An, Enlil, y al propio Enki cuando no recibe una respuesta de los otros dos.
Cuando ella va a encontrarse con Enki en Dilmun (Atlántida)Nunkiga (Eridu), o en el Abzu, sobre todo se queja de la falta de consideración que manifiestan aquellos que están bajo su tutela. A veces ama el confesar a Enki celos que ella misma originaría.
Su manera de vestir habla enormemente de su codicia. Cuando la ambiciosa Ninanna se pone sus grandes abrigos cubriendo una túnica, combinada con unas pequeñas botas de cuero, a menudo se trata de desempeñar un requisito diplomático.
Por otra parte, cuando la apasionada princesa de Edin se pone montones de sedas brillantes o ceñidos vestidos cortos y sus sandalias incrustadas de joyas, es con un motivo festivo o veladas de placer.
Los Ukubi que ella frecuenta y que viven en los territorios de su abuelo disponen sus ofrendas a sus pies como signo de sumisión; sin embargo, ella es muy respetuosa con el género humano. La multitud es a veces su refugio, su amparo, cuando el mundo Gina’abul demanda de ella mas de lo que puede dar.





INVESTIGACION DE ANTON PARKS  E INVESTIGACION PROPIA. 

En este esquema podemos ver las Razas de «Servicio a Sí Mismos» (Egoístas), y de«Servicio a Otros». Las primeras se organizan a modo de pirámide (jerarquía), mientras que las segundas se organizan a modo de círculo (sin jerarquía).





A continuación, una breve descripción de las Razas Extraterrestres referidas en Las Crónicas: POR ANTON PARKS 




LOS KADISTU («Antiguos Ensambladores de Vida»)

También conocidos como los «Planificadores», los «Diseñadores de Vida» y los Elohim de la Biblia. El término hebreo Elohim, descompuesto en sumerio-acadio da EL.U.HI.IM, «Los Poderosos Exaltados que Mezclaron la Arcilla (o el Ser de Arcilla: el hombre)».


Los Kadistu son los guardianes de lugares claves en el Universo, y Emisarios de la «Fuente Original». Su papel es unificar las especies del Universo. En esto, uno podría pensar en ellos como «Ángeles de Dios».Ellos han creado las diversas variedades de animales de la Tierra.


Viven en el Abgal (las Altas Dimensiones), y muy pocos de ellos pueden entrar a nuestra Tercera Dimensión. Esto no facilita el contacto directo y explica su modo indirecto de abordarnos.

Tampoco interfieren en el desarrollo de razas en evolución. En cuanto a la Tierra, los Diseñadores de Vida parecen haberla dejado en manos de los Reptiles Gina'abul.

Esto no sería un abandono, sino más bien un retiro transitorio, porque hasta este día, los Diseñadores de Vida no han cesado de mantener el ojo vigilante sobre su creación. A nivel humano, esto pareciera estar tomando demasiado tiempo, pero para los Diseñadores de Vida del Universo, esto no es nada.

Ellos nos observan hoy más que nunca antes, y se comunican por medio de personas que contactan directa o telepáticamente. Pero tales comunicaciones deben ser tomadas con gran cuidado, por la posibilidad de una equivocada interpretación de lo que se ha recibido.

Entre las Razas Kadistu, se encuentran los Abgal (Anfibios de Sirio), las Amasutum (Sacerdotisas Reptilianas), las Ama'argi (Amasutum Terrestres), los Ameli (Raza Semi-Etérica de Aldebarán), los Sukkal(Aves de Lira), y los Urmah (Felinos de Orión).

En el idioma acadio, la palabra Qadistu evoca a una sacerdotisa de alto rango. Nugig, la palabra equivalente en sumerio, puede entenderse como «No Malvada», o también «La Imagen del Mal»: Prostitutas Sagradas.





LOS GINA'ABUL («Genuinos Ancestros del Esplendor»)


La Familia Reptil. Su lugar de nacimiento estaba en la Constelación Draco, la cual ellos llaman Usu, pero numerosos conflictos que irrumpieron su historia dio como resultado la creación y separación de subrazas y su esparcimiento a través de nuestro sector de la Galaxia.

Algunos permanecen en Usu, pero los Usumgal y la mayoría de las Amasutum están en la Osa Mayor, los Kingú en Aquila, los Musgir y los Miminu (Grises) en Lira, y algunas Amasutum son encontradas en Las Pléyades, en donde fueron también creados los Anunna. Y es la guerra la que ha atrapado a los Anunna en la Tierra.







LOS ABGAL («Grandes Sabios»)

También conocidos por su nombre acadio Apkallu, y su nombre dogón Nommo. Es un subgrupo Kadistu, procedente del Sistema de Sirio. Son anfibios, de dedos palmeados y sangre verdosa, estando genéticamente emparentados con los Gina'abul.

Su cráneo es levemente alargado, pero no como aquel del Gina'abul. Son idénticos a las representaciones sumerias de los Abgal, que se dicen, son los Consejeros de Enki.

Anton Parks informa que esta imagen es la representación más cercana que tenemos del Abgal del Sistema de Sirio. Los Dogones, por supuesto, siempre han afirmado que Sirio era el hogar de los Nommo.

Hace unos 60 millones de años, los Abgal se ocuparon de la fauna marina de la Tierra y sobre todo con las ballenas y delfines, cuyo papel principal era reequilibrar la tasa vibratoria del KI que estaba extremadamente baja en aquella época.






LOS SUTUM («Lagartos»)

Son Gina'abul machos creados por Abzu-Abba para fecundar a las Amasutum, pero sus habilidades reproductivas estaban en declive. Ellos sufrían de una enfermedad desconocida. Originalmente obreros, trabajando para toda la raza de los Gina’abul. Hoy se encuentran en la Constelación de la Osa Mayor.

Los círculos, como piedrecillas, en los hombros, son similares a aquellos que llevaban los altos dignatarios mayas.

Para los maya, estos círculos simbolizan el OL, es decir la «percepción» o «conciencia», «el camino» y «la memoria».

Al mismo tiempo, el OL maya es el equivalente el sumerio UL que evoca «el pasado», «un adorno», «una estrella», «el esplendor», y el verbo «resplandecer», al significar UL «privilegio» y «protección».

Estos círculos o piedrecillas colocadas en los hombros de dioses sumerios y personajes maya de alto rango simbolizan los cristales, o ME en los cuales estaba almacenado el conocimiento de los «dioses»...

Los Cristales de Cuarzo eran la clave para una clonación exitosa.









LAS AMA'ARGI («Madres Brillantes que sostienen»)

Un grupo Kadistu de Amasutum terrestres. Fueron creadas en nuestro Sistema Solar por las Amasutum de la Osa Mayor, seguramente clonadas de la Biblioteca Genética de su planeta. Tienen cola y piel oscura.

Su nombre transporta el sentido de «Remisión de Daños Divinos», pero la estricta traducción del sumerio da el significado de «Madre Brillante que Sostiene (o Restaura)».

Las Ama'argi y su Reina, Dim'mege, viven en el corazón del Abzu (el Mundo Subterráneo), en la ciudad de Salim («Corazón de la Eternidad»).

Su misión original en la Tierra ha sido restaurar el planeta, el cual ha sido dañado por múltiples acciones militares y manipulaciones genéticas conducidas por los Kingú, como el desarrollo de los dinosaurios.

En un período más tardío, las Ama'argi fueron dirigidas por su Reina, Dim'mege, para supervisar a los esclavos humanos trabajando en los dominios agrícolas de los Anunna.

El símbolo sumerio AMA, usado para formar el término AMA.AR.GI representa un pilar sagrado, atribuido a divinidades celestiales adoradas por lo humanos en un culto religioso. La estrella en medio indica «divinidad».





LOS AMELI

Una Raza Kadistu Semi-Etérica, originaria del Sistema Aldebarán de Tauro, donde aún tienen sus bases. Permitió que los Usumgal mantengan una colonia de Miminus en su Sistema, pero los condujeron fuera después de la Gran Guerra.





LOS NIM («Insecto Volador - Príncipe - Ser Elevado»)
Son una Raza Kadistu con cabeza de insecto. En la Tierra, fueron los creadores de los artrópodos buceadores. Como habrá observado el lector, los diversos significados de la palabra Nim son bastante explícitos.
















LOS SUKKAL («Mensajeros»)

Un subgrupo Kadistu con forma de pájaros, de la Constelación de Lira. Llamados «Primos de los Gina'abul». La palabra sumeria Sukkal significa «Mensajero». En las tradiciones sumerias y asirio-babilónicas, los Sukkal son humanoides con el cuerpo de un pájaro y largas alas en la espalda. El término griego «anggelos» también significa mensajero y se refiere a seres con funciones similares a las de los Ángeles bíblicos. En la Tierra, los Sukkal fueron responsables de la inserción de vertebrados ovíparos.





LOS URMAH («Grandes Guerreros - Leones»)

También conocidos como «El Ejército de los Elohim». Son Guerreros Kadistu, de la Constelación de Orión. Tienen apariencia felino-humanoide. De hecho, Urmah, en sumerio, significa «León», y también «Gran Guerrero». Se los suele ver con garras, probablemente artificiales. Su logo es el león.

Conforman el ejército o milicia principal de los Kadistu. Cuando hay situaciones difíciles y violaciones graves de las reglas, ellos son generalmente designados para restaurar el orden. Por esta razón, los Urmah fueron encontrados en varias ocasiones en nuestro Sistema Solar.

Son considerados como soldados de último recurso, ya que pueden ser muy feroces. Ellos se retiran del combate sólo a petición del Consejo Superior.

Hace 65 millones de años, los Urmah tuvieron la misión desgarradora de limpiar la Tierra de dinosaurios, dirigiendo un proyectil demoledor.

Varias colonias Gina'abul, gobernadas por tres Reinas que escaparon de la Gran Guerra se encuentran colocadas cerca de los Urmah. Esto parece ser una situación excepcional, ya que los Urmah son bastante independientes. En cada caso, este reabordamiento ha traído frutos en la forma de una notable raza híbrida.

Los Urmah han hecho lo mismo aquí con la Realeza Kingú, produciendo el Imdugud.

Siempre que sea posible, los Kadistu que pueden evolucionar sin mucha dificultad en la Frecuencia KI, se unen y mezclan con especies que tienen dificultades para levantar su nivel de frecuencia. Esta actividad de los Urmah funciona para reequilibrar la conciencia Gina’abul a través de la mezcla con ellos.





LOS NAMLÚ'U («Inmensos Seres Humanos»)
«Los ancianos dicen que en el comienzo del mundo, Dios creó al hombre y le dio responsabilidad sobre todas las criaturas. Este hombre salía todos los días de su casa, muy temprano por la mañana, para visitar la propiedad de Dios – es decir, todo lo que se encuentra aquí en la Tierra. Y el siempre regresaba a casa muy tarde, por la noche, y muy cansado. Pero a pesar de su gran fatiga, el tenía que hacer este reporte a Dios, sobre el estado de salud de todas las criaturas».

(Tradición Oral de los Lumwe de Zaire).
El Namlu'u es el Humano Original, creado durante la Era Secundaria: un ser extraordinario y casi omnipotente, multidimensional y dotado de asombrosa Clarividencia y Telepatía. Aparentemente, tienen existencia perpetua en alguna parte del Abgal (las Altas Dimensiones).

Son altamente respetados, porque combinaron el patrimonio genético de numerosas especies Kadistu.

Los Namlú'u son andróginos, tienen aproximadamente 4 mts de altura, y pueden desplazarse muy rápidamente de una ubicación a otra a través del uso del Merkaba, el Campo de Luz individual.

El término Merkaba significa «Carroza» en hebreo, pero esta palabra puede igualmente ser traducida en egipcio, como «Conexión entre el Espíritu y el Alma».

El término Namlu'u fue usado por los «dioses» y los sumerios para designar a esta Humanidad Primordial. Más adelante, el término fue usado para referirse a los sumerios, quienes fueron los primeros humanos en Mesopotamia, aquellos que estaban en contacto con los «dioses».

La partida de los Namlú'u de nuestra dimensión fue sincronizada con la llegada de los Anunna a la Tierra.

Los Namlú'u son seres que reúnen capacidades no comunes. Ellos fueron creados «todos de una vez» por los Kadištu que sembraron vida en este planeta. Ellos eran, por decirlo así, los Guardianes de la Tierra antes de la llegada de los Anunna.

Son textos gnósticos, tales como «El Libro Secreto de Juan», los que anuncian que este ser fue confeccionado por los «Creadores» a la imagen de Dios (la Fuente) y conformando su respectiva apariencia. Este Ser Primordial perfecto combinaba los varios poderes con los que ellos (los Creadores) habían sido dotados, tanto física como psicológicamente.






LOS KINGÚ («Gobernantes sobre las Regiones»)
En sumerio, «Gobernador sobre la Tierra (o Regiones)». Es la raíz principal de la veta de los Ginaabul. La mayoría de los Kingú poseen una marca en la frente, como un Tercer Ojo.

Los hay de tres tipos:


Blancos: 


También llamados Kingú-Babbar, Kingú Albinos o Kingú Reales. Conforman la Realeza, ubicada hoy en la Constelación del Águila. Son los más grandes de todos los Kingú, y entre todos los Gina’abul, son los que más cercanamente se asemejan a los seres humanos. Algunos poseen alas y cuernos, y otros no.



No les gusta mezclarse con otros, porque se sienten superiores al resto de los Gina'abul. Su emblema es el Urin (el águila).

Originalmente, el Kingú Albino era la autoridad dominante en la Constelación de Draco, donde crearon a los Usumgal. Posteriormente, emigraron con ellos a la Constelación de Lira. Pero en el tiempo de la Gran Guerra, emigraron a la Constelación del Águila, dejando a los Usumgal en Lira.

Bajo un acuerdo con los Kadistu, algunos Kingú Albinos se establecieron en Tiamate (nuestro Sistema Solar). Por lo general, éstos no tienen alas ni cuernos.

Para obtener autorización para trasladarse a Tiamate (nuestro Sistema Solar), los Kingú Albinos tuvieron que aceptar mezclar sus genes con la línea de los Kadistu Urmah, creando así una nueva especie: los Imdugud.

Por lo general, los Kingú Albinos de Tiamate, no tienen alas y cuernos. Durante la Era Secundaria, llenaron la Tierra con diversas variedades de Husmus (Dinosaurios).

A la llegada de los Anunnaki, entraron en conflicto con ellos y sus descendientes. Esto era conocido en tempranas civilizaciones humanas por todo el mundo, y representado en muchas obras de arte como águilas confrontando serpientes. Se rumorea que realmente han devorado a reptiles de otras razas inferiores.

También han sido siempre un problema para las Ama'argi, desde que su línea en Tiamate comenzó a desaparecer lentamente.

Los Kingú Albinos de Tiamate no practican la clonación, sino que se reproducen por medios naturales. Mientras ninguna hembra fuera producida en el Sistema Solar, persistieron en secuestrar a ciertas Ama'argi, justo bajo las narices de los Kadistu.

De todas formas, las Ama'argi detuvieron el secuestro, capturando algunos Kingú Albinos, y colocándolos a su servicio (aunque tratándolos bien). Desde entonces, las relaciones han sido más tranquilas.


Rojos: 


Están justo por debajo de los Kingú Blancos en el Orden Social. Son Guerreros de piel rojiza, y tienen cola, cuernos y alas. Cuando los Kingú Blancos partieron de Draco, los Rojos permanecieron gobernando en su lugar. Al igual que sus pares albinos, son extremadamente arrogantes.










Verdes: 

Trabajadores y Guerreros. Estos son los Kingú que toman parte en las batallas en Duku al final del Libro 1. Tienen piel verdosa, un poco más clara que la de los Anunna.






LOS IMDUGUD («Sangre Noble»)

Emblema del Anzu Imdugud, simbolizando la herencia genética. Babilonia.

La designación sumeria Imdugud significa «Alta Tormenta» o «Sangre Noble». Corresponde al Anzu o Zu de las Tablillas Acadias.

Son una mezcla de Kingú Albinos y Urmah. Debido a la genética Urmah, poseen una cierta forma de sabiduría, y su cráneo es menos alargado que el de los Nungal y Kingú. Son representados emblemáticamente en imágenes sumerias y acadias como mitad águila y mitad león, simbolizando así sus raíces genéticas.

Se asemejan a los humanos, son muy altos, tienen piel blanca como los Kingú Reales, y a menudo, ojos azules. Tienen una leve mirada «animal» en sus ojos, un aspecto que está conectado con sus genes. Emiten ladridos o sonidos de silbido. Se los suele ver con garras, probablemente artificiales.

Como los Kingú, ellos detestan tener que asociarse con otros. Ellos lo harán solamente en su propio interés. Son difíciles de abordar, incluso por los Gina'abul o los Kadistu.

Fueron creados por los Kingú Albinos mucho antes de la llegada de los Anunna a Tiamate, para vigilar la reserva terrestre y sobre todo para servir a la reconciliación entre los Gina'abul y los Kadistu, pero los Anunna se enemistaron con ellos, así como con sus creadores. Tienen la reputación de ser pacíficos, estando siempre presentes en el fondo de los trabajos de los Kadistu.

Parks no sabe si los Imdugud mantienen las mismas relaciones con los Kingú y los Anunna hoy. Él se pregunta si son los «Blancos Altos» que se han observado viviendo en la Cordillera Nellis, en Nevada.




LOS USUMGAL («Magníficos Dragones»)

Creados por los Kingú Albinos, los Usumgal crearon a su vez a los Anunna, a los Musgir y otras razas. El Consejo Usumgal de Nalulkara fue sobreviviente de la Gran Guerra. El término Usumgal fue usado más tarde por los sumerios para designar a sus dioses y soberanos.




LOS ANUNNA


También conocidos como los «Ángeles de Yahveh». Los Anunna fueron propuestos como una Raza de Guerreros para defender a las Amasutum contra un enemigo invisible y amorfo quien, de hecho, no existía. (Esta dinámica, que hemos visto en nuestro tiempo, claramente tiene raíces antiguas).

Fueron creados por An y Ninmah en el Planeta Duku, de un patrimonio genético descubierto por Ninmah en el Planeta Nalulkara. Sin duda, se resaltó la variedad de la línea celular Sutum.

An ofreció a Saam como el prototipo para la raza. Originalmente fue creado como asexual (aunque más tarde modificado a macho), pues An discutió que, siendo asexuales, estarían sin distracciones y serían mejores soldados.

Las guerras entre los Gina'abul los trajo a la Tierra, llegando a ser conocidos como los Anunnaki («Anunnas de la Tierra»).

Muchas Tablillas Sumerias relatan las aventuras de los Anunnaki en una especie de oda extendida a estos guerreros Anunna. Las crónicas muestran en detalle cómo se establecieron y controlaron a la humanidad, la cual ellos transformaron genéticamente en ganado para su mayor placer, porque los Anunnaki son algo perezosos. Esto es el por qué ellos llegaron a ser considerados como dioses, o «Dios» a los ojos de la Humanidad.

Estos Anunnaki han manipulado a los humanos durante miles de años, y continúan dirigiendo secretamente nuestros asuntos. Pero, desgraciadamente para ellos, los humanos están llenos de mutaciones, y muy pronto saltarán dimensiones... un momento histórico hace largo tiempo esperado en la historia de la Humanidad.





LOS NUNGAL

También conocidos como los Vigilantes, Bené Elohim («Hijos de los Elohim»), o Igigi, su nombre acadio. Fueron un derivado de los Imdugud. Considerados como Kadistus, aunque no tienen ningún conocimiento de clonación.

Tiamata requería una raza sexual masculina para sus hermanas Amasutum, puesto que los Sutum estaban extinguiéndose. Saam voluntariamente se ofreció crear la raza principesca Nungal, para ese propósito, y para ser su líder.

Saam-Enki ensambló apresuradamente el material genético para los Nungal antes de su partida de Nalulkara a Duku, en parte, de genes pertenecientes a los experimentos de Abzu-Abba. Mamitu quiso verificar las células que ella había seleccionado, pero Saam declaró que no tenían el tiempo, y que se deberían de conformar con indicaciones inscritas en los contenedores de los genes.

Mamitu ya sabía muy bien qué células estaban usando: ella había cambiado secretamente las células en los envases, con plena intención de traer una nueva veta Kadistu a la ecuación. Pero estaba decepcionada de que Saam no había ejercido la debida diligencia.

La raza resultante no tenía el poder del Gibil'lásu, que concede la Vida Eterna. Sin embargo, eran seres de largas vidas, con orientación Kadistu.

Ellos fueron fuente de gran vergüenza para Saam cuando, pronto, después de la llegada a la Tierra, inesperadamente mudaron de piel —algo que nunca quisieron hacer a propósito— mostrando nueva piel que era blanca como aquella de los Kingú Albinos, con quienes estaban ultimadamente afiliados.

Saam, Mamitu, y más particularmente los mismos Nungal pagaron carísimo esta situación, porque los Anunna terrestres, reconociéndolos como una subraza de su enemigo, los Kingú, usaron a los Nungal durante largo tiempo como esclavos. Por ejemplo, los Nungal fueron comisionados a cavar el Tigris y el Éufrates para abastecer de agua las futuras ciudades de los «Dioses» Anunnaki.

Mientras eran tratados muy mal por los Anunna-Usumgal, los Nungal fueron cálidamente aceptados por las Amaargi, con quienes, a veces, encontraron refugio en su dominio del Abzu.

Finalmente, bajo la insistente petición de su propio pueblo, Saam-Enki respondió creando los especímenes de Adam para salvar a sus Nungal. Los Anunnaki, entonces, pusieron a los Adam a trabajar como esclavos.

Los Nungal eran los Igigi – aquellos que eran llamados «Los Vigilantes» en el Libro de Enoc, también llamados «Ángeles Caídos», aquellos que se aparearon con hembras humanas sin autorización de Yahveh (An-Enlil). Posteriormente, fueron seguidores de Osiris y Horus.





LOS MUSGIR («Reptiles Furiosos»)

Más conocidos por su nombre asirio, Pazuzu. Son Dragones Alados capaces de moverse fácilmente entre los 3 primeros Planos. Originalmente fueron creados en la Constelación de Lira por los Usumgal. An y Ninmah produjeron una segunda línea en el Planeta Duku, usando una línea celular descubierta por Ninmah en el Planeta Nalulkara. Tienen cola, cuernos y alas. Lucen como las Gárgolas que adornan las iglesias y catedrales medievales.

Esta estatuilla, representando un Musgir es identificada con el demonio asirio-babilonio Pazuzu, un demonio conectado con el Mundo Subterráneo y con Mundos Paralelos. Está armado con grandes alas y su cuerpo está cubierto con escamas.

El universo de los Demonios estuvo muy presente en el espíritu mesopotámico, hasta el punto que el Musgir-Pazuzu fue considerado uno de los Demonios más poderosos. Por esto, a menudo fue usado como un amuleto, en contra de otras entidades infernales.

Varios amuletos de este tipo han sido encontrados en las fundaciones de las casas mesopotámicas. Atrás de sus alas aparecía la siguiente inscripción:
Yo soy Pazuzu, hijo de Hanpa. ¡El Rey de los Espíritus del Mal de los Vientos que rugen violentamente desde el Šadû (KUR en Asirio), soy yo!».








LOS UKUBI («Simios»)

Los Ukubi fueron creados por los Kingú como alimento (tal como nosotros tratamos a nuestro ganado), y más tarde por las Ama'argi para cumplir con las órdenes de los Kingú Reales, quienes las controlaban muy estrictamente en ese tiempo. Pero Nammu clandestinamente mejoró la raza, concediéndoles autonomía, para que pudieran defenderse en contra de los Kingú.



Parks encontró un texto sumerio que apoya esta afirmación:
Ellos eran feos y amenazadores, dispersos hasta los rincones del mundo, en la entrada al mundo subterráneo. Ellos también parecían solitarios, sostenidos en sus emplazamientos, solos y aislados, pero pareciendo lo suficientemente amenazadores. Pequeños y oscuros medio-hermanos y hermanas. Por lo tanto, esto debe haber sido una creación diferente e impropia de los Nammu con otro dios, pero quizás también una creación experimental de los dioses...».

(Extracto de la tablilla sumeria «Cómo Eligió Ereskigal el Mundo de Abajo»).






LOS MIMINU («Responsables de Tareas Desagradables»)

En el idioma de los Dogón de África, esta palabra significa «Hormiga», describiendo la apariencia general de estos seres, conocidos por nosotros como los «Grises». En el idioma Zulú, estos seres son conocidos como Mantindane o «Torturadores».

Trabajan como grupo y funcionan como hormigas. Son una raza de trabajadores al servicio de sus creadores reptiles.

Fueron creados originalmente en Lira por los Usumgal con genes reprogramados de los Musgir, como parte de un programa en el que los Musgir participaron voluntariamente. De este modo, son una versión genéticamente modificada (diminutos, de piel lisa y sin alas) de los Musgir.

Más adelante, otras razas Miminu fueron creadas de células fabricadas por los Kingú. Hay varias clases de ellos en diferentes regiones. Aquellos que están asociados con Tiamate, y que para eso fueron creados por los Kingú son más grandes que los otros, y poseen cabello.

Según Parks, los Mìmínu poseen bases «en las cuatro esquinas de nuestro universo», y menciona que las Amasutum les tenían horror, debido a las maneras cínicas e irrespetuosas, así como glaciales de estos enanos.

En cuanto a su psique, no era sofisticada como la nuestra. Los Miminu han sido concebidos sin ninguna belleza exterior. Eran todos pequeños, tenían un color gris, sin orejas, sin párpados, sólo dos agujeros como nariz y sin labios. Ellos miraban fijamente con grandes ojos negros alargados, que eran vacíos, fríos y sin emoción.

La historia que recibió Parks termina hace más de 2.000 años. En consecuencia, no sabemos qué ocurrió exactamente con los Miminu después, ya que su destino parece haber cambiado de alguna forma. Parecen poseer una especie de autonomía que no tenían hace unos mil años.






LOS ADAMU («Bestias - Colonizadas»)

Los primeros Adam fueron una combinación genética del humano original y el simio. Podemos distinguir a los Saggiga («Esclavos Negros»), y a los Lúbar («Hombre Blanco»).





Sa'am estaba continuando lo que su madre había hecho con los simios. Una primera versión de humanoide, creado como obrero del Edin, era una mezcla de Ukubi, Ama'argi y Kingú Verde. Tenía piel negra y, como herencia de las Ama'argi, también tenía cola.

Los Kingú no tenían responsabilidad por esta creación. Sus células fueron incluidas para marcar la dominación de los Usumgal-Anunna sobre los Kingú, es decir, para humillarlos.

Después de esto, Saam, con el apoyo y ayuda de su madre y dos hermanas, mejoraron clandestinamente la raza, bajo las narices de An y Enlil. Ellos agregaron células de los Namlu'u, dando origen al Saggiga, más humanizado.

Los Kingú, entonces, le pidieron a Sa'am que agregara genes de Kingú Albino a los Saggiga, resultando el Lúbar, un humano de piel blanca pensado para marcar su supremacía, dominando a los negros.

El nombre Lúbar («Hombre Blanco»), se presta para un juego de palabras con Lúbara («Hombre Soberano»), y Lúbarara («Alienígena» o «Extranjero»).

Enki y sus asociados volvieron a mejorar clandestinamente a estos seres, para darles más autonomía. Estas son las primeras razas humanas, no las de hoy en día.





PERSONAJES FEMENINOS DE LAS CRÓNICAS



DIM'MEGE: «Pilar Oscuro». Reina de las Ama'argi. Hija de Nammu, hermana de Sa'am (Enki) y Se'et. Parece ser la sumeria Lilti o la acadia Lilitu, encontrada en la tradición hebrea bajo el nombre deLilith. Bajo el nombre que fuese, siempre fue considerada una Demonio del Inframundo, sin duda debido al temor que ella engendraba, y a su origen, más allá de las percepciones humanas.

Extracto de Las Crónicas:

«Dim'mege era una sacerdotisa, y también era un poco glotona, lo que no le hacía bien a su silueta. Su corpulencia simbolizaba su generosidad de corazón.

»Ella poseía una cola como la de los Ušumgal [una variedad de Kingú]. La suya se arrastraba constante y negligentemente por el suelo.

»Muy perceptiblemente, ella jamás cesó de colocar sus manos sobre nosotros, como si quisiera saborearnos y saborear cada instante que pasaba a nuestro lado.

»Su manera de hablar era siempre muy cortés y cultivada.

»Dim'mege a menudo se saturaba con una poderosa emanación con el aroma de albaricoque. Teníamos que evadirla a veces, como para que no nos intoxicara con ese bálsamo nauseabundo.

»Sus gustos eran múltiples: ella usaba pesados brazaletes y telas brillantes. El metal plata centellaba sobre sus párpados, y piedras preciosas fluían hasta su cuello».

INANNA: También conocida como Ishtar, Neftis, «La Gran Prostituta» y «La Reina del Cielo». Hija de Enimin (Enlil). Su dominio es el desierto de Edin, la llanura mesopotámica de Enimin. Amante de Sa'am y nodriza de Horus.


MAMITU-NAMMU: También conocida como Damkina, Ninti yNut. Anfibia (más pez que reptil). Creada por Tiamata, en parte, con sus propios genes y material genético de Sirio. «Madre Tutora» de los Kadistu en el Planeta Uras (Tierra). Con Sa'am, co-crearon a los Nungal(subraza Kingú). «Reina del Trono» en Egipto.






NINMAH: También conocida como Ninhursag, Ninti y Serkit. Gran Sacerdotisa de Nalulkara (Planeta-Capital Reptiliano en la Osa Mayor), brazo derecho de Tiamata. Con An (Anu), co-crearon a los Anunna.

SE'ET: «Portento o Fuerza de Vida». También conocida comoDamkina, Ninti, Ereskigal («Soberana de los Kigal») e Isis. Una Ningidir(Sacerdotisa) sucesora designada de Mamitu. Presidió sobre la Iniciación del Fuego de As de Sa'am y participó en su coronación. Se reveló que era medio hermana genética de Sa'am, ya que su ADN es en parte de Mamitu y en parte Abgal. Esto le da mucho más de la genética Abgal de la que llevan, ya sea Sa'am o Mamitu, y ésta es la razón de los numerosos bosquejos egipcios, mostrándola a ella, o sus vestiduras, con escamas de pez. Sa'am salva su vida dos veces en Duku (Planeta del Sistema Maya de Las Pléyades).

Su dominio es el Duat subterráneo. En Egipto, «Reina del Trono», como lo fue su madre, Mammu o Nut. En la mitología egipcia, Isis es la Diosa de los Nacimientos. A través de varias tradiciones, Madre Universal, Maga y Creadora de Vida. Ella es la amante del ADN Humano.

TIAMATA: También conocida como Tehum. Mujer Usumgal. Reina de los Gina'abul de la Osa Mayor. Llamada Tigeme por los Gina'abul machos de allá. Madre de Lahamu y Lahmu.




Diosas Kadistu




Aunque Zecharia Sitchin considera a todos los Dioses Sumerios como miembros de una misma Raza Extraterrestre (de aspecto humano, como nosotros), hay quienes —como Anton Parks, autor de la serie editorial«Las Crónicas del Gìrkú»—, difieren con Sitchin en éste y otros puntos.

Parks, quien dice basarse en regresiones espontáneas que ha experimentado —y en las que habría revivido pasajes de la historia de los llamados «Dioses»—, afirma haber encontrado, además, sustento a su particular visión de la Historia Cósmica y Terrestre, en antiguas Tablillas Mesopotámicas, así como en leyendas de todas las culturas antiguas de la Tierra.

Parks habla de diferentes razas y grupos de alienígenas que actuaron en el pasado de la Tierra. Aquí mostraremos lo que dice Parks acerca de las Diosas y grupos de Diosas Kadistu (Diseñadoras de Vida) que son importantes en su relato. Comenzamos explicando algo sobre los Kadistu.




LAS AMASUTUM («Madres Lagarto»)


Es un grupo de Sacerdotisas Kadistu, compuesto por hembras Gina'abul (Reptilianas). Su símbolo está compuesto por dos serpientes entrelazadas, es decir, el Caduceo, palabra latina que deriva, precisamente, de Kadistu. Moran en varios puntos del Universo, como la Osa Mayor, Las Híadas, Las Pléyades y Orión.

Cuando estaban privadas del papel reproductivo de los Šutum(Gina'abul machos), las Amasutum fueron capaces de preservar su línea y multiplicarse a través de la genética y su habilidad de clonar hasta el infinito. Y donde todos los Šutum acarrearon su material genético original sin variaciones, las Amasutum poseían una gran variedad de apariencias faciales y caracteres, haciendo a cada una de ellas un ser único y notable.

El lapso de vida de las Amasutum es eterno, porque, al contrario que los Šutum, sus cuerpos periódicamente se someten al Gibil'lásu(renovación de la piel), similar al proceso visto en serpientes y otros reptiles.

Hay rumores de que algunas de entre ellas   pueden someterse a la muerte y a la resurrección.

Esta es una hembra Gina'abul (es decir, una Amasutum). El dibujo es una reproducción por Anton Parks de una estatuilla descubierta en Ur. Parks está seguro que la forma de la cabeza es incorrecta, y está trabajando en una serie de dibujos que mostrarán el alargamiento extendiéndose hacia atrás.

En todo caso, ella está usando una peluca.

Según Parks, todas las razas Gina'abul comparten esta apariencia general. Las variaciones fueron sobre todo en el color de la piel y el grado de alargamiento del cráneo.

Los círculos, como piedrecillas, en los hombros, son similares a aquellos que llevaban los altos dignatarios mayas.

Para los mayas, estos círculos simbolizan el OL, es decir la «percepción» o «conciencia», «el camino» y «la memoria».

Al mismo tiempo, el OL maya es el equivalente el sumerio UL que evoca «el pasado», «un adorno», «una estrella», «el esplendor», y el verbo «resplandecer», al significar UL «privilegio» y «protección».

Estos círculos o piedrecillas colocadas en los hombros de dioses sumerios y personajes maya de alto rango simbolizan los cristales, oME en los cuales estaba almacenado el conocimiento de los «dioses»...

Los Cristales de Cuarzo eran la clave para una clonación exitosa.




LAS AMA'ARGI («Madre Brillante que sostiene»)

Un grupo Kadistu de Amasutum terrestres. Fueron creadas en nuestro Sistema Solar por las Amasutum de la Osa Mayor, seguramente clonadas de la Biblioteca Genética de su planeta. Tienen cola y piel oscura.

Su nombre transporta el sentido de «Remisión de Daños Divinos», pero la estricta traducción del sumerio da el significado de «Madre Brillante que Sostiene (o Restaura)».

Las Ama'argi y su Reina, Dim'mege, viven en el corazón del Abzu (el Mundo Subterráneo), en la ciudad de Salim («Corazón de la Eternidad»).

Su misión original en la Tierra ha sido restaurar el planeta, el cual ha sido dañado por múltiples acciones militares y manipulaciones genéticas conducidas por los Kingú (Reptilianos Dragón), como el desarrollo de los dinosaurios.

En un período más tardío, las Ama'argi fueron dirigidas por su Reina, Dim'mege, para supervisar a los esclavos humanos trabajando en los dominios agrícolas de los Anunna (Guerreros Sutum).


El símbolo sumerio AMA, usado para formar el término AMA.AR.GIrepresenta un pilar sagrado, atribuido a divinidades celestiales adoradas por lo humanos en un culto religioso. La estrella en medio indica «divinidad».





  • AAMENPTAH: «El Gran Lugar de Ptah». Nombre egipcio para la Atlántida.
     
  • ABGAL: Raza Kadistu. Anfibios de Sirio, de cráneo levemente alargado. Genéticamente asociados a los Ginaabul.
     
  • ABZU: «Caverna del Conocimiento». Espacio vacío en el interior de los Planetas.
     
  • ABZU-ABBA: Anciano «padre» de los Ginaabul, de Lira. Amo del Abzu de todos los Planetas Ginaabul. Asesinado por Saam.
     
  • ADALA: «Canción de Felicidad». Planeta del Sistema Taygeta de Las Pléyades.
     
  • ADAM: «Bestia Colonizada». Mezcla de Ukubi, Amaargi y Kingu Verde, diseñada por Saam. Nombre Emenita para el Neanderthal.
     
  • AKER: Guardián de los restos de Osiris en el Duat.
     
  • ALAGNI: «Imagen de Sí Mismo». Palabra Emenita para Clon.
     
  • AMAARGI: Amasutum terrestres, de piel oscura y con cola. Raza Kadistu creada especialmente en nuestro Sistema Solar por las Amasutum de la Osa Mayor. Habitan en el Abzu.
     
  • AMASUTUM: «Madre que desarrolla el Trabajado», o «Madre Lagarto». Ginaabul hembra. Grupo Kadistu que moran en varias regiones del Universo, como la Osa Mayor, Híadas, Pléyades y Orión.
     
  • AMELI: Raza Kadistu Semietérica de Aldebarán. Permitieron a los Miminu mantener una colonia en ese Sistema, pero los condujeron afuera después de la Gran Guerra. Tampoco permitieron a los Ginaabul establecerse ahí después de la Gran Guerra.
     
  • AN: Séptimo de los Usumgal. Creador de Saam y de los Anunna, de quienes es su jefe máximo.
     
  • ANDURUNA: «Residencia en el Cielo». Sistema Binario en donde se encuentra el Planeta Nalulkara. Conocido por los astrónomos terrestres como la Estrella Dubhe o Alfa Ursae Majoris, ubicada a 86 Años Luz de nosotros. Dubhe A es un gigante amarillo, como 25 veces el tamaño del Sol.
     
  • ANGAL: Altas Dimensiones.
     
  • ANKIDA: Ciudad de Nalulkara donde se almacenaba el patrimonio genético completo de los Usumgal.
     
  • ANSAL: Usumgal. Padre Genético de An.
     
  • ANUNNA: Guerreros Usumgal creados en Duku por An y Ninmah, a partir de un patrimonio genético descubierto por Ninmah en Nalulkara. Fueron propuestos como una raza de Guerreros para defender a las Amasutum contra un supuesto enemigo amorfo e invisible, que en realidad, no existía.
     
  • ANUNNAKI: Anunnas de la Tierra. Han manipulado a los humanos de la Tierra durante milenios.
     
  • ANZU: Nombre acadio para los Imdugud.
     
  • APKALLU: Nombre acadio para los Abgal.
     
  • BEL: Hijo póstumo, reencarnación de Saam, y vengador de éste.
     
  • BUN: «Luz Viva», «Rebelión». Nombre Emenita para el Sistema Aldebarán de Tauro, ubicado a unos 60 Años Luz de nosotros. Hogar de los Ameli.
     
  • CHITAULI: «Los que dictan la Ley», «Dictadores». Nombre Zulú para los Ginaabul. Descomposición en Emenita: SITA.UL.I: «Grupo Glorioso que Domina».
     
  • DIMMEGE: «Pilar Oscuro». Reina de las Amaargi. Hija de Mamitu, hermana de Saam y Seet.
     
  • DAMKINA: Título dado a Nammu y Seet.
     
  • DIDABBASAR: Conjunto de 50 Leyes.
     
  • DIRANNA: «Enlace en los Cielos». Portal Estelar.
     
  • DUAT: Red de Túneles bajo la Meseta de Gizeh (Egipto), y que se extiende hasta Tebas.
     
  • DUKU: «Monte Sagrado». Planeta ubicado en el Sistema Maya de Las Pléyades. Lugar de Nacimiento de los Anunna. Nombre dado también a una Nave Orbital puesta sobre la Tierra. Además, los sumerios utilizaron este mismo nombre para designar las capillas en las ciudades de Eridu y Nippur.
     
  • DUKUG: Montaña donde los Gilimanna se establecieron en las inmediaciones de la llanura mesopotámica.
     
  • EA: «Señor del Agua». Título dado a Saam.
     
  • EBABBAR: Planeta del Sistema Maya de Las Pléyades.
     
  • ELOHIM: Palabra hebrea para los Kadistu. Descomposición en Emenita: EL.U.HI.IM: «Los Poderosos Exaltados que han mezclado la Arcilla».
     
  • EMENITA: «Lengua Masculina». Lengua derivada del Emesa, creada para los Usumgal, y enseñada a los sumerios. También llamada Emean («Lengua Celestial») y Emegir («Lengua de Príncipes»).
     
  • EMESA: Lengua Matriz. La lengua original reservada para las Amasutum.
     
  • ENGIR: Mar del Abzu.
     
  • ENIMIN: Nungal defectuoso creado por Saam y Mamitu. Escapó a la destrucción programada para él.
     
  • ENKI: «Señor de la Tierra». Título para Saam en la Tierra.
     
  • ENLIL: «Señor del Aliento». Título solicitado por Enimin.
     
  • ERESHKIGAL: «Soberana de los Kigal (Gigal)». Título dado a Seet.
     
  • ERIDU: «Ciudad de Felicidad». Ciudad sagrada de Saam en Sumeria.
     
  • ESARRA: Planeta del Sistema Maya de Las Pléyades.
     
  • GIBIL'LASU: Cambio y renovación periódica de la piel, como las serpientes y ciertos reptiles
     
  • GIDRUGIRI: «Vara de Relámpago». Un tipo de arma.
     
  • GIGAL: Red Subterránea ubicada bajo la Meseta de Gizeh.
     
  • GIGIRLAH: Pequeñas Naves Exploradoras en forma de platillos.
     
  • GILIMANNA: «Bestiario Celestial». Conjunto de las Razas de Dioses que visitan la Tierra.
     
  • GINAABUL: «Genuinos Ancestros del Esplendor». Auto-denominación de los Reptilianos. Entre los sumerios, este término pasaría a ser sinónimo de Lagarto.
     
  • GIR: «Estrella Oscura».
     
  • GIRKU: Cristal cilíndrico de cuarzo verde, traído desde Sirio. Puede programarse para múltiples propósitos.
     
  • GISDA: El Cúmulo Estelar de Las Híadas, ubicado a 151 Años-Luz de la Tierra. Después de la Gran Guerra, un linaje de Amasutum recientemente creado, fue obligado por los Usumgal a abandonar su hogar en el Sistema Maya, y reubicarse en este lugar.
     
  • GAGIGSA: El Sistema de Sirio. Una de las más importantes bases de la Federación de los Diseñadores de Vida.
     
  • GÁRGOLA: Nombre medieval del Musgir.
     
  • GURKUR: «Esfera de Kur». «Lo que Transporta a Kur». Instrumento esférico que habilita a los Ginaabul a pasar entre las Dimensiones del Kigal.
     
  • HERMES: Nombre griego para Hudili.
     
  • HORUS: Nombre egipcio para Bel.
     
  • HUDILI: Clon puro de Nungal. «Primer Ave». Un gran científico, excedía a Saam en muchas disciplinas.
     
  • HUSMUS: «Reptiles Salvajes». Nombre Emenita para los Dinosaurios. Resultado de experimentos genéticos practicados por los Kingu, antes de que los Kadistu les dieran permiso de instalarse oficialmente en la Tierra.
     
  • IGIGI: Nombre acadio para los Nungal.
     
  • INIUMA: Naves Nodriza cilíndricas de los Ginaabul.
     
  • IMANUHELA: «Los Señores Que Han Venido». Nombre ruandés para los Dioses. Descomposición en Emenita: IM.AN.UH.EL.A: «Aquellos de las Nubes del Cielo que traen el Poder».
     
  • IMDUGUD: «Sangre Noble». Mezcla de Kingu-Babbar y Urmah. Humanos Arios de gran altura, y cráneo levemente alargado, creados en este Sistema Solar hace 300.000 años para vigilar la Tierra y servir para la reconciliación entre los Ginaabul y Kadistu. Tienen una leve mirada «animal» en sus ojos, que a menudo son de color azul. También tienen garras, se desconoce si naturales o artificiales. Emiten ladridos o silbidos. Pacíficos, se los suele encontrar apoyando el trabajo de los Kadistu.
    Logo: el Grifo (Águila-León).
     
  • INANNA: Hija de Emenir, amante de Saam y nodriza de Bel.
     
  • ISHTAR: Nombre acadio para Inanna.
     
  • ISIS: Nombre egipcio para Seet. En Emenita, este nombre significa «Lamentaciones» y «Llorar», que es lo que hace Seet al ser asesinado Saam-Osiris.
     
  • ITUD: La Luna. Es un cuerpo artificial, completamente hueco, con su propio Abzu, ocupado por Imduguds y un pequeño grupo de Sacerdotisas.
     
  • KADISTU: En acadio: «Antiguos Ensambladores de Vida». Diseñadores de Vida. Emisarios de la Fuente Original, que habitan en las Altas Dimensiones. Guardianes de lugares claves en el Universo. Son muy poderosos, pero no intervienen en los asuntos de los seres en evolución.
     
  • KALAM: Sumeria.

  • KANKALA: «Tierra no cultivada». Nombre Emenita para África.
     
  • KASKARA: Nombre Hopi para el Continente de Mu.
     
  • KI: Tercera Dimensión. La nuestra.
     
  • KIGAL: Bajas Dimensiones.
  • KISAR: Usumgal. Hermano Andrógino de Ansar y madre de An.
  • KINGU: «Gobernador sobre las Regiones». Ginaabul Original, en guerra con los Usumgal. Los hay Blancos (Realeza), Rojos (Guerreros) y Verdes (Pueblo).
    Logo: el Águila. La mayoría de los Kingu tienen una marca en la frente, como un tercer ojo.
     
  • KINGU-BABBAR: Kingú Albino, de Sangre Real. Son los más grandes de todos los Ginaabul, y los que más se asemejan a los humanos terrestres. Algunos tienen cuernos y alas. Originalmente, grupo dominante en Draco, donde crearon a los Usumgal. Emigraron a Lira con los Usumgal, a quienes dejaron allí en el tiempo de la Gran Guerra, para emigrar a Aquilae. Están en conflicto conlos Anunnaki y sus descendientes. Solitarios, no les gusta mezclarse con el resto de los Ginaabul, porque se sienten superiores.
    Logo: el Águila.
     
  • KINSAG: Telepatía.

  • KIRISTI: Hijos de las Estrellas, Emisarios Kadistu que trabajan para la Fuente.

  • KOHKIANGWUHTI: Madre Araña de la Tradición Hopi, quien creó a la Humanidad. Descomposición en Emenita: KU.KI.AN.GU.UH.TI: «Santa del Cielo y de la Tierra, Nodriza con Saliva Dadora de Vida».
     
  • KUATAKA: Nombre Hopi para los Kingu-Babbar.
     
  • KUR: «Las Bases de los Cimientos». Las Infradimensiones.
     
  • KURBALA: Primera Dimensión o Mundo Paralelo.
     
  • KURGAL: «Gran Kur». La Segunda Dimensión, donde ciertos Ginaabul tomaron su residencia en el Planeta Tierra.
     
  • KURGIA: Intermedio entre las Dimensiones 2 y 3, donde las Almas descansan momentáneamente antes de reintegrarse a la Fuente.
     
  • KURUNGI: «El Kur Sin Retorno». Intermedio entre las Dimensiones 1 y 2. Nivel de las «Almas Perdidas», donde las Entidades son aisladas, convirtiéndose en Fantasmas.
     
  • LAHAMU: Usumgal. Progenie Andrógina de Abzu-Abba. Co-Creador de Ansar con Lahmu.
     
  • LAHMU: Usumgal. Progenie masculina de Abzu-Abba. Homólogo genético de Lahamau, difiriendo sólo en el sexo.
     
  • LILITH: Nombre hebreo para Dimmege. Descomposición en Emenita: LIL.TI: «Espíritu de Vida».
     
  • LUBAR: «Hombre Blanco». Creados por Saam a partir de los Saggiga, para gobernar a éstos.
     
  • MAGAAN: Nave de carga.
     
  • MAMITU: Anfibia (más pez que reptil), creada por Tiamata. Creadora de los Namluu y Co-Creadora de los Nungal, con Saam.
     
  • MANTINDANE: «Torturadores». Palabra Zulú para Miminu. Descomposición en Emenita: MAN.TIN.DAN: «Asociados que viven donde hay calamidad».
     
  • MARDUKU: (Definición pendiente).
     
  • MARGIDDA: «Carro de la Distancia». La Constelación de la Osa Mayor. Nombre dado también a las Naves Espaciales.
     
  • ME: Discos Ópticos de Cuarzo Verde en los que están grabados las Artes y Leyes.
     
  • MER: Nombre egipcio de las Pirámides. El mismo nombre, en Emenita, significa «Serpiente Enrollada en Sí Misma».
     
  • MERCURIO: Nombre romano para Hudili.
     
  • MIKAEL: Título dado a Hudili y a Ninurta.
     
  • MIMINU: «Responsable de tareas desagradables». En Dogón, «Hormiga». Raza de trabajadores creada por los Usumgal con genes reprogramados de los Musgir, como parte de un programa en el cual los Musgir participaron voluntariamente. Más adelante, otras Razas Miminu fueron creadas a partir de células fabricadas por los Kingu.

    Miden alrededor de un metro de altura, y tienen una piel lisa de color gris. No tienen alas, como los Musgir, ni orejas, ni nariz, ni labios. Tienen grandes ojos negros alargados, sin párpados. Sirvientes de los Sutum. Son los hoy llamados «Seres Grises».
     
  • MULGE: «Planeta Negro». Antiguo Planeta sagrado de las Amasutum y los Kadistu, ubicado entre Marte y Júpiter. Destruido hace 12.000 años.
     
  • MULGETAB: «Compañero de Mulge». Satélite de Mulge. Hoy, el Planeta Venus.
     
  • MULMUL: El Cúmulo Estelar de Las Pléyades.
     
  • MUSGIR: «Reptil Furioso». Dragones Alados. Tienen cola, cuernos y alas. Originalmente creados en Lira por los Usumgal. An y Ninmah produjeron una segunda variedad en Duku, usando una línea celular descubierta por Ninmah en Nalulkara.
     
  • NALULKARA: Planeta gigante ubicado en el Sistema Anduruna (Dubhe) de la Osa Mayor.
     
  • NAMLUU: «Inmenso Ser Humano». Humano Primordial de la Tierra, con un cuerpo etérico, brillante y transparente, de unos 4.5 mts de altura. Andróginos y Hermafroditas. Muy respetados, por combinar dentro de sí el patrimonio genético de numerosas especies de Diseñadores de Vida. Fueron los Guardianes de la Tierra hasta la llegada de los Anunna.
     
  • NAMMU: Nombre Emenita para Mamitu.
     
  • NEBERU: Nombre Emenita para Venus.
     
  • NEFTIS: Nombre egipcio para Inanna.
     
  • NIBIRU: Ver Neberu.
     
  • NIGZIGAL: «Propiedad donde la Vida ha sido Colocada». Otro nombre para Clon.
     
  • NINGIDIR: Otro nombre para las Amasutum.
     
  • NINHURSAG: Otro nombre para Ninmah.
     
  • NINKIGA: Nombre original de la Ciudad de Saam, en la actual Irak.
     
  • NINMAH: Gran Sacerdotisa de Nalulkara. Brazo derecho de Tiamata. Co-creadora de los Anunna.
     
  • NINTI: «Señora de la Vida». Título dado a Mamitu, Ninmah y Seet.
     
  • NINURTA: Hijo Heredero de Enimin.
     
  • NIM: Raza Kadistu con cabeza de insecto.
     
  • NOMMO: Nombre Dogón para los Abgal. Descomposición en Emenita: NUM.MU: «El Exaltado Que Hace Crecer y Restaura».
     
  • NUDDIMMUD: «Aquel que forma y pone las imágenes (Clones) en el mundo». Título otorgado a Saam por los Nungal y Anunna.
     
  • NUGIG: Nombre Emenita para las Kadistu.
     
  • NUNGAL: Vigilantes creados apresuradamente por Saam y Nammu a partir de genes Imdugud en los cuales Abzu-Abba había estado experimentando. Raza Rebelde, «Ángeles Caídos», aquellos que se aparearon con hembras humanas sin autorización. Seguidores de Osiris y Horus.
     
  • NUNKIGA: «Noble Lugar de la Leche». Primer nombre de Eridu.
     
  • NUT: Nombre egipcio para Mamitu.
     
  • OSIRIS: Nombre egipcio para Saam.
     
  • PARSU: «Conocimiento de Soberanía que se instala en el cuerpo». Nombre acadio para el ME.
     
  • PAZUZU: Nombre asirio para el Musgir.
     
  • PTAH: Título egipcio para Saam. Descomposición en Emenita: PE-TAH: «Multiplicador del Entendimiento» (Clonador).
     
  • RELIGIÓN: Palabra derivada del latín «Religio». Descomposición en Emenita: RE.LI.GI.U.: «Las Tablillas de Aprendizaje que guían a las ovejas».
     
  • SAAKRA: Chakra. Vórtice Energético en el cuerpo.
     
  • SAAM: «El Buen Señor, el Bien Formado». Parte Usumgal, parte Abgal. Creado por An y Nammu en Nalulkara como prototipo de los Anunna. Al principio asexual, y más tarde modificado como macho por Mamitu.
     
  • SAGGIGA: «Esclavo Negro». Humanos con cola creados por Saam.
     
  • SAGMEGAR: «Depósito a la Cabeza del ME». Otro nombre para Mulge.
     
  • SAGRA: Otro nombre para Saakra.
     
  • SAKWAP: «Lugar Verde». Nombre Hopi para el Planeta Duku.
     
  • SALAM: Capital del Abzu de Nalulkara.
     
  • SALBATANU: Nombre Emesa para el Planeta Marte. En Emenita, este mismo nombre significa «La Matriz de las Raciones de la Corona».
     
  • SALIM: «Corazón de la Eternidad». Capital del Abzu.
     
  • SAMAEL: Nombre hebreo para Saam.
     
  • SATAN: «Adversario». Nombre Hebreo para Enimin. Descomposición en Emenita: SA.TAN: «El Que Trae el Mal».
     
  • SATAM: Administrador Territorial.
     
  • SEET: «Portento de Vida». Sucesora designada de Nammu como Ningidir. Medio hermana genética de Saam, con mayor genética Abgal que él y Nammu. A través de varias tradiciones, Madre Universal, Maga, Creadora de Vida. Saam salvó su vida dos veces en Duku.
     
  • SEKER: También Sokaris. Nombre griego para Saam-Osiris.
     
  • SETH: Nombre egipcio para Enimin.
     
  • SERKIT: Nombre egipcio para Ninmah.
     
  • SIENSISAR: «Lo que ensambla en orden a los numerosos dignatarios». Matriz Artificial en forma de tubo de vidrio, para crear o ensamblar clones.
     
  • SIGUN: «Tierra Roja». Nombre Emenita para Australia.
     
  • SINSAL: Provincia de Kankala, en el Este de África, correspondiente al actual Valle del Rift. Gran reserva de simios del Planeta, donde los Kadistu estudiaban a estos seres, pero también el área donde los Kingu los secuestraban para usarlos como esclavos o comida.
     
  • SIPAZIANNA: «Fiel Guardián de los Cielos». La Constelación de Orión. Lugar de Nacimiento del Urmah. Numerosas Colonias Ginaabul son encontradas en la región, fuertemente aliada y mezclada con seres humanoides nativos del área.
     
  • SUKKAL: «Mensajero». Humanoides con características de aves, y largas alas en la espalda. Raza Kadistu de Lira.
     
  • SUTUM: «Los que Desarrollan el Trabajo». Ginaabul macho. Fueron creados por Abzu-Abba para fecundar a las Amasutum, pero sus habilidades reproductivas declinaron con el tiempo, y los penes de algunos se atrofiaron considerablemente.

    Sufren de una enfermedad desconocida que afecta el Sistema Nervioso y los carcome desde dentro. Para lo sumerios, la palabra Sutum se convirtió también en sinónimo de Lagarto.
     
  • TALAWAITICHKUA: Nombre Hopi para la Atlántida.
     
  • TE: Constelación de Aquilae (el Águila).
     
  • TEHUM: Nombre hebreo para Tiamata.
     
  • TIAMATA: «Sirviente de la Vida». Reina de los Usumgal de la Osa Mayor. Madre de Lahmu y Lahamu. Usó material genético de los Abgal de Sirio para crear a Nammu.
     
  • TIAMATE: «Lugar donde se intersecan la Compasión y la Vida». Nuestro Sistema Solar. Situado en la intersección de numerosas rutas galácticas.
     
  • TIGEME: «Sirviente de la Vida». Nombre Emenita para Tiamata.
     
  • TOTH: Nombre egipcio para Hudili.
     
  • TOONAOTAKHA: «Confederación de Planetas». Nombre Hopi para el Sistema Maya de Las Pléyades.
     
  • TUMUA: «Fuerza del Viento», o «Transporte con el Viento». Aeronaves personales de las Amaargi, y desarrolladas luego por los Anunnaki cuando las hembras Amaargi se unieron a la colonia en Kharsag para formar familias con ellos.

    Aunque tenían un diseño de cabina abierta, incluso como motocicleta, este cohete deportivo de fotones podía volar a grandes alturas en la Atmósfera. Tanto el llamado «Astronauta de Palenque», como el «Objeto de Istambul», son representaciones del Tumua.
     
  • TURZALAG: Taquiones (Partículas capaces de superar la Velocidad de la Luz, sin por ello contradecir la Teoría de Einstein).
     
  • UANNA: Nave Nodriza de An. Es una combinación de palacio y jefaturas de gobierno, conteniendo también el laboratorio de clonación en el cual Saam fue creado.
     
  • UBSU'UKKINNA: «Región Santuario del Universo donde se encuentra la Asamblea de Poder». Sistema conocido por los astrónomos terrestres como la Estrella Maya de Las Pléyades, ubicado a unos 440 Años-Luz. Contiene 12 Planetas, incluyendo Duku, Ebabbar y Esarra.

    Lugar donde los Usumgal crearon y entrenaron a los Anunna, actividad que precipitó la Gran Guerra que los condujo a todos a Tiamate.
     
  • UDUIDIMSA: «Pequeño Corral de Aguas Subterráneas del Planeta Rojo». Nombre Emenita para el Planeta Marte.
     
  • UGUR: Girku de Saam.
     
  • UKUBI: Monos, simios. Creados por los Kingu en la Tierra como alimento, y utilizados más tarde por las Amaargi para cumplir órdenes de la Realeza. Pero Nammu mejoró clandestinamente la raza, concediéndole autonomía.
     
  • UNIR: «Mirar desde lo Alto». Nombre Emenita para los Ziggurat, o Pirámides escalonadas.
     
  • UNULAHGAL: Capital de Nalulkara.
     
  • URAS: «Lugar del Incomparable Ser». El Planeta Tierra. Orgullo de Tiamate y de los Kadistu, quienes lo escogieron como reserva biológica del Universo.
     
  • URBARRA: La Constelación de Lira. Lugar de Nacimiento de los Miminu, quienes fueron creados allí por los ancestros de los Usumgal, con asistencia de los Musgir, quienes contribuyeron con su patrimonio genético.
     
  • URIN: Águila. Emblema de los Imdugud y Kingu-Babbar.
     
  • URMAH: «Gran Guerrero». Raza de Guerreros Kadistu de Orión, con apariencia Felino-Humanoide. Poseen garras, se desconoce si naturales o artificiales. Por órdenes del Consejo Kadistu, enviaron el proyectil que provocó el cataclismo que mató a los Dinosaurios hace 65 millones de años.
    Logo: el León.
     
  • USU: «Dragón». Constelación de Draco. Lugar de Nacimiento de los Ginaabul.
     
  • USUMGAL: «Gran Dragón». Raza Ginaabul, creada por los Kingu-Babbar, y a su vez, creadores de los Anunna y otras razas. Entre los sumerios, esta palabra pasaría a ser sinónimo de «Rey», «Soberano» o «Gran Señor».
     
  • WAZUNGU: Nombre Zulú para los Imdugud. Descomposición en Emenita: WA.ZU.UN.GU: «Aquellos de Entendimiento a quienes el pueblo les trae ofrendas de comida».
     
  • YAHVEH: Título dado a An y a Enimin.
     
  • ZISAGAL: «Encarnación».




NAMMU Y ENKI

1 comentario:

  1. HOLA!!! QUISIERA SABER CUAL ES EL AUTOR DE LA MUSICA "COSMOS"

    ResponderEliminar