TRANSLATOR

English French German Spain Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified
Quiero esto en mi Blog!

* ABDUCIDOS Y CONTACTADOS POR EL MUNDO.




Evidencia de la Realidad Extraterrestre a través del testimonio de Contactados y Abducido



Contactados


Abducidos


Eugenio Siragusa (Italiano)Barney y Betty Hill (Estados Unidos)


Travis Walton (Estados Unidos)
George Adamski (Estados Unidos)


Benjamin Solari Parravicini (Argentina)
Sixto Paz Wells (Peruano) Fruade para mi...

Billy - Eduardo Albert Meier 
(Suizo) - Pleyadianos

Alex Collier (Estados Unidos) - Andromedanos
George Van Tassel  (Estados Unidos)
Dr, Dan Burish (Estados Unidos)
Jason Andrews 
(Inglaterra)
Kathie Davis 
(Estados Unidos)
Howard Menger 
(Estados Unidos)
Usamazulu Credo Mutwa (Sudáfrica)
George kavassilas (Australia)
Tim Cullen
Janet y Pat Parrinello





















Contactados


EUGENIO SIRAGUSA:


Nació en Catania (Sicilia) el 25 de marzo de 1919 y falleció el 28 de agosto de 2006.
El 25 de marzo de 1952, el día que cumplía sus treinta y tres años, tuvo su primer contacto extraterrestre. Desde aquel día en adelante, su vida cambió radicalmente, ya que entre 1952 y 1962 recibe una preparación espiritual intensa y profunda a través de la telepatía o la sintonía directa. Escribe volúmenes enteros de enseñanzas sobre diversos temas: el origen de nuestro planeta, la creación del hombre, la ley de la reencarnación, la existencia de civilizaciones de otros mundos, el misterio de la redención de Cristo, a presencia en el planeta de grandes maestros espirituales, de seres extraterrestres que nos vigilan siempre de cerca, sobre la indispensable experiencia de la materia para lograr la beatitud, sobre la situación degenerativa del hombre y otros muchísimos conceptos de naturaleza espiritual.

En la mayoría de los contactados se coincide en el hecho de que la Humanidad está amenazada y que estos contactos buscan de alguna manera protegerla de ella misma, pues, salvo en algún caso excepcional, no muestran signos de agresividad respecto de nosotros.
Han sido diversas las obras publicadas sobre la experiencia de Eugenio Siragusa. En particular aquellas redactadas por Victorino Del Pozo y distribuidas en España y en América Latina:
Trilogia de Victorino Del Pozo: "Siragusa: mensajero de los extraterrestres" Madrid, 1977 edic. Barath. “Siragusa: el anunciador" Madrid, 1979 edic. Barath. “...y III. Verdad y persecución de Siragusa" 1984 edic. Barath.
Orazio Valenti, Maria Antonietta De Muro "Los gigantes del Cielo" 1984 edic. Nedi.
Filippo y Giorgio Bongiovanni "El contactado" 1989 edic. Giannoni Editore.
Orazio Valenti "Humanidad Adónde vas?" 1993 Franchellucci Editore.
Orazio Valenti "El aquila de oro" 1998.




Ashtar Sheran. El Rostro astral. Foto mostrada por Eugenio Siragusa en 1962

Ashtar sheram y su federacion galactica ya sabemos que son unos grandes farsantes , no olvidar esto.

Además de estas obras, hay que tener en cuenta todos los boletines publicados por el "Centro Studi Fratellanza Cosmica" que han sido todos traducidos.




















GEORGE ADAMSKI:


Ha sido uno de los mas conocidos contactados de la historia de la ufología debido a la gran divulgación que tuvieron sus supuestas comunicaciones con extraterrestres. Según su relato, fue contactado por una entidad alienígena llamada Orthon el 20 de noviembre de 1952.



Cuenta Adamski que se había dirigido con un grupo de amigos a un desierto cercano en el que, según había oido decir, se iba a producir el aterrizaje de un platillo volante. En efecto, una gran nave espacial pudo ser vista por el grupo, sin que nadie más de los que estaban cerca a la zona pudiera observarlo. 

Adamski dijo a sus amigos que la nave le estaba buscando y les pidió que le llevaran a un sitio mas alejado. Poco después -siempre según su versión- se le acercó un supuesto extraterrestre que le dijo provenía de Venus. Hablaron durante una hora mediante signos y luego, telepáticamente intercambiaron mucha información. 


Aquel primer encuentro fue breve. No obstante, ambos se volverían a ver -y también con otros seres intergalácticos- en multiples ocasiones.


Adamski llegó a viajar en sus naves y a conocer la nave nodriza, que se encontraba orbitando alrededor de la Tierra. Con los detalles aportados por los tripulantes de las naves, en las que el viajó, realizó croquis de las mismas, explicando su funcionamiento y aportó datos de astronomía que hacen pensar que no inventó nada, que lo que relató es definitivamente la verdad. Posteriormente, comenzaría a informar de que los extraterrestres estaban entre nosotros vigilando el peligroso uso del átomo que estaban haciendo las grandes potencias por la posibilidad de que una guerra nuclear destruyera la Tierra y pudiera afectar a toda la Galaxia.






Sus afirmaciones atrajeron a los medios de comunicación, convirtiéndole en una figura pública. A raíz de su éxito viajó por todo el mundo y, aunque en muchas ocasiones fue atacado por críticos hostiles, donde quiera que iba tenía discípulos que le apoyaban en la idea de que la humanidad tenía que conocer urgentemente a los extraterrestres.


Avalaba sus relatos con una curiosa colección de fotografías muy detalladas de los platillos volantes que -según aseguraba- había tenido la ocasión de contemplar. 


Sus fotos y sus dos libros: Inside the space ships (1956) y Flying saucers farewell (1961), dieron la vuelta al mundo. Como resultado de su experiencia se creó un culto a su alrededor con fuertes connotaciones religiosas y espirituales. Murió en 1965 y aunque la mayoría de los críticos le tacharon de charlatán, todavía hoy se conserva un número importante de leales a este contactado.



Curiosamente después de haber sido desacreditado por los servicios de inteligencia norteamericanos su cuerpo fue enterrado en el cementerio de Arlington, lugar donde yacen los héroes de los Estados Unidos.


De esta forma, entre 1951 y 1952 Adamski asegura haber tomado más de 500 fotografías de ovnis, aunque reconoce que sólo una docena era lo suficientemente claras como para que pudieran probar la enorme diferencia entre estos misteriosos aparatos y nuestros vehículos aéreos














   











SIXTO PAZ WELLS 


( ESTE HOMBRE PARA MI,  SU CONTACTO ES UN FRAUDE SEGUN MI INVESTIGACION PERO AHI LE DEJO LA INFO TAMBIEN ) 
Nació el 12 de diciembre de 1955 en Lima, Perú. Hijo de un conocido investigador del Fenómeno OVNI, Carlos Paz García, creció en un ambiente familiar muy propicio a la investigación de la vida extraterrestre, ya que su padre desde muy joven los llevaba a conferencias que trataran el tema. Paz García fue fundador del IPRI, el Instituto Peruano de Relaciones Interplanetarias.

A los 20 años  Sixto Paz tuvo su primer contacto extraterreste. Desde entonces, los contactos han continuado vivenciándose experiencias extraordinarias, como son los pasos interdimensionales "XENDRA"; la recepción de los "CRISTALES PIRAMIDALES DE CESIO"; nuevos encuentros físicos y el ingreso hasta en tres ocasiones, al interior de sus naves pudiendo visitar Sixto una base submarina, y ciudades en Morlen o Ganímedes lo cual sucedió hasta en dos ocasiones.
A lo largo de todo el proceso del contacto se ha convocado en siete oportunidades a la prensa internacional, para que atestigüe la autenticidad y realidad de las experiencias, y de la vigencia del mensaje recibido y trasmitido, que fundamentalmente procura sembrar esperanza en la humanidad con relación a un futuro positivo para el planeta, sujeto, eso sí, al esfuerzo de nuestra propia transformación personal y colectiva.
Una de las últimas invitaciones a la prensa ocurrió en Marzo del 89 cuando cuarenta periodistas de ocho países asistieron al desierto, entre los convocados estaba Leticia Callava del canal 51 Telemundo de Miami; Beatriz Parga del Miami Herald; José Gray Canal 23 Univisión; Rolando Veras Canal 2 Buenos Aires, entre otros. Quienes pudieron ver, filmar y fotografiar la nave extraterrestre.
Sixto Paz viaja anualmente por alrededor de 21 países, impartiendo conferencias y seminarios, siendo invitado a cuanto Congreso Internacional se celebra sobre la materia. También es invitado asiduo a canales de televisión y programas de radio en todo el mundo para comentar sus experiencias y cualquier hecho relacionado con el tema.
Ha expuesto en los Foros internacionales más prestigiosos e importantes como son: Las Naciones Unidas en Nueva York, La Sociedad de las Américas, La Universidad de Columbia, La Universidad John F. Kennedy, La Universidad de Montreal, La Universidad Complutense de Madrid, Universidad Autónoma de México, etc.
Es autor, entre otros, de los libros 'Los Guías Extraterrestres', 'La Misión Rahma', “El Umbral Secreto” y Contacto Interdimensional'

FRAUDE SIXTO PAZ QUE QUEDE CLARO.








"BILLY" EDUARD ALBERT MEIER 


Nació en Bülach, Suiza el 3 de febrero de 1937. Desde hace más de 56 años, ha mantenido una serie de contactos físicos y telepáticos con seres extraterrestres que dicen que proceden del grupo de estrellas Pléyades. Actuando como mediador y portavoz de los Pleyadianos del planeta ERRA, Eduard Meier imparte sus fascinantes y sabias enseñanzas esotéricas para nosotros, y les presta asistencia en su monumental tarea de guiar la Tierra para hacer regresar a la humanidad al camino que abandonó hace mucho tiempo.


El contacto de Billy con los extraterrestres comenzó a la edad de cinco años, cuando se preparó para su vida de trabajo a través de las enseñanzas de Sfath, un extraterrestre de las Pléyades. Asket, la segunda persona de contacto, continuó su educación durante otros once años, guiándole para obtener más información sobre las creencias terrestres y culturas.


El 28 de enero de 1975, comenzó una serie de más de 100 contactos con Semjase, una mujer Pleiadiana. Durante varios contactos Billy se permitió que fotografiara las naves durante las maniobras de vuelo. Realizó más de mil de las más claras imágenes OVNI antes vistas. Las conversaciones reales fueron escritas palabra por palabra y contienen muchos datos interesantes sobre la historia de la Tierra, las humanidades, las ciencias y temas espirituales. Desde 1989, Billy ha estado teniendo aproximadamente cuatro contactos al año con Ptaah, el padre de Semjase, y ha tenido más de 300 contactos hasta la fecha.















ALEX COLLIER,


Aunque nunca se pudo probar , Alex collier Es un "contactado", quien afirma haber estado en las naves extraterrestres. Collier ha sido entrevistado por Paola Harris que, a pesar de sus iniciales reservas en cuanto a su historia, encontró que su testimonio era altamente creíble y coherente, y que mucho de lo que cuenta es consistente con sus investigaciones independientes. Para más información mirar el artículo, esto sólo es una mención. Ver entrevista aquí.
En esta entrevista, Collier habla de las cosas que nunca se escuchan en los medios convencionales: la presencia extraterrestre en el planeta, el control de los ETs reptilianos sobre los gobiernos e instituciones, la agenda de los ETs grises, el grupo de Orión, la relación entre los extraterrestres y nuestros líderes, la violación de nuestros derechos humanos por parte de algunos ETs, la historia de la Luna, las bases en Marte, la guerra de Lyra, la clonación de líderes a nivel mundial, tratados firmados con ETs malevolentes, la explicación sobre la desaparición de niños, el planeta tierra como entidad viviente, la historia de la raza humana, planos elevados de existencia, elevando nuestra conciencia, las emociones humanas, viaje en el tiempo, nuestro potencial como raza unida, la importancia de detener las guerras para unirnos como raza, las religiones utilizadas por los ETs malevolentes para controlarnos, el plan para engañarnos, el paso que daremos de la tercera a la cuarta densidad o dimensión, el dilema de la tierra y los gobiernos vendiendo a la raza humana por poder y tecnología.
Según explica Collier, el objetivo máximo de la raza humana que habita la Tierra es elevar nuestra conciencia. Según los seres de Andrómeda con los que ha contactado, nuestro nivel de conciencia es tan bajo y la manipulación a la que hemos estado, y estamos, sometidos en la Tierra por parte de entidades extraterrestres malévolas que han intervenido en nuestro ADN y en nuestra conciencia es tan enorme que los humanos terrestres estamos literalmente obstaculizando la evolución de otros seres y planetas en esta parte de la Galaxia. Nuestro planeta, la Tierra, está preparado para ascender a un nivel superior de conciencia, pero nosotros, los humanos de la Tierra no lo permitimos.

Evolucionar es nuestra responsabilidad, madurar y comprender qué somos y qué es lo importante en lo que llamamos “vida” es nuestra tarea. Nadie más puede intervenir en ello. No hacerlo en el plazo que nos han proporcionado tiene un precio: la destrucción de los seres humanos de la Tierra.









GEORGE VAN TASSEL 


20130505164430-el-integratron-2.jpg(12.03.10-09.02.78) Fue un norteamericano, contactado, ufólogo y lider de culto religioso.


Se dio cuenta de que podía entrar en trance y contactar seres de otras realidades. Tan temprano como esa época puede ser rastreado el comando Ashtar, pues así se identificó el grupo de seres con quienes entró en contacto. El 24 de agosto de 1953, noche de luna llena, un disco volador que guardaba semejanza con las naves descritas por Adamsky, sobrevoló su casa a las dos de la madrugada, mientras dormía a la intemperie en un sleeping bag.

Al incorporarse, se encontró con un humanoide a unos dos metros de distancia , y a unos treinta metros de la nave que se había posado sobre el suelo del desierto. De hecho existió entre ellos comunicación, aunque no se dice si fue telepática, e incluso lo invitó al interior de la nave, donde distinguió luminosidad por todos lados sin una fuente reconocible.

Es interesante que en el interior del disco, Van Tassel reportó haber encontrado a otrostres humanoides de alrededor 1.65 m de estatura. Pero estar allí adentro como que le cayó mal, sentía náuseas, y este ser le puso un artefacto sobre la cabeza, que lo devolvió a la normalidad.
(De paso, los seres de Tau Ceti son reportados de esa estatura).

También es interesante que dias después, entró al área donde se había posado la nave con un péndulo, el cual sufrió alteraciones magnéticas de diez grados hacia el este, y cinco grados hacia el oeste. Eso es lo que la gente no quiere entender cuando entra en los llamados Crop Circles o Cerealogramas: que también en su interior, por decir lo menos, se experimentan fuerzas magnéticas. Pero todavía en aquellas tempranas experiencias contemporáneas, no se tenía el caudal de datos con que disponemos ahora. Y aún así, de todas formas tanta investigación sirve de muy poco, por la infranqueable postura de los medios de enfocar su atención en todo lo superfluo, desechando lo sustancial y esencial de nuestra experiencia.

El prodria haber sido manipulado y enganado por el grupo de ashtar sheran y la federacion galactica , grandes farsantes con su propia agenda oscura pero de aspectos muy buenos , cuidao con estos.


El Integratrón: la cúpula de la eterna juventud


Si por algo se caracteriza nuestro tiempo es por haber convertido la juventud y la salud en una nueva religión. De ahí que no nos sorprenda la existencia de un templo en donde el paso del tiempo se clausura, una cúpula que funciona comomáquina del tiempo, y en donde podríamos permanecer eternamente jóvenes siempre y cuando no nos moviéramos de allí.
Sueño de alquimistas, la búsqueda de esta Fuente de la Eterna Juventud viene de lejos. Ya el gran Alejandro viajó incansablemente buscando sus esquivas huellas. También los conquistadores españoles de la Florida recorrieron leguas interminables para dar con ella. Pero fue a un hombre inspirado y genial llamado George Van Tassel, al que se le ocurrió la idea única y sorprendente de construirla.  
Van Tassel era un ingeniero aeronáutico que un buen día de 1947 decidió instalarse en una cabaña en pleno desierto de Mojave, en California, en mitad de la nada, y a los pies de una extraña roca gigantesca que se conoce con el imaginativo nombre de Giant Rock, venerada por las tribus locales desde tiempo inmemorial. Para cuando George Van Tassel se instala allí, la roca tenía fama de ser un faro para el aterrizaje de nuestros hermanos del espacio exterior y sus platillos volantes. A principios de la década del cincuenta, una larga fila de buscadores de ovnis acudían hacia aquel solitario e interminable desierto, incluyendo a una larga lista de abducidos y contactados por visitantes del espacio. Van Tassel decidió entonces montar la primera Convención Interplanetaria de Naves del Espacio de Giant Rock, una especie de Fitur pero a nivel galáctico, preparada para recibir a visitantes terrestres y extraterrestres por igual, para lo cual habilitó cerca de la roca gigante un aeropuerto y cafetería, además de una zona para tiendas de campaña.
La Convención se realizó con éxito creciente cada año durante el siguiente par de décadas. Por ella desfilaron todos los más famosos abducidos, que iban allí a dar conferencias, firmar autógrafos y presentar sus libros. De hecho, el propio Van Tassel, al poco tiempo de vivir en Giant Rock, entró en contacto con visitantes del planeta Venus, con los que intercambió valiosísima información tecnológica. Los venusinos, al parecer, son seres como nosotros, pero mucho más pacíficos y espiritualmente avanzados. Son rubios y algo tímidos, y han declarado estar muy preocupados por el destino de la humanidad. 
El propio Van Tassel hacía en cada una de aquellas convenciones una demostración de sus conversaciones con los venusinos, a través de un sistema de su invención, llamadoadáfono, con el que tenía línea directa con los extraterrestres. Algunos escépticos llegaron a denunciar que, durante aquellas comunicaciones, Van Tassel se limitaba a hablar consigo mismo poniendo diferentes voces.
Pero volvamos a lo nuestro: a instancias de lo aprendido con los venusinos, Van Tassel decide iniciar entonces la construcción de un edificio que, concentrando las energías electromagnéticas de la tierra, funcionara como una fuente de la eterna juventud. El principio era simple: el edificio, en forma de cúpula, concentraría en grandes cantidades un tipo de energía que "recargaría" las células, recomponiendo los tejidos y manteniendo a la persona joven para siempre. una máquina del tiempo en toda regla. O más precisamente, una "máquina de rejuvenecimiento". como la llamó su creador.
Van Tassel dedicó los próximos veinticinco años a la construcción del Integratrón, como denominó a su cúpula de la eterna juventud.
El Integratrón acabó siendo un ejemplo de arquitectura único en el mundo. Al menos en este mundo. Es una construcción en forma de cúpula de unos 12 metros de altura por 15 de circunferencia, construído íntegramente en madera y fibra de vidrio. Su ubicación geográfica es fundamental para su correcto funcionamiento, pues depende de los campos magnéticos que envuelven la Tierra. En el interior de la cúpula, la concentración de energía electromagnética es tal que hace que las células del cuerpo humano se realimenten  y se recompongan, invirtiendo la flecha del tiempo y devolviendo la juventud al afortunado visitante.
El dinero para financiar la construcción del Integratrón salió en parte de lo recaudado en la Convención Anual Interplanetaria, y en parte de donaciones privadas, entre las cuales destacan las aportaciones realizadas por el célebre aviador, productor de cine y archimagnate Howard Hughes (quien, al parecer, de vez en cuando se dejaba caer por el modesto aeropuerto de Giant Rock en su avión particular, para probar las exquisitas tartas que la señora Van Tassel preparaba en la cafetería).
Pero lamentablemente George Van Tassel fallece en 1978, sin que el Integratrón estuviera todavía a pleno rendimiento (lo cual es evidente, porque si hubiera sido así, tendríamos entre nosotros a un jovencísimo Van Tassel, hablándonos aún de sus charlas con los venusinos). 
Hoy, sin embargo, y a pesar de la desaparición de su creador, esta auténtica joya de la arquitectura de vanguardia refulge blanquísima en medio del desierto. Si pasan por el Mojave, no dejen de visitarla (la cúpula hoy en día se alquila para eventos y como sala de ensayos, pues al parecer también goza de una excelente acústica)









Abducidos


BARNEY Y BETTY HILL:


El caso de Barney y Betty Hill sucedió en Concorde, New Hampshire, el 11 de septiembre de 1961, alrededor de la 21,00 h. y es uno de los casos míticos y emblemáticos de la ufología mundial. Cuando el matrimonio regresaba de unas vacaciones en Canada, al poco de cruzar la frontera, la pareja tomó la autopista US 3. Poco mas allá de la población de Láncaster se percataron de la presencia en el cielo de un objeto luminoso delante de ellos.






Conforme avanzaban, la luz parecia acompañarles a poca distancia tras las copas de los árboles, aunque estaban preocupados, pensaron que se trataba de un avión o helicoptero. Sin embargo Betty pensó que era mejor parar en un hotel a pasar la noche antes de seguir con tan inquietante compañia de viaje, sin embargo no lo hicieron así y continuaron el camino. Mientras Barney conducia Betty obeservaba el fenómeno con unos prismáticos. Fue entonces cuando se percató de que la luz era en realidad un enorme objeto con un doble hilera de ventanillas. Cuando se lo comunicó a su esposo este detuvo el vehículo y se bajó para echar un vistazo.


El objeto estaba a unos muy pocos metros (15 m aproximadamente) del vehículo, suspendido sobre unos árboles y Barney se acercó caminando. Cuando se situó debajo del objeto miró con los prismáticos y dijo haber visto dentro del mismo un grupo de personas que le observaban a través de las ventanillas, cosa que le asustó y le hizo volver corriendo hasta el coche, arrancando rápidamente y huyendo de allí a toda velocidad. En este momento, Betty no podía ver el objeto pero percibia una especie de zumbido suave.
Según parece el matrimonio quedó aturdido dentro del coche y a unos 27 km de Concorde pudieron recuperarse de su estado, al tiempo que escuchaban una serie de zumbidos. Poco despues llegaron a casa. La mañana siguiente, Barney descubrió extrañas manchas en su coche y en fechas posteriores Betty sufrió constantes pesadillas en las que veía como el coche era detenido por el objeto luminoso y unos seres procedentes del mismo les llevaban hasta el interior de la supuesta nave donde les sometian a un desagradable examen médico.
En 1964 se sometieron a hipnosis regresiva, en principio con objetivo terapeutico para aliviar la tensión y angustia que le atenazaba desde aquel día, pero de las sesiones surgieron extraños relatos que confirmaban las visiones oníricas. Con este caso comenzaba una serie de sucesos semejantes que tuvieron su mayor auge en la década de los ochenta: las abducciones, y Betty y Barney Hill habían sido los primeros cuya historia habia saltado a los medios de comunicación.

OTRAS FUENTES DE INFORMACION !!


n el verano de 1963, un año después de haber iniciado el tratamiento de Barney, el doctor Stephens dio a éste un descanso, considerando que había recuperado casi totalmente su equilibrio emocional. Y, en efecto, Barney se encontraba mejor. También Betty, a la que los sueños no atormentaban ya. Pero ambos seguían opinando que algo oscuro permanecía agazapado, pronto a saltar, en lo más íntimo de su ser y que quizás todo hubiera ido mejor si Stephens no se hubiera negado también, como el doctor Quirke, a someterles a unas sesiones de hipnosis.

La Hipnosis Regresiva

Fotograma de la película The UFO Incident, donde se muestra el momento en el que el matrimonio formado por Betty y Barney Hill son apresados por los extraterrestres. 
Entretanto, los avistamientos de objetos volantes no identificados se seguían produciendo, de forma creciente en la zona de Portsmouth. Por esta razón, ya en Septiembre, los feligreses compañeros de los Hill invitaron a Barney a que explicara en la iglesia cuanto les había ocurrido en Indian Head.
En la reunión de la parroquia, junto a Barney, había sido también invitado a hablar el capitán Ben Sweet, de la cercana Base Aérea de Pease, hombre conocido en el Estado por sus estudios hipnóticos.
El capitán Sweet se interesó vivamente en la historia de los Hill y, por sus conocimientos en hipnosis, consideró que era preciso utilizarla para descubrir qué había ocurrido en esas dos horas de amnesia que tanto atormentaban a Betty y a Barney.
Movido por el capitán Sweet y por la, ahora, mayor insistencia de Barney, el doctor Stephens aceptó finalmente esas sesiones de hipnosis; pero, aún así, aconsejó a Barney que consultara antes al doctor Benjamin Simon, conocido psiquiatra y neurólogo de Boston, especialmente famoso por sus estudios y prácticas de hipnosis durante la Segunda Guerra Mundial.

Y así, el 14 de Diciembre de 1963, los Hill iniciaron sus consultas con el doctor Simon. Y con esa consulta inicial, ese día, surgía una nueva era en la explicación y en el tratamiento en los contactos entre terrestres y posibles seres del espacio.

Durante un tiempo el doctor Simon fue recogiendo todo el material de vigilia que los Hill pudieron transmitirle; les fue preparando también para el trance hipnótico con sesiones que comportaban órdenes post-hipnóticas y, finalmente, el 22 de Febrero de 1964, inició las auténticas sesiones de hipnosis regresiva. Sesiones a las que semanalmente fue sometiendo a Betty y a Barney. Fueron, en total, seis duros meses de sesiones y en los primeros meses tanto Betty como Barney tuvieron que vivir el desasosiego de no saber qué decían en las sesiones, porque el doctor Simon les daba la orden de no recordar. Y esto a fin de que uno no influyera en el otro relatándose cuanto iban diciendo hipnotizados en torno a lo acaecido en Indian Head.

Sólo semanas antes de terminar las sesiones el doctor Simon dejó escuchar a los Hill las cintas que había grabado en las sesiones de hipnosis regresiva. Y esto para completar lagunas con hechos recordados o con hechos que la hipnosis había hecho aflorar al consciente.

Imposible dar a conocer aquí, en el papel, con toda su fuerza emotiva, los estados anímicos vividos por los Hill en sus momentos de abreacción hipnótica: lloros angustiados, alaridos, terribles jadeos... Porque una hipnosis regresiva no es un espectáculo de feria, es un vómito de la conciencia. El vómito de todo aquello que mantenemos oculto, enterrado en el cementerio de nuestro subconsciente. Todo cuanto nos daña y aterroriza y hemos inhumado pero... que todavía sigue vivo, actuando, persiguiéndonos desde ese más allá que se encuentra debajo de toda losa funeraria.

Me limito, por tanto, a narrar los hechos que, bajo hipnosis, dijeron haber vivido Betty y Barney. Y añado sólo que antes de escuchar las cintas grabadas, cuando todavía desconocían el contenido de las sesiones, el material de uno y otro coincidían en lo sustancial. No parece, pues, que hubiera transferencia entre ellos; pero, en todo caso, he aquí lo que uno y otro dijeron que había ocurrido en esas dos horas de su viaje de la que nada recordaban.

El Rapto

Fotograma de la película The UFO Incident donde se muestra el momento en el que los presuntos extraterrestres comienzan a extraer muestras biológicas de Betty. Tras la aparición de este caso, se publicaron centenares de obras sobre abducciones.
Bajo hipnosis, Barney volvió mentalmente al lugar y al tiempo que marcaban la frontera de cuanto recordaba. Volvió, por tanto, a Indian Head y al momento en que temblaba ante la mirada fija que adivinaba en el extraterrestre que se encontraba en la nave. Y entonces, bajo hipnosis, volvió a estremecerse:
-¡Hay un hombre ahí dentro! Es... es... ¿es el capitán? ¿Qué es? Me... me está mirando.
Y Barney contó entonces la forma extraña en que el hombre le miraba. Sentía la impresión de que quería decirle algo.
-Me dice algo así como que no tenga miedo, que siga donde estoy.
Pero Barney, en hipnosis, se vio corriendo, huyendo de aquella mirada que le aterrorizaba
-Subí al coche y salí a toda velocidad. Pero no estoy en la carretera principal. Creo que el sonido... esos bip-bip me han llevado hacia el bosque
Y allí, en el bosque, ante el coche que se había detenido, que no podía volver a poner en marcha, se encontraba un grupo de aquellos extraños seres.

Betty, por su parte, sin conocer el relato de Barney, repitió la misma historia en casi todos sus detalles. Y, corroborando futuras hipnosis de Barney, añadió que aquellos seres se lanzaron hacia ellos. Ella intentó huir, pero fuera, junto a la ventanilla del coche, impidiéndole el paso, estaba uno de ellos.

Y uno y otro, Betty y Barney, narrando idénticas vivencias, fueron explicando que les sacaron del coche. A Barney, que parecía dormido, le llevaban arrastrando, sujetándole por los brazos; de ahí las rozaduras en las partes altas de las puntas de sus zapatos
-Le grito a Barney -dijo Betty-, le digo que despierte, pero no me hace caso. Y, entonces, el hombre que va a mi lado me dice: «¡Ah!¿De modo que se llama Barney». Y fue entonces cuando miré a aquel hombre y me dije que a él aquello no le concernía, pero no le dirigí la palabra. Entonces, seguimos andando y yo intenté despertar a Barney otra vez. Repito una y otra vez: «¡Barney, Barney, despierta!». Pero él no se despierta. Y el mismo hombre me dice otra vez: «¿Se llama Barney?» Y yo seguí sin responderle. Y él me dijo: «No tenga miedo, no tiene usted motivo alguno para asustarse, no les haremos el menor daño. Sólo queremos hacer ciertos experimentos. Y cuando los experimentos terminen les llevaremos a usted y a Barney al coche y les dejaremos en él».
A la pregunta del doctor Simon sobre si aquel ser hablabla inglés Betty afirmó que sí, que uno de ellos hablaba inglés; un inglés extraño, como el de un extranjero.

Y narró luego que la llevaron a una rampa, por la que subió a la nave. Quienes llevaban a Barney, que parecía seguir inconsciente, entraron tras ella, pero se dirigieron a otro lugar; le llevaron pasillo adelante. Y, ante la inquietud de Betty, el que hablaba inglés le dijo que no temiera, que les separaban porque sólo tenían aparatos para una persona en cada habitación.

Barney, por su parte, recordó ese momento con la sensación de que se encontraba extremadamente débil:
-Tengo miedo de abrir los ojos. Me han dicho que los mantenga cerrados. No debo abrirlos. Me da miedo... me van a operar.
-¿Operar? ¿Porqué piensa que le quieren operar? –preguntó el doctor Simon.
-He abierto los ojos y veo una sala de operaciones. Estoy tumbado. Tengo miedo y vuelvo a cerrar los ojos... y siento frío en la ingle..., como si... y ahora me están poniendo algo en un oído. Siendo niño también el médico me puso algo en ese oído. Pero no siento dolor.
-¿Le están operando?
-No. Siento que me examinan, me tocan... el cuerpo, la boca... Y yo abro los ojos, me han dicho que no los abra y pienso que no los voy a abrir, que así todo irá mejor...
Al tiempo, en la otra habitación, también Betty estaba siendo sometida a examen: tomaron muestras –simples partículas– de su piel, le examinaron ojos, boca, dientes, garganta, oídos..., recogieron serosidades, así como le cortaron también algunos cabellos, que guardaron.
-¡Y me dice que me quite el vestido, me dice que me quite el vestido!
Betty, a la que desnudaron, fue llevada a un taburete, donde la inspeccionaron exhaustivamente con agujas que, explicó, estaban conectadas a una pantalla. Y ellos le dijeron que la estaban estudiando el sistema nervioso.
-¡Y ahora dice que quiere pincharme el ombligo! Que no es más que un experimento. Y me echo a llorar y le digo: «Me duele, me duele, ¡sáquela, sáquela!». Y el jefe, el que parece mandar, me tapa los ojos con la mano y me dice que todo irá bien, que no sentiré nada. Y el dolor desaparece, pero todavía me escuece donde me pincharon con la aguja...
A una pregunta del doctor Simon, Betty respondió que no la agredieron sexualmente:
-No. No lo hicieron. Y yo le pregunté al jefe: «¿Porqué ?¿Porqué me metieron la aguja por el ombligo?». Y él me dijo que era para comprobar si estaba embarazada.

El Mapa Celeste

Imagen ampliable con detalles
Mapa donde se representa la constelación de Zeta Retículi. Betty cuando estuvo a bordo de la nave extraterrestre vio un mapa estelar similar a este. Dicho mapa representaban una serie depuntos unidos por líneas, los cuales eran rutas comerciales y lugares a donde viajaban los presuntos extraterrestres que la abdujeron. 
Cuando el médico se fue, Betty se quedó a solas con el jefe:
-Yo le estaba agradecida porque me había quitado el dolor y porque él no me producía ningún miedo... Y le dije que aquello había sido una experiencia para mí. Que nadie me creería jamás si lo contaba... Y que yo lo que necesitaba era una prueba de que todo aquello había ocurrido de verdad. Y el jefe se echó a reír y me preguntó qué clase de prueba quería. Qué me gustaría llevarme. Y le dije: Algo que pudiera llevarme y enseñar a la gente porque, entonces, me creerían. Y me dijo que mirara y viera si encontraba algo de mi gusto. Y miré... No había muchas cosas en aquel cuarto... Pero vi un libro en el armario. Un libro bastante grueso. Entonces, cogí el libro y le dije: ¿puedo llevarme esto? Y él me dijo que hojease el libro, y yo lo hice. Tenía páginas y estaban escritas. Pero la escritura era completamente distinta de todas las que conozco. Parecía casi como... no sé... la escritura no cruzaba la página, iba de arriba a abajo...
Betty, luego, dijo haber preguntado al extraterrestre –para ella no cabía duda ya que aquel ser no era terrestre– de dónde venía. Y él le mostró un mapa:
-Y había muchos puntos en él; estaban esparcidos por toda su superficie. Algunos eran pequeños como punzadas de alfiler. Y otros eran del tamaño de una moneda pequeña. Y había líneas, había líneas en algunos de los puntos. Eran líneas curvas que unían un punto con otro. Y había un gran círculo y muchas líneas que salían de él. Muchas líneas iban a otro círculo situado muy cerca, pero no tan grande. Y estas líneas eran gruesas. Y yo le pregunté qué querían decir y él me dijo que las líneas gruesas eran rutas comerciales y, luego, las otras líneas eran rutas hacia lugares adonde iban de cuando en cuando. Y me dijo también que las líneas de puntos seguidos eran rutas de expediciones...
Pero el interlocutor de Betty –el extraterrestre al que ella llamaba jefe– no le dijo cuál de aquellos puntos era su planeta, ni cuál era la Tierra. Pero esto a Betty no le importó demasiado, le importaba más seguir reteniendo el libro. Sólo que...
-Estamos otra vez en el pasillo. Barney está detrás de mí y tiene los ojos cerrados; y un hombre a cada lado. Y cuando yo ya empiezo a bajar la rampa, varios de los hombres, no el jefe, sino algunos de los otros, se ponen a hablar. No sé lo que están diciendo pero parecen muy excitados. Y entonces el jefe se me acerca y me quita el libro...
Betty dijo haberse puesto furiosa. Aquel libro era su prueba.
-Y él me dijo: «Si, ya sé. Y precisamente porque es una prueba los otros no quieren. Quieren que olviden lo que ha ocurrido, que lo olviden por completo».
Finalmente, los extraterrestres acompañaron a Betty y a Barney al coche. Barney seguía con los ojos cerrados y, también esta vez, se apoyaba en dos de sus raptores.

El Mapa Estelar De Marjorie Fish

Imagen ampliable con detalles
Comparación del dibujo que realizó Betty Hill (abajo) con un mapa estelar real de la constelación de Zeta Retículi (arriba). Como podemos observar ambos coinciden en el número de estrellas y en la distancia de unas con respecto a las otras. 
En el consultorio del doctor Simon, Betty Hill, bajo sugestión post-hipnótica, dibujó el mapa celeste que le mostró (según ella) el jefe de los visitantes del espacio que la raptaron. Y fueron muchos –aficionados unos y profesionales otros– quienes intentaron encontrar sentido a ese mapa que no era sino –como puede verse en la reproducción que damos– simples puntos y líneas. Naturalmente, todos fracasaron. El mapa –dijeron– no tenía sentido.

No obstante, una institutriz de Ohio, Marjorie Fish, pensó que sí, que el mapa podía tener sentido, pero para ello era preciso estudiarlo desde un punto de vista distinto del que hasta entonces se había utilizado. Porque ella entendía que ese mapa debía verse desde la perspectiva del planeta de origen de quienes lo utilizaban, no desde la perspectiva de nuestro sistema solar. Y convencida de que este postulado era cierto, construyó una armadura tridimensional de la que fue colgando pequeñas esferas que simulaban soles. Y durante años las fue cambiando de lugar, buscando la perspectiva que le diera una disposición estelar igual a la del mapa dibujado por Betty. Un trabajo realmente arduo a pesar de que Marjorie Fish limitó su investigación a un radio de 50 años luz concentro en el Sol, lo que limitaba a 250 las estrellas a tener en cuenta.



Y Marjorie, finalmente, encontró una configuración muy similar a la que había dibujado Betty. Y la encontró porque se le ocurrió eliminar todas aquellas estrellas que por sus características no podían albergar en su sistema formas de vida análogas a las nuestras. Esto limitó la investigación a doce cuerpos celestes y el mapa que obtuvo fue el que reproducimos. Un mapa que desvelaba el lugar de procedencia de los alienígenas de los Hill. Ese lugar era Zeta 1 y Zeta 2 de la Constelación Retícula, una pequeña constelación visible únicamente desde el hemisferio sur.

Es de destacar que esas dos estrellas –Zeta 1 y Zeta 2– están situadas a 37 años luz de nuestro Sol y una y otra se encuentran separadas por una distancia de 0,05 años luz, una distancia lo suficientemente próxima como para aceptar que una civilización tecnológicamente más avanzada que la nuestra pudiera recorrerla frecuentemente con fines comerciales.

¿Era, pues, el mapa celeste de Marjorie Fish el que Betty dijo que le había mostrado el jefe de los seres del espacio que la raptaron? Entre otros, el físico nuclear Stanton T. Friedman estaba tan convencido de ello que pidió para Marjorie los 50.000 dólares que el semanario norteamericano The National Enquirer ofreció a quien aportase pruebas del origen extraterrestre de los OVNIS.



No obstante, posteriormente, el astrónomo Charles W. Atterberg, de Elgin, Illinois, elaboró un mapa que también se ajustaba al esquema estelar dibujado por Betty, sólo que utilizó para ello estrellas distintas a las que había encontrado Marjorie.

Y en fecha más reciente Carl Sagan y Steven Soter, dos nombres prestigiosos, utilizaron ordenadores para analizar el trazo de las doce estrellas seleccionadas por Marjorie y su conclusión ha sido descalificadora. Porque han mostrado que «si tenemos la intención de encontrar una correlación entre los dos mapas –el de Betty y el de Marjorie– seleccionando a su voluntad elementos de cada uno e ignorando otros, siempre tendremos éxito.

La Opinión Del Doctor Simon

Recreación de la nave avistada por Betty y Barney Hill, en la cual fueron sometidos a distintas pruebas médicas y extraños experimentos por entidades extraterrestres.
Esta historia, que recoge las dos horas de amnesia de los Hill, fue luego matizada por ambos cuando escucharon las cintas. Así, Betty dijo no estar segura de que le hablaran en inglés, sino que lo oía en inglés. De todas formas, no hubo contradicciones, sólo precisiones. Y el doctor Simon, tras terminar las sesiones y, con ellas, el tratamiento, afirmó: «Ni la señora ni el señor Hill son enfermos mentales. Ambos, tanto bajo hipnosis como conscientes, han dicho lo que realmente creen que ha ocurrido. Pero, ¿ha ocurrido? ¿Es cierto lo que cuentan? Imposible saberlo, aunque pienso que puede haber cierta base inicial de realidad».

A fin de cuentas, lo que más le interesaba al doctor Simon era resolver las dolencias de los Hill y esto lo consiguió en gran medida. Pero no pudo evitar que al conocerse el contenido de las cintas con la narración en hipnosis de los acontecimientos supuesta o realmente vividos por los Hill, las personas que aseguraban haber sufrido abducciones empezaran a multiplicarse.

«Desde comienzos de la primavera de 1965 –escribió Fuller en 1966– ha ido aumentando constantemente el número de informes –procedentes de informaciones competentes– sobre apariciones de objetos volantes no identificados, muchos de los cuales parecen ser vehículos cuya estructura es muy parecida a la que describieron los Hill. Se trata, con frecuencia, de policías, oficiales militares, técnicos y hombres de ciencia y, desde comienzos de 1966, ha podido observarse que los hombres de ciencia han convertido su anterior escepticismo en interés y curiosidad. Algunos hombres de ciencia dicen, incluso, que si el fenómeno es puramente psicológico, el problema se vuelve aún más importante que si estos objetos fueran, realmente, vehículos de origen extraterrestre».

En efecto, el fenómeno OVNI es -en nuestros días se acepta ya plenamente que es- el más importante enigma a escala planetaria. Y no se trata ya, por tanto, de si hay o no hay OVNIs, sino de si los OVNIs son o no son físicos. Barney ha fallecido, pero Betty no sólo sigue creyendo que fue raptada por seres reales, tangibles, sino que está dedicando su vida a propagar esa creencia. Su leitmotiv es: «Yo fui raptada por extraterrestres». Pero, ¿lo fue?. 







La abducción de Travis Walton


Travis Walton e1355789057984 La abducción de Travis Walton, ¿fraude o realidad?
En 1993, se estrenó la película “Fuego en el cielo”, que contaba la historia real de un caso de abducción extraterrestre. A simple vista se trata de uno de tantos casos, con la diferencia que la película está basada en el libro del propio Travis Walton “The Walton Experience”, la terrorífica experiencia que vivió al ser abducido. Travis Walton afirma que el 5 de noviembre de 1975 fue secuestrado por un OVNI. Sus afirmaciones fueron respaldadas por varios testigos causando una gran controversia. Esta controversia aún continúa sin haberse resuelto.






Travis Walton era un joven de 19 años de edad en el momento del incidente. Su mejor amigo Mike Rogers, quien operaba en una empresa maderera, lo había contratado para ayudar a quitar matorrales y maleza cerca de Turkey Springs, Arizona. Este fue el mayor contrato que Roger había recibido. Para no fallar a su contratista, él y su equipo, incluido Walton, trabajarían desde el amanecer hasta el anochecer.  5 de noviembre de 1975 a las 180:00h el equipo terminó su jornada laboral y volvieron a casa en el vehículo de Rogers. Después de conducir un corto periodo de tiempo el grupo vio una luz brillante que venía de detrás de una colina a la que se estaban aproximando. El grupo se acercó a la extraña luz y descubrió que la fuente era un objeto en forma de platillo flotando en el cielo. Roger detuvo el vehículo y Walton salió corriendo hacia el objeto para poder observarlo más cerca. El grupo que estaba en el vehículo gritó a Walton que volviera, pero les ignoró. Walton estaba casi debajo del objeto cuando comenzó a emitir un fuerte sonido. Del objeto salió un haz de luz azul que envolvió a Travis. 
 La abducción de Travis Walton, ¿fraude o realidad?

Fue levantado del suelo, flotando en el aire por momentos antes de ser lanzado a más de 3 metros. Walton se estrelló contra el suelo con un ruido ensordecedor. Rogers y los otros miembros del equipo entraron en pánico y huyeron del lugar a toda prisa.
Michael Rogers e1355787508700 La abducción de Travis Walton, ¿fraude o realidad?Allen Dalis e1355787596777 La abducción de Travis Walton, ¿fraude o realidad?Dwayne Smith e1355787651108 La abducción de Travis Walton, ¿fraude o realidad?Steve Pierce e1355787712198 La abducción de Travis Walton, ¿fraude o realidad?John Goulette e1355787767930 La abducción de Travis Walton, ¿fraude o realidad?
El equipo de Rogers

El equipo de Rogers se dirigió fuera de la zona del extraño objeto pensando que les perseguía. Al poco rato se calmaron y detuvieron el vehículo. Seguidamente el equipo comenzó a discutir qué debían hacer sobre la situación. Finalmente decidieron regresar y buscar a Walton. Cuando regresaron al lugar, tanto el OVNI como Walton ya no estaban. El equipo regresó al pueblo, pasada media hora llamaron a la policía. El ayudante del sheriff Chuck Ellison respondió a la llamada. Los hombres le contaron lo sucedido. Los hombres estaban muy angustiados y algunos de ellos lloraban. Ellison llamó por teléfono a su superior Marlin Gillespie, quien llegó a la escena y escuchó la misma historia. Gillespie exigió que todos ellos regresaran al lugar donde apareció el misterioso objeto buscaran a Travis. El 06 de noviembre, helicópteros, voluntarios y agentes de policía fueron en busca de Travis Walton.

La aparición de Travis
El lunes 10 de noviembre, todos los miembros del equipo de Rogers se les obligó a examinarse en el polígrafo. Se les preguntó sobre el OVNI y si habían matado a Walton o si sabían dónde se encontraba. Todo el equipo pasó la prueba del polígrafo, con la excepción de que uno de ellos se negó a hacer la prueba. Aunque admitió posteriormente que era debido a su pasado delictivo. Esto llevó al Sheriff Gillespie a afirmar que la historia OVNI había ocurrido realmente.
Poligrafo 1 Travis Walton e1355788025350 La abducción de Travis Walton, ¿fraude o realidad?
Poligrafo 2 Travis Walton e1355788097714 La abducción de Travis Walton, ¿fraude o realidad?




















Ese mismo día, a la medianoche, Grant Neff, quien estaba casado con la hermana de Walton, recibió una llamada telefónica:
“Soy Travis. Estoy en una cabina telefónica en la estación de gas Heber, y necesito ayuda. Ven a por mí.”
Neff había estado recibiendo llamadas telefónicas de broma sobre la desaparición de Travis y pensó de qué se trataba de otra llamada igual. Pero todo cambio cuando escuchó la estremecedora voz diciéndole:
“¡¡¡Grant, soy yo… Estoy herido y necesito ayuda. Ven a por mí!!!”
Neff y el hermano de Travis llegaron a la gasolinera, encontrando a Travis desplomado en el suelo de la cabina telefónica con la misma ropa que tenía el día de su desaparición. Travis parecía confundido y aterrorizado y murmuraba las palabras “seres con ojos horribles”. Travis tenía la impresión de que habían pasado solo unas horas, pero cuando se enteró de que había estado desaparecido casi una semana se hundió más profundamente en un estado de perturbación. Después de que Travis se calmara, explicó una historia a su familia que ya ha contado innumerables veces a investigadores, escépticos y en multitud de convenciones.

La experiencia extraterrestre
Travis afirmó que recordaba el haz de luz de la extraña nave radiando a través de su cuerpo. Que luego se desmayó, para despertar sentado en una silla reclinable con una luz brillante sobre su cabeza. Travis dice que al principio no estaba asustado, ya que suponía que estaba en una habitación de hospital. Después de recuperarse se dio cuenta de que no estaba solo en esa habitación. Alrededor de él había unas criaturas humanoides con trajes muy extraños de color naranja.

Mencionó cómo todo su cuerpo le dolía y tenía problemas para respirar, mientras seguía realmente aterrorizado al ver a esos seres extraños. Se levantó y exigió a las criaturas que se alejasen. Cogió un tubo cilíndrico pensando que era de cristal en un intento de romperlo para hacer un cuchillo improvisado, pero se trataba de un extraño material que no se rompía. Travis empujó a una de las criaturas lo que hizo los demás salieran de la habitación.
Los extraterrestres de Walton e1355787906736 La abducción de Travis Walton, ¿fraude o realidad?Salió de la habitación a un pasillo que a su vez llevaba a otra extraña habitación, se sentó en una silla y pudo observar que las estrellas y las galaxias se proyectaban en el techo. Travis comparó esta proyección como si se tratara de un planetario. Seguidamente comenzó a manipular un joystick que había en el brazo izquierdo de la silla, cuando lo hizo poco a poco las estrellas giraron a su alrededor. Decidió levantarse de la silla y volver por el pasillo a investigar una mancha rectangular en la pared que parecía una puerta. De repente, Travis escuchó un ruido detrás de él. Se dio la vuelta y se asombró al ver a un ser humano. Dijo que había algo extraño en aquel “hombre”. Llevaba un traje azul y un casco de vidrio extraño, tenía los ojos anormalmente grandes de color oro pero Travis confió en él y comenzó a realizarle algunas preguntas, pero fue ignorado. El hombre se llevó a Travis a otra habitación que contenía otros tres seres humanos. Travis fue sentado en una mesa entre los otros seres humanos que según afirma uno de ellos le puso una máscara de oxígeno sobre su cara perdiendo de inmediato el conocimiento. Solo recuerda que cuando despertó ya se encontraba en la cabina telefónica.
¿Realidad o ficción?Duane, el hermano de Travis, decidió no contar que su hermano Travis había aparecido por miedo a causar un gran revuelo mediático. Duane también recordó que un ufólogo llamado William H. Spaulding, prometió que cuando Travis regresara le realizaría un examen médico de forma confidencial. 

Sin embargo, Spaulding realmente no era doctor, solo un hipnoterapeuta. Duane al enterarse del engaño del supuesto doctor tuvo una fuerte disputa con Spaulding. De esta forma se convirtió en uno de los muchos ufólogos tratando de desacreditar a Travis Walton. Además, la decisión de Duane de no informar inmediatamente a las autoridades del regreso de Travis llevó a muchos expertos a especular de que él y Travis utilizaron ese tiempo para disponer de pruebas que pudieran demostrar que el secuestro de Travis era real. Si el secuestro realmente fue un engaño entonces todos fueron engañados, tanto el equipo de trabajo como la familia de Travis. Lo único que se presenta como improbable es que el equipo de Rogers hubiese podido engañar al polígrafo. El periodista Phillip J. Klass es el principal impulsor en desacreditar este secuestro. Afirma que Travis y el equipo de Rogers tenían un interés financiero para simular el secuestro. Según Klass, Travis escribió un libro y ganó mucho dinero con la abducción. Travis Walton permaneció en Snowflake después del incidente en el que se convirtió en un eventual capataz de un aserradero local. Travis periódicamente hace apariciones en convenciones de OVNIs y realiza entrevistas para los documentales.

La pelicula de su caso se llama (  fuero en el cielo , fire in the sky )  buenisima.








BENJAMIN SOLARI PARRAVICINI  


1889-1974), nacido en Buenos AiresArgentina, fue un pintor y escultor argentino. Fue profesor en el Liceo de España, encargado del departamento de artes en el Banco municipal de Buenos Aires, director de la galería de exhibición de la municipalidad de Buenos Aires y secretario de la asociación para el desarrollo de las artes en 1948. Un pensamiento popular es que fue un profeta y que supuestamente un ángelle enseño a pintar. Fue conocido por las psicografías proféticas que dibujó.
Realizó más de 700 psicografías compuestas por un dibujo acompañado de un pequeño mensaje a modo de explicación, y la mayoría de ellas se destacan por su gran exactitud, profecías que abarcan absolutamente todos los ámbitos de la actividad humana: acontecimientos políticos, sociales, culturales, espirituales, metafísicos, científicos, tecnológicos, y que fueron anticipados por este notable vidente, injustamente olvidado en su propio país y poco o nada conocido en el resto del mundo
Uno de los aspectos más enigmáticos en su vida lo constituyen sus contactos con seres extraterrestres. Según testimonios dignos de crédito (Antonio Ribera, el  investigador español, se refirió al caso en uno de sus libros), en 1960 habría sido abducido en pleno centro de la ciudad de Buenos Aires, a pocos metros del obelisco porteño, y llevado al interior de una nave espacial. En 1968 relató así su experiencia a la prensa: "Tenían ojos sin párpados, son de cabello rubio y de elevada estatura"... "Y entonces vi el sol, inmenso, majestuoso. Ellos son buenos, vienen con fines pacíficos, de investigación. Parece que han elegido un territorio que se llama "Cristianía”
Esta historia daba mayor fuerza a las psicografías que aludían a seres extraterrestres y a un futuro en el que la intervención de los mismos salvaría a la humanidad.

Según Bejamín Solari Parravicini, Argentina finalmente resolvería su karma y sería con la intervención de extraterrestres de acuerdo con las psicografías que hacen alusión a esto. En especial las psicografías realizadas durante los años 70, antes de su muerte. Otras naciones tendrán sus propios procesos, y quizás el planeta todo. Por
tanto, según Parravicini, miles y miles de personas estarían siendo contactadas para recibir claros mensajes que acompañen al crecimiento que la humanidad debe hacer.







DR. DAN BURISH


Microbiólogo norteamericano, Doctorado en Ciencias de la Universidad del Estado de Nueva Cork, y nominado el 2004 para premio Nobel de la Paz por su proyecto Lotus (descubrimiento de una partícula denominada “Árbol de la Vida”)
Siendo niño y estando con su abuelo en el parque, Dan fue abducido, encontrándose en una sala en la que vio a otro niño extraterrestre que aparentemente estaba enfermo y que finalmente terminó por fallecer. Según el relato de Burisch, estos alienígenas consideran a los humanos meros contenedores. Él mismo fue utilizado para intentar salvar a este ser: al final, por lo visto, parte de la esencia de conocimiento del fallecido fue trasladada a Dan.


Su abuelo vio impotentemente cómo el niño salía por los aires. Cuando Dan regresó, sin conciencia plena de lo acontecido, apreció que habían pasado algunas horas, ya que el Sol había cambiado de posición. Su abuelo no quiso hablar del tema con él. Desde aquel contacto, el interés por los tubos de ensayo y por todo lo que tiene que ver con la ciencia y la investigación crecieron en él. Entró a formar parte del MJ12 (Mayestic) dentro de Camelot, saliendo de la organización aproximadamente en el 2005. Sus revelaciones sobre los temas tratados son realmente como de ciencia ficción, aunque vividas por él de una manera muy intensa y real.

Dan Burisch trabajó como microbiólogo en una serie de proyectos de alto secreto en el Área 51. En esta base habría colaborado con un extraterrestre del futuro llamado J-Rod, quien le relató lo ocurrido en 2.012. Le dijo que en esa fecha nuestro sistema solar pasó por el plano de la Galaxia, donde se encuentra un cinturón de polvo estelar, lo que causó una intensa radiación desde nuestro sol hacia la Tierra. Fue una gran catástrofe, la cual provocó terribles mutaciones en una parte de los seres humanos, los cuales presentan 50.000 años después intensas neuropatías. Algunos fueron llevados primero hacia Marte y desde allí hacia un lugar cerca de Z-Reticulli 2. Ahora han viajado en el tiempo para tratar de rescatar material genético de la Tierra y reparar el futuro. Estos son los llamados Grises


También le dijo que otra parte de la Humanidad, de naturaleza más espiritual, se salvó. Algunos de ellos fueron llevados Epsilon Orionis (la estrella del medio del Cinturón de Orión) y otros devueltos a la Tierra cuando ésta fue limpiada de la radiación.




Xxxxxxxxxxxxxxxx
En la red hay varios artículos que relacionan a Dan Burisch con el Manuscrito Voyinich que se supone es indescifrable..la nasa ofrece recompensa a quien logre hacerlo (aqui)
Dan Burisch declara que el manuscrito Voinich tiene detallada la crecían espontánea del ADN a través de la utilización del sonido… bueno esto ya lo descubrieron los rusos







JASON ANDREWS

Ann Andrews y su esposo Paul crecieron en el sudeste de Londres, y tuvieron lo que se describe como una educación ordinaria, pero han tenido que aprender a hacer frente a situaciones y sucesos extraordinarios a través de los años, que empezaron cuando su hijo Jason nació.
Jason ha tenido que soportar abducciones de extraterrestres que comenzaron poco después de su nacimiento, y esto le ha llevado a entender ahora que él es de origen extraterrestre. Sin embargo, la familia no ha llegado a esta conclusión a la ligera. Buscaron respuestas en otros lugares por las muchas cosas extrañas que le estaban ocurriendo a Jason y a la familia. Vieron psiquiatras, psicólogos, especialistas en conducta infantil y muchos otros médicos en busca de una explicación racional para todo. Pero todos decían que no había nada mal en él sea física o mentalmente. Así que se vieron obligados a aceptar la realidad de su situación aún en curso.

La pequeña granja en la que vivían en Kent fue el escenario de muchos extraños y a veces angustiosos acontecimientos, a lo largo de los años, incluyendo mutilaciones y muertes de animales, y luces extrañas en el cielo. Y siempre, ha habido observadores en los bosques –figuras silenciosas que mantienen la granja en observación-. A pesar de que les tomó doce años, finalmente han aceptado lo que estaba ocurriendo a su hijo. Hoy en día, si se le pregunta a Jason cuál es en la situación que es más importante para él, siempre dice: "el día de mamá y papá me dijeron que me creían”.
Ellos han escrito dos libros sobre su caso: “Abducted – The True Story of Alien Abduction in Rural England” y el más reciente: "Jason". Ann ha empezado a hablar sobre este tema en la esperanza de que tal vez otros niños puedan ser creídos, y puedan recibir la comprensión y el apoyo que tan desesperadamente necesitan para manejar sus propias situaciones de abducción.









KATHIE DAVIS




(Se trata de un seudónimo utilizado para proteger la identidad de la testigo). Su caso fue investigado por el más importante estudioso americano de abducciones, Budd Hopkins. Y puede ser considerada una «obra maestra» en su clase.
El 30 de junio de 1983, vio luces que iluminaban el jardín de su casa y salió para averiguar de qué se trataba. Al llamar la atención sobre su presencia, recibió una ráfaga de radiación, fue secuestrada y, posiblemente en esa ocasión, le implantaron un dispositivo mediante una sonda. Pero el encuentro de junio de 1983 parece ser uno de los muchos que se produjeron en su vida. Tiene vagos recuerdos de secuestros en sus primeros años; en un sueño, Kathie ve cómo su madre la protege de una amenaza que viene del cielo escondiéndola en el guardarropa. En otra ocasión recuerda haber estado en una extraña casa y haber conocido a un «muchacho pequeño». Hopkins cree que éste es un falso recuerdo implantado en su mente por un alienígena para disimular su secuestro. Tomaron una muestra de su piel; Kathie tiene una cicatriz en la pierna que se considera como prueba del hecho.
En diciembre de 1977, Kathie fue secuestrada de un coche; los otros ocupantes parece que fueron «desconectados» para mantenerlos ajenos al hecho. Fue llevada a bordo del platillo volante y se le practicó la primera de muchas operaciones ginecológicas. Hopkins cree que en esa ocasión fue inseminada artificialmente por los alienígenas. En marzo de 1978 se produjo un nuevo secuestro y Hopkins piensa que durante el mismo se extrajo el feto del cuerpo de Kathie. En 1979 fue nuevamente secuestrada y se le introdujo una sonda en la nariz, implantándole probablemente algún tipo de aparato monitor.



1983 comienza con el incidente de las luces en su jardín, lo que la lleva a ponerse en contacto con Budd Hopkins. Unos meses después parece haber sido raptada de nuevo y sometida a un agotador examen médico, que le produjo una hemorragia; cuando se despertó, estaba en el jardín trasero, en camisón. Lo que aún es más increíble es que ella cree haber visto durante su secuestro a una niña que sería su hija, híbrido de extraterrestre. En un secuestro en noviembre de 1983, parece que Kathie fue sometida a otro examen médico durante el cual los alienígenas le extrajeron óvulos. Parece que también su hijo Tommy fue secuestrado en esa ocasión, lo que se repitió en febrero de 1986. Un nuevo secuestro se produjo en la casa de Kathie en abril de 1986. Se le muestran dos bebés, se permite que les ponga nombre y que esté junto a ellos, aunque se le dice que los bebés son nueve, sugiriendo que son suyos.
El caso continúa y Hopkins, que llevó a cabo sesiones de regresión hipnótica en presencia de un médico, cree que los extraterrestres la están haciendo objeto de exámenes en los que, aparentemente, ahora está también incluido su hijo Robbie. En su mayor parte el caso se basa en los resultados de la hipnosis regresiva, pues conscientemente se recuerdan muy pocos detalles. Hopkins agrega que hay muchos hechos que todavía no ha hecho públicos.










La abducción de Charlie Hickson (1931-2011) y de Calvin Parker en 1973,



A orillas del rio Pascagoula en Mississippi, es para muchos investigadores uno de los casos que demuestra que las abducciones son fenómenos reales que merecen ser estudiados seriamente. El caso Pascagoula es una de las abducciones más extrañas y al mismo tiempo, una de las más documentadas. La abducción de Pascagoula fue una de las tres abducciones más conocidas, junto a la de los esposos Hill en 1961 y la de Travis Walton en 1975, en una época anterior a las investigaciones de Budd Hopkins y John Mack.
Al margen de varios detalles y documentos que apoyan la autenticidad de lo relatado por Charlie Hickson, quien en ese entonces tenía cuarenta y dos años, y Calvin Parker, quien tenía diecinueve años, existe un elemento fundamental que confirma la realidad de este caso o que, en todo caso, se erige como prueba importante a tener en cuenta.
El Sheriff del condado de Jackson, Fred Diamond, tenía un cuarto acondicionado especialmente con una grabadora de audio escondida. En ese cuarto, el Sheriff Diamond, interrogó por tercera vez a los abducidos y grabó el interrogatorio. Luego del mismo, los policías se retiraron de la habitación y dejaron a Charlie y a Calvin conversando solos. El Sheriff Diamond dejó la grabadora encendida y registró la conversación que tuvo lugar en el cuarto.
Charlie y Calvin conversaron sobre su experiencia sin saber que sus voces estaban siendo grabadas. En la grabación se evidencia el desconcierto y la desesperación de los amigos. Este audio fue el que convenció al Sheriff de Pascagoula y a otros investigadores de que Charlie y Calvin estaban diciendo la verdad.
El audio original de esta grabación es casi incomprensible debido a su antigüedad y a las condiciones en las que fue registrado. Los Divulgadores hemos procesado el audio y lo hemos subtitulado en español y en inglés para que usted mismo pueda escuchar el desconcierto y la desesperación que expresan las voces de Calvin Parker y Charlie Hickson.


A la izquierda, Charlie Parker con cuarenta y dos años. A la izquierda, Calvin Parker con diecinueve años. Esta fotografía fue tomada dos semanas después de la abducción, a finales de Octubre 
 de 1973.


Haga Clic para ver la Imagen original en una ventana nueva

A la izquierda, Charlie Hickson. A la derecha, Calvin Parker. El 11 de Octubre de 1973, ambos vivieron la experiencia más aterradora de sus vidas al ser abducidos por unos extraños seres sin boca ni ojos que salieron de un objeto volador.

Sin embargo, antes de escuchar la grabación secreta de Pascagoula, necesitamos conocer la increíble historia de la abducción de Charlie Hickson y Calvin Parker.
Un ovni sobre el rio Pascagoula
En 1973, Charlie Parker, de cuarenta y dos años, era un veterano de la guerra de Korea que había peleado en varios combates importantes y que trabajaba en al astillero de Johnny Walker, uno de los varios astilleros que existían en la el Golfo de la costa del Mississipi. Calvin Parker, de diecinueve años, trabajaba bajo las ordenes de Charlie Parker en el astillero Walker. Ambos vivían en el condado Jones. Charlie Hickson relata la relación que tenía con Calvin Parker en un documento redactado en 1974 para el investigador William Mendez:
“Mi hijo mayor Eddie (ahora un Marino destacado a Okinawa) y Calvin tienen casi la misma edad y han crecido juntos en el condado Jones. Ellos, yo mismo, y el papá de Calvin hemos pasado muchas horas placenteras pescando juntos cuando Eddie y Calvin eran niños.” (Relato de Charlie Hickson preparado para el investigador William Mendez incluído en el libro titulado “UFO, Contact in Pascagoula que escribió Mendez con la colaboración de Hickson.)
La noche del 11 de Octubre de 1973, Charlie y Calvin decidieron ir a pescar. Luego de intentar sin éxito, en varios lugares, que los peces mordieran el anzuelo, Charlie le propuso a Calvin ir a pescar al muelle del abandonado astillero Shaupeter.
Mientras se encontraban pescando, alrededor de las 10 de la noche, escucharon un zumbido a sus espaldas. Charlie volteó y observó a un objeto volador con forma de balón de fútbol americano que estaba aterrizando a unos veinte metros de dónde ellos se encontraban. (Ver la foto de abajo para entender mejor la ubicación del objeto y la de Charlie y Calvin).

Haga Clic para ver la Imagen original en una ventana nueva

En la fotografía podemos apreciar el lugar en el que tuvo lugar la abducción de Pascagoula. El círculo rojo marca el lugar en el que se encontraban pescando Calvin y Charlie. El círculo negro marca el lugar en el que aterrizó la nave y el círculo azul el lugar donde se encontraba estacionado el vehículo de Charlie.

La nave media aproximadamente de tres a cuatro metros de ancho, tres metros de alto y diez metros de largo. Emitía una luz azul intermitente y no producía ruidos parecidos a los de un motor. Charlie declaró haber observado algo parecido a una ventana en la parte superior del objeto.
Los amigos se miraron desconcertados, asustados pero también curiosos.
De repente, el objeto descendió y se mantuvo flotando a pocos centímetros de la superficie. Una abertura apareció en uno de los lados del objeto y la luz azul se apagó. Charlie relató que pudo divisar el interior del objeto. gracias a la abertura, y le pareció que resplandecía.
Los seres sin ojos que flotaban
Luego, tres seres de aproximadamente un metro y medio de estatura aparecieron en la abertura y empezaron a deslizarse hacia Charlie y Calvin. Charlie recuerda haber visto la expresión en el rostro de Calvin y haber pensado que él no era el único que estaba viendo a los extraños seres. Según Charlie, fue en este momento en el que el miedo se hizo evidente. Veamos como describe Charlie Hickson a los seres que salieron de la nave:
“Ellos (los seres) se salieron flotando de la abertura, se mantuvieron a la misma distancia del suelo que la nave y vinieron por nosotros…La cabeza parecía salir directamente de los hombros, y algo que se asemejaba a una nariz terminaba en una punta que medía casi cinco centimetros. En cada lado de la cabeza, alrededor del lugar dónde estarían las orejas, había algo similar a la nariz del frente. Directamente debajo de la nariz del frente había una ranura que parecía ser la boca. Los brazos eran algo parecido a los brazos humanos, pero más largos en proporción a su cuerpo; las manos parecian unos mitones, había un pulgar adjunto al mitón. Las piernas permanecían juntas y los pies eran como pies de elefante. El cuerpo entero estaba arrugado y era de un color grisáceo. Podían haber habido ojos pero la parte de arriba de la nariz estaba tan arrugada que no podía distinguirlos.” (“UFO, Contact in Pascagoula”. William Mendez y Charlie Hickson. Wendelle C. Stevens, 1983.)

Haga Clic para ver la Imagen original en una ventana nueva
Arriba, un dibujo de la nave realizado por Calvin Parker en 1975. Abajo, otro dibujo de la nave realizado por Calvin Parker en 1973.

Dos de los seres cogieron a Charlie del brazo, quien percibió, solo por unos segundos, dolor en ese brazo. Desde ese momento, Charlie se sintió paralizado sin capacidad alguna de movimiento y perdió algunos de sus sentidos.
Charlie vio que uno de los seres se llevaba a Calvin, quien parecía cojear. Luego Calvin le contaría a Charlie que en ese instante se desmayó y que estuvo inconsciente durante toda la experiencia dentro de la nave. Ambos fueron transportados hacia el objeto o nave.
Según lo que le contó Charlie al Sheriff del condado Jackson, Fred Diamond, él y Calvin fueron transportados hacia el objeto volador flotando sobre la superficie.
Dentro de la nave, Charlie recuerda que la luz era tan brillante que lo cegaba y que no podía cerrar sus ojos porque algo se lo impedía.
Charlie y el ojo gigante
A estas alturas del episodio, el miedo se había apoderado de los amigos. Charlie pensaba en morir y en lo que podia estar pasando con su amigo Calvin. Mientras estos pensamientos invadían su mente, algo parecido a un ojo gigante salió de lo que podría ser una de las paredes de la nave.
Charlie nunca estuvo seguro de como apareció el ojo pues el nivel de luz que había en ese espacio lo cegaba. El ojo se acercó a Charlie y se detuvo, aproximadamente, a quince centímetros de su rostro. Charlie trató de cerrar sus ojos pero no pudo. El ojo lo observó de pies a cabeza. Charlie no sentía nada. En un intento de entender lo que le sucedia, Charlie trató de mover los dedos de los pies pero tampoco lo logró. Mientras Charlie caía presa de la desesperación, el ojo se alejó.

Haga Clic para ver la Imagen original en una ventana nueva
A la derecha, una representación de los seres que abducieron a Charlie y a Calvin hecha por Jim Flynt, un compañero de trabajo del astillero Walker. A la izquierda arriba, una representación posterior de la cabeza de estos seres. A la izquierda abajo, una representación de la piel de estos seres.

Veamos como Charlie Hickson describe su experiencia dentro de la nave en el documento que preparó para William Mendez en 1974:
“Las cosas me habían soltado y debían estar en algún lugar detrás de mí porque yo no los vi moverse en frente de mí. Traté de moverme de nuevo; algún tipo de fuerza todavía estaba presente. “¡Por favor no me lleven!” Yo sabía que estaba diciendo esto, pero no podía escuchar mi voz. Estuve solo por lo que pareció una eternidad, pero no pudo haber sido más de unos cuantos minutos….Luego, los vi de nuevo. Ellos me agarraron de la misma manera que lo habían hecho antes. La abertura apareció de nuevo y flotamos hasta ella, “Quizás este no sea mi día para morir”. Flotamos a traves de la abertura y nos movimos hacia el lugar del que me habían recogido. Mis pies tocaron el suelo. Cuando me soltaron caí, mis piernas no me sostenían.” (“UFO, Contact in Pascagoula”. William Mendez y Charlie Hickson. Wendelle C. Stevens, 1983.)
Charlie cayó al suelo ya que sus piernas se vencieron. Lo primero que vio fue una fuerte expresión de terror en el rostro de Calvin. Según Charlie, nunca había a alguien tan aterrorizado.
Invasión extraterrestre en Pascagoula
Charlie se deslizó por el suelo hasta el lugar donde estaba Calvin de pie y en shock. Mientras Charlie trataba de hacer reaccionar a Calvin, escuchó el zumbido producido por la nave y volteó en el momento en el que esta se elevaba y desaparecía. Charlie declaró que mientras observaba como la nave se elevaba, un mensaje cruzó por su mente: “Somos pacíficos, no queremos hacerte daño”.
Charlie trató de que Calvin reaccionara pero este gritó “No, por favor no” y se desplomó asustado.
Luego de unos minutos, Calvin reaccionó y lo primero que dijo fue “Charlie, ¿qué vamos a hacer? ¿quiénes son ellos? ¿qué nos van a hacer?…Charlie, es como si hubiera muerto y regresado a la vida. ¿Estas seguro que estamos bien?
Se refugiaron en el carro, mientras Charlie bebía unos tragos de whisky para calmarse. Los amigos empezaron a considerar la posibilidad de no contarle a nadie la experiencia pero luego de unos minutos surgió una interrogante: ¿y si estos seres regresaban? ¿y si este era solo el primer paso de un ataque masivo? quizás esto era solo el inicio de una invasión alienígena.
Charlie y Calvin, aún presa del pánico, tomaron la decisión de informar de lo acontecido a las autoridades militares de la zona. Hicieron una llamada telefonica desde un telefono público a la Base Aérea Keesler, ubicada a unos cincuenta kilómetros al este del lugar en el que se encontraban. Charlie le relató lo ocurrrido a la operadora telefónica de la Base Aérea para pedirle que lo comunicara con la persona indicada pero la operadora le dijo que ellos no se encargaban de ese tipo de cosas y que debía comunicarse con el Sheriff del condado.
Charlie y Calvin consideraron la posibilidad de contarle lo ocurrido al Sheriff pero temían que serían objeto de burla por parte de los policías. Entonces, los amigos decidieron pasar por las oficinas del diario “Mississippi Press” para reportar el hecho. En todo caso, si la motivación era alertar a la población o a las autoridades un reportero podía ayudar.
Cuando llegaron a las oficinas del diario, uno de los vigilantes nocturnos les dijo que si querían hablar con un reportero tendrían que regresar al día siguiente en la mañana porque a esa hora no habían reporteros.

Haga Clic para ver la Imagen original en una ventana nueva
Ilustración de la abducción de Calvin Parker y Charlie Hickson en Pascagoula.

Al ver que no tenían otra opción más que reportar el hecho a la oficina del Sheriff, Charlie hizo una llamada a la oficina del Sheriff y volvió a relatar el episodio. Según Charlie, el oficial que respondió la llamada lo tomó como una broma. El capitán Glen Ryder, quien recibió la llamada de Charlie, por ordenes del Sheriff Diamond, le pidió a los abducidos que lo esperaran en el lugar de los hechos ya que él mismo se acercaría para escoltarlos a la comisaria.
La grabación secreta del Sheriff Diamond
Molestos por la burla del oficial que respondió la llamada pero decididos a contar su historia, los amigos se dirigieron a las oficinas del Sheriff. Charlie recuerda que en el camino a las oficinas del Sheriff, Calvin tenía la mirada perdida.
Charlie y Calvin aparecieron en las oficinas del Sheriff del condado Jones con algunos de los pescados como prueba de lo que habían estado haciendo antes del incidente.El Sheriff del condado Jackson, Fred Diamond, y el capitán Glenn Ryder recibieron a Charlie y a Calvin y los interrogaron por separado varias veces. Al parecer, el Sheriff Diamond, a pesar de que los testimonios de Charlie y Calvin encajaban perfectamente, no creía en la fantástica historia de los seres que flotaban y el gran ojo. Así que decidió tenderles una trampa para desenmascararlos.
Uno de los cuarto de las oficinas del Sheriff tenía micrófonos escondidos para grabar interrogatorios. El Sheriff Diamond llevó a los dos amigos a el cuarto que tenía los micrófonos escondidos, activó la grabadora y les hizo un tercer interrogatorio. Luego del interrogatorio, todos los oficiales abandonaron el cuarto dejando a Calvin y a Charlie solos. Los amigos empezaron a conversar sin saber que estaban siendo grabados.
El audio de la conversación que sostuvieron Calvin Parker y Charlie Hickson dura aproximadamente cinco minutos y es conocido como la “grabación secreta de Pascagoula”. Esta grabación fue la que terminó de convencer al Sheriff Diamond y a otros investigadores como Allen J. Hynek y James Harder de que Calvin y Charlie estaban diciendo la verdad.

http://www.youtube.com/watch?feature=player_embedded&v=Xm7o6Ca5-2w


Algunas de las transcripciones del audio de la grabación secreta, como la de NICAP, presentan la siguiente frase de Calvin Parker al final de la conversación:
“Es difícil de creer…Oh Dios, es horrible…Yo se que hay un Dios allá arriba.”
Esta frase no se encuentra en el audio que Los Divulgadores hemos subtitulado. Probablemente porque el audio subtitulado por Los Divulgadores es una copia de la grabación original que podría haber sido cortada o interrumpida antes de llegar a ese momento. También podría ser que la frase haya sido producto de una confusión o manipulación provocada por los medios de comunicación.
Se ha escrito mucho sobre el contenido de esta grabación. Por un lado, ha sido utilizada por los investigadores del fenómeno ovni para defender la autenticidad del caso y por otro lado ha sido minimizada por algunos debunkers. Lo cierto es que ninguna transcripción puede plasmar la atmósfera de aflicción y angustia que envuelve a la conversación que Parker y Hickson sostuvieron la noche del 11 de Octubre de 1973.
El desconcierto y la desesperación que expresan sus voces de constituye evidencia fundamental para establecer la autenticidad de lo sucedido. Los Divulgadores les presentamos la famosa “grabación secreta de Pascagoula” con subtítulos en inglés y en español, para que ustedes mismos escuchen el grado de terror e incertidumbre que casi dos horas después de la abducción aún presentaban los amigos de Pascagoula.(arriba está la versión en español)
En la siguiente entrega de esta serie sobre la increíble abducción de Pascagoula presentaremos los examenes realizados por la Base Aérea Keesler, las conclusiones de Allen J. Hynek, las sesiones de hipnosis a las que se sometieron los abducidos, y la locura extraterrestre en la que se sumió el pueblo de Pascagoula…










HOWARD MENGER

Nació en Brooklyn, Nueva York, el 17 de Febrero de 1.922. Fue un contactado que se hizo famoso en los años cincuenta. Su libro From Outer Space (Del Espacio Exterior) recuerda un poco a un cuento de hadas, por su gentileza y fantasía, mostrando claramente que Menger es una persona de naturaleza eminentemente psíquica, característica de muchos de los que tienen esa clase de contactos. Afirmaba ser de Venus y haber ocupado el cuerpo de un niño que había sufrido una muerte aparente para recuperarse después milagrosamente. Muy joven se fue a vivir al campo, a New Jersey, donde él y su hermano pasaban muchas horas jugando en los bosques. Durante esos años los dos vieron frecuentemente discos volantes.
A los diez años. Menger se sintió un día atraído a su rincón favorito del bosque, donde se encontró con una aparición que nunca habría de olvidar. Menger recuerda que aquella mujer irradiaba una increíble sensación de paz.  Ella le llamó por su nombre y le dijo que había venido de muy lejos para verle y hablarle, solo años más tarde encontró sentido a unas palabras de ella: “Estamos poniéndonos en contacto con los nuestros”.
En 1.942, cuando estaba en el ejército, la gente del espacio intentó de nuevo comunicar con él. Entonces empezaron a producirse una serie de encuentros en los que se le avisó de acontecimientos futuros de su vida. Todas las predicciones resultaron ciertas, y parecía claro que recibía una orientación misteriosa. Menger se entera entonces de que tiene que cumplir una misión en la Tierra, extendiendo la noticia de la fraternidad y el amor de la gente del espacio, pero le dicen que no haga nada hasta fines del verano de 1.957, en que podrá dar a conocer su historia por diversos medios de comunicación.
A partir de entonces, le dicen que su vida no va a ser fácil, y que tendrá que sufrir muchas críticas. Desde ese momento sus experiencias se van ajustando al patrón clásico de los contactos. La gente del espacio lo visita a todas horas del día y de la noche, unas veces físicamente y otra comunicándose por vía telepática. Howard Menger en uno de los contactados más importantes del mundo durante la historia del fenómeno OVNI. Precisamente por ello, y al igual que ocurrió con otros muchos contactados, las iras de los conspiradores del silencio se canalizaron contra este incómodo personaje.
Como resultado de todo ello, Menger cayó en el olvido y la despreocupación de los medios de comunicación durante muchos años, hasta que a principios de 1.990, en un importante congreso ufológico celebrado en los Estados Unidos, Howard Menger volvió a aparecer públicamente insistiendo en su historia y aportando nueva información y nuevos mensajes obtenidos de su relación con los seres del espacio. Por enésima vez, y como había repetido tantas veces ante los periodistas de todo el mundo, insistió en la necesidad de un cambio en la consciencia del planeta Tierra. Habló de los extraterrestres como de unos emigrantes de este planeta a otros mundos hace miles de años, y recalcó la urgencia de un desarrollo espiritual planetario ante la amenaza de un traumático cambio de milenio.



Howard Menger describe a una mujer hermosa que conoció sentada en una roca.

Llevaba un uniforme que tenía una textura brillante, resplandeciente... la ropa no tenía botones, cierres o costuras que pudiera reconocer.

Howard recrea la escena con mujer espacial

Amiga venusina según Howard Menger

Extraterrestres humanos han sido reportados en México, Sudamérica y Europa.

Todos ellos han demostrado extraordinarias habilidades telepáticas. Los uniformes que llevan, descritos por primera vez por los contactados, son similares a los descritas por los secuestrados en una época posterior. Algunos de estos visitantes, se informa que se mezclan con nosotros y no pueden ser fácilmente identificados si llevan nuestra ropa y maquillaje.

Esto implica que tienen un parentesco genético con los humanos terrestres y se han desarrollado bajo condiciones bioquímicas y biofísicas similares a las encontrados en la tierra.

Su verdadero origen es desconocido, pero si son de otros planetas o dimensiones, entonces su existencia es un desafío a nuestro dogma científico. 

¡Sernia era de Marte!

Sernia era de Marte.

Ella vivió en la Tierra en la ciudad californiana de Santa Mónica en la década de 1950, la era de los platillos voladores y contactados. Cada año, los curiosos y los creyentes acudieron a un lugar en el desierto del sur de California conocido como Giant Rock. 


Antecedentes
En 1958 fui a Giant Rock con John McCoy y Rick Williamson para reunirme con George Van Tassel. Rick y John estaban embarcándose para Phoenix al circuito de conferencias y eso me dio una oportunidad, antes de salir, de conversar con los contactados.

Van, como lo llamaban sus amigos, era un hombre impresionante, con una fuerte presencia personal. Lo encontré extraordinariamente inteligente, con una actitud con los pies en la tierra que al diablo le pudiera importar. Van nació en Jefferson, Ohio en 1910. Después de salir de la escuela secundaria, trabajó cuatro años como mecánico de vuelo de las aerolíneas en Chicago y Cleveland.

En 1930, llegó a California y fue contratado por la compañía Douglas de Aviones en Santa Mónica durante ocho años y medio. Salió de Douglas y se puso a trabajar con Howard Hughes en 1941.

Conectado con las pruebas de vuelo para el Sr. Hughes en el desierto cerca de Barstow, adquirió un deseo por la paz y la tranquilidad de los grandes espacios abiertos. Después de dos años y medio con el Sr. Hughes, se fue a Lockheed Aircraft en Burbank por cuatro y medio años trabajan do en vuelos de prueba.

Entonces llegó a la decisión de vivir en la paz del desierto, después de casi 20 años de experiencia en aeronaves.

Van arrendó un aeropuerto abandonado en Giant Rock en 1947 y en 1951 había reunido un pequeño grupo que tenía un sincero interés en los mayores secretos de la vida y el deseo de comprender los fenómenos que no podrían ser explicados por la ciencia mundana. Van descubrió que podía entrar en un trance y ponerse en contacto con seres de otros niveles de vida.

Un grupo de estos seres estaba utilizando un medio tecnológico de comunicación, un tensor de la rayos de alta frecuencia que producía las salidas visuales y de audio en el cerebro.

Si este rayo no estuviera cuidadosamente enfocado, podría causar una sensación de ardor en diferentes partes de su cuerpo. Van llamó a este método de comunicación "canalización", como él dijo, que era como sintonizar un canal de televisión para decodificar la señal electromagnética. Esto era algo diferente de lo que la gente llama canalización en la actualidad.

Entidades con nombres como Ashtar o Deska anunciaron que eran operadores de la nave espacial que vimos en nuestros cielos que llamamos con la ridícula apelación de "platillos voladores". 

En 1952, era más allá de la creencia de que alguien en realidad podría estarse comunicando con los operadores de los discos voladores. Incluso los testigos que reportaban haber visto siquiera uno eran sospechosos.

Incluso hoy muchos consideran a Van Tassel un poco loco. 








USAMAZULU CREDO MUTWA: 


(July 1921) Nació en KwaZulu-NatalSudáfrica) Es un Zulu Sangoma y Sanusi deSudáfricaMutwa fue educado por su abuelo materno, un chamán, y mientras le ayudaba, el niño aprendió algunos de los más antiguos secretos. En 1937 vivió una gran conmoción y trauma cuando fue incautado y sodomizado por un grupo de  mineros. Después de esto estuvo enfermo durante mucho tiempo. Como los médicos cristianos fracasaron en su curación, su abuelo, un hombre a quien su padre despreciaba como un pagano adorador y demonio, le ayudó a volver a la salud.
En este punto Credo empezó a cuestionarse muchas de las cosas acerca de su pueblo que los misioneros le habían hecho creer. "¿Eran realmente los africanos una raza primitiva sin ningún conocimiento hasta que el hombre blanco llegó a África?, se preguntaba a sí mismo.
Su abuelo le inculcó en la creencia de que su enfermedad era un signo sagrado de que se iba a convertir en un chamán, un sanador.

Credo Mutwa revela la historia del apoderamiento del planeta por una raza de reptiles, y cómo estos seres (Conocidos como Chitauri por los Africanos) se han infiltrado y colocado en posiciones de poder político y manejan a los humanos. Dice que por todos los países por los que ha viajado donde existen chamanes y curanderos tradicionales: en Estados Unidos, en Australia, en Japón, en Taiwan, le han contado las mismas historias. Los indios Hopi los llaman Katchinas, pero son lo mismo que en África llaman Egwugwu o Chinyawu. Los Katchina de los nativos americanos, y los Chinyawu de nuestra gente, son seres idénticos. Pero se pregunta ¿a qué se debe esto? ¿Cuándo estuvieron en contacto los africanos y los nativos americanos? Este es uno de los grandes misterios de todos los tiempos.
En 1959 él mismo fue abducido por unas de estas criaturas. Explica que esta experiencia ha quedado como un trauma en toda su vida posterior, y que después de ella queda un sentimiento de vergüenza y de odio a uno mismo, y hay cambios sutiles en la vida. También se desarrolla un extraño amor por la humanidad, y un deseo como de sacudir a la gente para despertarla, diciéndoles: ¡No estamos solos! Y también se desarrolla una nueva sabiduría, y una nueva comprensión del espacio y el tiempo.
Mutwa ha escrito cuentos africanos que tienen sus raíces en la tradicional cultura zulú. Dos bien conocidas colecciones de estas historias son “Indaba mis hijos” (1966) y “Mi Gente: los escritos de un chamán zulú” (1969).










BETTY ANDREASSON

“verdaderas”
El 25 de enero de 1967, Betty Andreasson se encontraba en la cocina de la casa de sus padres cuando notó que entraba por la ventana una luz cegadora. Posteriormente, vio cómo criaturas extrañas traspasaban las paredes y se introducían a su hogar. 
Gracias a sesiones de hipnosis, Andreasson recuerda que éstos le pedían alimento para su mente. Lo único que se le ocurrió en ese momento fue darles una Biblia. Aun así, fue llevada a la nave donde, asegura, le metieron una sonda por la nariz y el ombligo. 
También afirma que el líder del grupo, llamado Quazzga, le dijo: ”Los secretos han sido encerrados en tu mente“. Fue devuelta a su casa, donde su familia la encontró en estado inconsciente.
 








“Kathie Davis”. 


Esta mujer, cuya identidad real se desconoce, según Budd Hopkins en su libro“Intrusos: las increíbles visitas a Cople Woods”, ha entrado en contacto con extraterrestres a lo largo de su vida. De niña tiene vagos recuerdos de cómo su madre la escondía en el armario para protegerla de amenazas provenientes del cielo. 

En 1977, fue secuestrada de un coche por un platillo volador en el cual, se le practicó una intervención ginecológica. Un año después, sufrió otro rapto intergaláctico, del que se cree, se le realizó para extraerle un feto. En 1979 nuevamente le sucedió esto para introducirle una sonda en la nariz e implantarle un aparato de monitoreo, según indica portalnet.cl. 

Davis asegura que en el secuestro que vivió en 1983, donde supuestamente los alienígenas le extrajeron óvulos, pudo ver a una niña híbrido extraterrestre, que asegura es su hija. Estos hechos son la constante en su vida y ahora se dice que sus hijos también son parte del experimento. 












ARMANDO VALDES GARRIDO



Varios soldados chilenos se encontraban al mando del Cabo Valdés y acampaban en la región desértica de Pampa Lluscuma. En 1977, él y cuatro de su subalternos presenciaron cómo una nave espacial descendía a pocos metros de donde se encontraban y poco a poco se les acercaba. 


Los soldados quedaron atónitos cuando vieron desaparecer repentinamente a su jefe. 22 años después, Valdés Garrido relató en una entrevista para la Televisión Nacional de Chile (TVN) lo sucedido aquella madrugada del 25 de abril. 

Él vio cómo una intensa luz se perdía por detrás de los cerros. Entonces, lo primero que le vino a la mente fue que se trataba de un aerolito. Después, otro objeto se paró frente a ellos. Lo que hicieron estos hombres fue tomarse de las manos y rezar por sus vidas. 

Ante el temor de sus hombres, Valdés decidió acercarse a la nave para pedirles que se identificaran, y entonces quedó esfumado del lugar. Aunque fue encontrado 15 minutos más tarde en otro sitio, contó que durante cuatro días viajó a otros planetas. Aunque no recuerda a ciencia cierta lo vivido, no descartó la posibilidad de una invasión extraterrestre. 














WHITLEY STRIEBER.



El escritor estadounidense en su libro “Comunnion”, de 1987, reveló que mantuvo una experiencia cercana del tercer tipo. En 1985 se encontraba de vacaciones con su familia en una casa a las afueras de Nueva York. En la madrugada del 26 de diciembre, escuchó ruidos, por lo que decidió inspeccionar el lugar para descartar que se tratara de un ladrón. 
En su recámara lo esperaban varias criaturas que lo tomaron de los brazos y lo llevaron a un bosque para, de ahí, trasladarlo a una récamara. Strieber dice haber sido sometido a dos experimentos. 
En el primero, le clavaron dos agujas en el cerebro y le introdujeron una cánula, semejante a una malla de alambre. Aunque asegura que estos procesos fueron un tanto dolorosos, considera que los alienígenas solo quieren ayudar a la humanidad.
 













ANTONIO VILLAS BOAS.


Era un granjero brasileño al cual le gustaba trabajar de noche por cuestiones de clima. En octubre de 1957, vio cómo una luz roja proveniente del cielo se le acercó y poco a poco notó que en realidad se trataba de un ovni. 
Villas Boas narró que pequeños hombres de baja estatura y grandes ojos azules lo llevaron al interior del vehículo. Él describió que esos seres lo despojaron de sus ropas y le extrajeron sangre. 
Posteriormente, entró en contacto con una mujer, para él “la más hermosa que había visto en su vida”, ymantuvo relaciones sexuales con ella. Según él, porque buscaban “mejorar la raza”. En la actualidad, este hombre es abogado y formó una familia.
 




El 22 de febrero de 1.958 por la tarde, en Río de Janeiro, en el consultorio del doctor Fontes y en presencia del periodista Joao Martín, en calidad de testigo, Antonio Villas Boas hizo la siguiente declaración:


Me llamo Antonio Villas Boas, tengo veintitrés años y soy agricultor. Vivo con mi familia en una granja de nuestra propiedad. Está situada cerca de la ciudad de Sao Francisco de Sales, en el Estado de Minas Gerais, cerca de la frontera con el Estado de Sao Paulo. Tengo dos hermanos y tres hermanas, todos los cuales habitan en la misma región; otros dos hermanos murieron. Todos los hombres de la familia trabajan en la granja. Tenemos muchos campos que cultivar. Para la labranza tenemos un tractor de gasolina, marca Internacional que utilizamos en dos turnos cuando hay que arar. Durante el día, lo manejan los jornaleros y, por la noche, suelo utilizarlo . Soy soltero y gozo de salud, trabajo mucho, sigo cursos a distancia y estudio cuando puedo. Para mi ha sido un sacrificio venir a Río, ya que hago mucha falta en casa. Pero pensé que era mi deber informar de los extraños sucesos en los que me he visto envuelto. Haré todo lo que ustedes crean oportuno, señores, y estoy dispuesto a declarar ante las autoridades civiles o militares.

Todo empezó la noche del 5 de octubre de 1.952, habíamos tenido visitas y no nos acostamos hasta eso de las 11, mucho más tarde de lo normal. En la habitación estábamos mi hermano Joao y yo, hacía mucho calor y abrí las ventanas que dan al patio; entonces, en medio del patio, vi un gran resplandor que iluminaba todo el suelo.
Era mucho más intenso que la luz de la Luna y no conseguía ver de dónde venía, pero tenía que proceder de arriba; era como si unos focos dirigidos hacia abajo lo iluminaran todo. Pero en el cielo no se veía nada, llamé a mi hermano y le hice mirar; pero él nunca pierde la calma y me dijo que sería mejor dormir. Cerré la ventana y nos acostamos otra vez. Pero yo no podía dormir, la curiosidad me martirizaba; volví a levantarme y abrí la ventana. La luz seguía en el mismo sitio. Yo me quedé mirando afuera y de pronto se movió hacia mi ventana. Asustado, cerré de golpe con tanto ruido que mi hermano se despertó. Juntos, en la habitación oscura, seguimos la trayectoria de la luz que se filtraba por las rendijas de los postigos en dirección al techo y, luego, por entre las tejas (Las casas de campo brasileñas, a causa del calor tienen ventanas que llegan hasta el techo y, para conseguir una mejor ventilación, carecen de cielo raso). Al fin, la luz desapareció definitivamente.

El 14 de octubre ocurrió el segundo incidente. Serían entre las 9,30 y las 10 de la noche, no lo sé con exactitud, ya que no llevaba reloj. Yo estaba trabajando en el campo con el tractor y con mi otro hermano. De pronto, vimos una luz muy fuerte, tanto, que dolían los ojos al mirarla. Al principio, era redonda y del tamaño de una rueda de coche y estaba en el extremo norte del campo era muy roja e iluminaba una gran extensión.
Dentro de la luz había algo, pero no puedo decir con seguridad lo que era porque estaba casi cegado. Le pedí a mi hermano que me acompañara a explorar. El se negó y fui yo solo. Cuando me acerqué, la cosa se movió bruscamente con enorme velocidad y se situó en el extremo sur del campo, donde se quedó quieta. Corrí hacía ella y repitió la misma maniobra. Esta vez, volvió a su posición anterior. Lo intenté de nuevo y la maniobra se repitió veinte veces. Al fin me cansé y regresé donde estaba mi hermano. La luz permaneció en el mismo sitio sin moverse. De vez en cuando, parecía despedir rayos en todas direcciones, como los del sol poniente.
De todos modos, no estoy seguro de si todo ocurrió realmente así, ya que no sé si estuve mirando ininterrumpidamente en la misma dirección. Quizás aparté la mirada un momento y entonces se elevó rápidamente y había desaparecido cuando volví a mirar.

Al día siguiente, 15 de octubre, estaba trabajando en el mismo campo con el tractor yo solo. La noche era fresca y el cielo estaba estrellado; exactamente a la 1, vi una estrella roja muy brillante. Enseguida me di cuenta de que no era una estrella, ya que aumentaba de tamaño, como si se acercara. A los pocos instantes, vi que era un objeto de forma ovalada que se acercaba velozmente. tan aprisa venía que, antes que pudiera pensar en lo que iba a hacer, estaba encima del tractor. De pronto, el objeto se paro a unos 50 m, encima de mi cabeza. El tractor y el campo estaban tan iluminados como si fuera de día. El resplandor de los faros del tractor quedaba totalmente anulado por aquella brillante luz roja. Yo tenía mucho miedo al no poder imaginar lo que era. De buena gana me hubiera alejado de mi tractor, pero éste era tan lento comparado con el objeto que comprendí que sería inútil. De haber saltado del tractor para salir corriendo hubiera podido romperme una pierna en el campo recién arado.


Mientras yo dudaba y reflexionaba, durante tal vez un par de minutos,el objeto volvió a moverse y se paró a unos 10 o 15 m. delante del tractor. Luego, descendió lentamente al suelo y fue acercándose hasta que pude distinguir una extraña máquina casi redonda rodeada de lucecitas rojas ; frente a mi había un gran foco rojo, el que me había cegado cuando el objeto descendió. Entonces vi claramente la forma de la máquina. Parecía un huevo alargado con tres antenas en la parte delantera, una en el centro y una a cada lado. Eran unas barras metálicas anchas en su base y acabadas en punta. No se distinguían los colores, ya que la maquina estaba envuelta en una luz roja. Encima giraba muy rapidamente algo que desprendía también una luz fluorescente rojiza.

En el momento en que la maquina aminoró la velocidad para aterrizar, cambió la luz, a medida que disminuían las revoluciones de la pieza giratoria, a verdosa ‑o así me lo pareció. Aquella pieza giratoria parecía entonces un plato o una cúpula achatada. No sé si era este realmente su aspecto o si la impresión era provocada por el movimiento. La pieza no se detuvo ni un segundo, ni siquiera después de que el objeto aterrizara.

Naturalmente, la mayoría de los detalles no los vi hasta después, ya que al principio estaba tan asombrado que no me enteraba de nada. Cuando, a pocos metros del suelo, aparecieron en la parte inferior del objeto tres soportes metálicos, como un trípode, yo acabé de perder la serenidad. Evidentemente, aquel trípode era lo que soportaba el peso de la máquina durante el aterrizaje. Pero no iba a esperar a que aterrizara. El motor del tractor estaba en marcha. Di gas y traté de escapar sorteando el objeto. Pero al cabo de un par de minutos el motor se paró y se apagaron los faros. No sé por qué, pues el contacto estaba dado y las luces, encendidas. Conecté el motor de arranque, pero fue inútil.

Entonces, salté al suelo por el lado contrario al del objeto y eché a correr. Pero ya era tarde pues a los pocos pasos me cogió del brazo un pequeño ser vestido de un modo extraño que me llegaba por el hombro. Yo, desesperado, me revolví y le di un empujón que le hizo caer al suelo de espaldas. Traté de escapar pero en el mismo instante otros tres seres desconocidos me saltaron encima por los lados y la espalda y me levantaron sujetándome por brazos y piernas sin que pudiera soltarme. Yo me debatía pero ellos me tenían bien agarrado. Entonces pedí socorro a gritos y empece a insultarles. Al parecer, mis voces les sorprendieron o excitaron su curiosidad, porque, mientras me llevaban hacia el aparato, cada vez que yo gritaba ellos se paraban y me miraban fijamente a la cara, pero sin dejar de sujetarme con fuerza. Eso me permitió imaginar cuál debía ser su interés por mí y me sentí un poco aliviado.
Me llevaron al aparato que había quedado a unos diez metros del suelo, apoyado en su pie metálico. En la parte de atrás había una puerta que se abría de arriba a abajo, formando una especie de rampa. En su extremo había una escalera de metal. Era del mismo material plateado de las paredes de la máquina y llegaba hasta el suelo. Les costó mucho trabajo a los desconocidos subirme por la escala, en la que apenas cabían dos personas de lado. Ademas, la escalera no era rígida sino elástica y se tambaleaba violentamente a causa de los esfuerzos que hacía por desasirme. A uno y otro lado había un pasamanos de un espesor de un mango de escoba al que yo me agarraba con fuerza para impedir que me subieran al aparato. Por ello, los desconocidos tenían que detenerse a cada momento para soltar mis manos de la barandilla. Esta también era elástica. Después, cuando bajé, me pareció que estaba formada por piezas insertas unas en otras.

Por fin consiguieron subirme y me llevaron a una pequeña habitación cuadrada. La luz que despedía el techo se reflejaba en las pulimentadas paredes metálicas y procedía de multitud de lámparas colocadas alrededor del techo.
Me dejaron en el suelo y se cerró la puerta, con la escalerilla replegada. La habitación estaba tan iluminada que parecía de día; pero ni siquiera con aquella luz se veía dónde estaba la puerta, ya que ésta se había cerrado sin la menor fisura, quedando perfectamente empotrada. Solo por la escalerilla metálica podía imaginarme dónde estaba.
Una de aquellas cinco personas señaló una puerta y me dio a entender que le siguiera a la otra habitación. Yo obedecía, ya que no tenía más remedio.
Entramos todos en la habitación, que era mayor que la otra y tenía forma de medio ovalo. Sus paredes también eran brillantes. Creo que se encontraba en el centro de la nave, pues estaba atravesada de arriba a abajo por una columna redonda y robusta que se estrechaba por la mitad. No creo que estuviera allí solo de adorno. Supongo que servía para sostener el techo. En la habitación no había más muebles que una mesa y varias sillas giratorias de forma extraña, parecidas a nuestros taburetes de bar. Todo era del mismo metal. La mesa y las sillas no tenían mas que un pie central.

El de la mesa estaba clavado en el suelo y el de las sillas estaba unido por tres puntales a un aro móvil e hincado también en el suelo. De este modo, sus ocupantes podían volverse en todas direcciones. Aún me mantenían sujeto y parecían estar hablando de mi. Aunque digo que hablaban, los sonidos que yo oía no tenían el menor parecido con voces humanas. No sabría imitarlos. Al fin, parecieron ponerse de acuerdo. Entre los cinco empezaron a desnudarme. Yo me resistí gritando y jurando. Ellos se interrumpieron y trataron de darme a entender que sus intenciones eran amistosas. Me dejaron en cueros, aunque sin hacerme daño ni romperme la ropa.

Yo estaba desnudo y muy asustado, ya que no sabía que iban a hacer conmigo. Uno de ellos se me acerco trayendo algo en la mano. Debía de ser una especie de esponja empapada en un liquido con el que me frotó todo el cuerpo. Una esponja muy suave, no de esas corrientes de goma. El liquido era transparente y no tenía olor, pero era más denso que el agua. Al principio pensé que tal vez fuera aceite, pero no me dejó la piel grasienta. Mientras me frotaban el cuerpo, yo tiritaba de frío, pues, ademas de que la noche era fresca, la temperatura de la habitación era más baja que la del exterior. Por si no era bastante que me hubieran desnudado, ademas, me mojaban. Estaba helado. El líquido se secó enseguida sin dejar rastro.

Después, tres de ellos me condujeron a una puerta situada frente a la entrada de la nave. Uno tocó algo que había en el centro y la puerta se abrió hacía los lados, como la de un bar. Sus hojas llegaban desde el suelo hasta el techo. Encima había una inscripción con signos luminosos rojos. Por efecto de la luz, daba la impresión de que estaba en relieve, uno o dos centímetros sobre la puerta. No tenían el menor parecido con ninguna escritura que yo conozca. Traté de grabarlos en la memoria, pero después se me olvidaron.


Entré, pues, con dos de los hombres en una pequeña habitación cuadrada, iluminada como las otras dos. Nada mas entrar, la puerta se cerró a nuestra espalda. Cuando volví la cabeza, no pude distinguir dónde estaba la puerta; solo una pared como las otras.


De pronto, aquella pared volvió a abrirse y entraron otros dos hombres. Traían en la mano dos tubos de goma rojos, bastante gruesos, de más de un metro de largo. Uno de los tubos estaba conectado por un extremo a un recipiente de cristal en forma de copa. En el otro extremo había una boquilla con aspecto de ventosa.Me la aplicaron a la barbilla, aquí, donde me ha quedado esta mancha oscura. Antes de empezar, el hombre oprimió la goma con la mano como para sacar el aire. Al principio, no sentí ni dolor ni cosquilleo; solo un tirón en la piel. Luego, empezó a quemarme y a latir y al fin me di cuenta de que tenía una herida.
Cuando me hubieron aplicado el tubo de goma, vi que la copa se llenaba de sangre hasta la mitad. Entonces me quitaron la goma y me pusieron la otra al otro lado de la barbilla. Aquí pueden ver la señal, señores. Esta vez la copa se lleno hasta. el borde. También en este lado me ardía y palpitaba la herida. Los hombres salieron llevándose las copas. La puerta se cerro tras ellos y yo me quedé solo.
Durante un rato; más de medía hora, nadie se ocupó de mí. En la habitación no había mas que un ancho diván, no muy cómodo, pues estaba abombado en el centro, pero por lo menos era blando, como de gomaespuma y estaba cubierto de una gruesa tela gris muy suave.
Después de tantas emociones y esfuerzos, yo estaba muy cansado y me senté en el diván. En aquel momento, note un extraño olor muy desagradable. Me parecía estar respirando un humo denso y creí que me asfixiaba. Tal vez estuvieran asfixiándome realmente, pues, al observar detenidamente la pared, descubrí numerosos tubitos de metal situados a la altura de la cabeza, cerrados por el extremo pero llenos de agujeritos, como una ducha. Por los agujeros salía un humo gris que se diluía en el aire. De ahí venía el olor. Sentí nauseas y vomité en un rincón. Después pude volver a respirar con facilidad, pero seguía mareándose el olor. Yo estaba desesperado. ¿Qué destino me aguardaba?

Hasta entonces, no tenía ni la menor idea del aspecto de los desconocidos. Los cinco llevaban monos muy ajustados de una suave y gruesa tela griscon alguna franja negra. Se cubrían la cabeza con una capucha del mismo color, de un material más duro ‑no sé exactamente cual‑, reforzada por dos tiras metálicas colocadas detrás y con unos lentes redondos a través de los que me miraban fijamente con unos ojos que me parecieron azules.
De los lentes hacia arriba, la capucha era el doble de alta que en una cabeza normal.Quizás el casco llevaba algún aparato en su interior que no se distinguía desde fuera. Desde el centro de la cabeza les bajaban por la espalda tres tubos plateados, no sé si de goma o de metal, que se introducían en el mono a la altura de las costillas. El central caía a lo largo de la espina dorsal y los laterales, hasta unos diez centímetros por debajo de las paletillas. No pude ver escotadura ni saliente alguno que indicaran que pudieran conectarse a un recipiente o instrumento debajo del traje.
Las mangas eran largas y ajustadas y estaban rematadas por unos guantes de cinco dedos del mismo material que sin duda entorpecían el movimiento de las manos. Por ejemplo, pude observar que los hombres no podían tocarse la palma de la mano con las yemas de los dedos. De todos modos, eso no les impedía sujetarme con fuerza ni manejar agilmente los tubos de goma mientras me sangraban.

Aquellos trajes debían ser una especie de uniforme, ya que todos los miembros de la tripulación llevaban un escudo del tamaño de una rodaja de piña del que partía una tira de tela plateada o de metal que terminaba en un estrecho cinturón sin hebilla. Ninguno de aquellos trajes tenía bolsillos ni botones. El pantalón era muy ceñido y terminaba en una especie de zapatilla de tenis. Ahora bien, las suelas tenían un espesor de cuatro a siete centímetros. Los zapatos se alzaban ligeramente en la punta, aunque no tanto como los zuecos. Los desconocidos caminaban agilmente con ellos. Únicamente el mono parecía entorpecer sus movimientos, que parecían siempre un poco rígidos. Excepto uno, que apenas me llegaba a la barbilla, todos eran de mi estatura. Todos parecían robustos, pero no lo bastante como para intimidarme. En campo abierto, hubiera podido medir mis fuerzas con cualquiera de ellos.



Al cabo de una eternidad, el ruido de la puerta me saco de mi abstracción. Volví la cabeza y vi acercarse a una mujer. Estaba desnuda y descalza, lo mismo que yo. Yo me quede atónito y a ella pareció divertirle mi expresión. Era muy hermosa y muy distinta de las mujeres que conozco. Tenía el cabello suave y rubio, casi albino y le caía por la espalda, con las puntas dobladas hacia dentro. Llevaba raya en medio y tenía unos ojos grandes, azules y rasgados. La nariz era recta. Sus pómulos eran muy altos y la forma de su cara era exótica, mas ancha que la de las indias sudamericanas y casi triangular, con una barbilla muy puntiaguda. Los labios eran muy finos, casi sin dibujo y las orejas (que vi después) iguales a las de nuestras mujeres.

Tenía la figura más bonita que he visto en mi vida, con los pechos altos y bien formados, la cintura estrecha, caderas anchas, muslos largos, pies pequeños y manos delgadas de uñas bien formadas. Era mucho más baja que yo; su cabeza me llegaba por el hombro.

La mujer se acercaba y me miraba en silencio, como si quisiera algo de mí. De pronto me abrazo y empezó a frotar su cara contra la mía al tiempo que se apretaba contra mi. Tenía la piel blanca de nuestras mujeres rubias y pecas en los brazos. Yo solo notaba su olor a mujer; pero ni en su piel ni en su pelo había perfume alguno.
La puerta había vuelto a cerrarse. A solas con aquella mujer que tan claramente expresaba lo que quería de mi, me sentí muy excitado. Dada mi situación, eso parecía increíble aunque imagino que, eso se debía al líquido con el que me habían friccionado el cuerpo. Seguramente lo hicieron a propósito. Lo cierto es que yo no podía dominar el deseo. Nunca me había ocurrido. Finalmente, olvidándome de todo, abrace a la mujer y empece a devolverle sus caricias. El acto fue normal y ella se comporto como cualquier mujer, incluso después de repetidos abrazos. Hasta que el cansancio la hizo jadear. Yo seguía excitado, pero ella se me negó. Esto me serenó bruscamente  Con que para eso me querían, para semental que mejorara su raza. Aquello me enfureció, pero puse al mal tiempo buena cara, ya que la experiencia había sido muy grata. Ahora bien, yo prefiero a nuestras mujeres, con las que puedes hablar y te entienden. Además, había momentos en los que sus sonidos guturales me irritaban. Al parecer, tampoco sabía besar y solo me mordía ligeramente la barbilla. Aunque no estoy seguro de que esto tuviera el mismo significado.

Curiosamente, el vello de las axilas y del otro sitio era rojo, casi color de sangre.Poco después de que nos soltáramos, se abrió la puerta y uno de los hombres llamo a la mujer. Antes de salir, ella se volvió, se señaló el vientre; luego con una especie de sonrisa, me señaló a mi y, por ultimo, señaló al cielo, creo que hacía el Sur. Después se fue. Creo que con aquel ademán quiso indicar que volvería a buscarme para llevarme allí, no se dónde. Aún hoy tiemblo al pensarlo, pues si vuelven estoy perdido. Por nada del mundo quisiera separarme de mi familia y de mi tierra.
Entonces entró uno de los hombres con mi ropa bajo el brazo y yo me vestí. No faltaba nada, salvo el encendedor. (quizá lo perdí durante el forcejeo). Volvimos a la otra habitación, en la que tres miembros de la tripulación, sentados en las sillas giratorias, gruñían entre sí (seguramente, cambiaban impresiones). Mi acompañante se unió a ellos y pareció olvidarse de mi. Mientras ellos hablaban, yo procuraba grabar en mi memoria hasta el ultimo detalle. Me llamo la atención una caja cuadrada con tapa de cristal que había encima de la mesa. Tenía una esfera que recordaba la de un reloj y una sola manecilla y, en los lugares correspondientes a las tres, las seis y las nueve, había una marca negra, mientras que en el de las doce se veían cuatro pequeños signos negros, uno al lado del otro. Para qué, no lo sé pero así era.
Al principio creí que aquel instrumento era una especie de reloj, ya que uno de los hombres lo consultaba de vez en cuando. Pero luego comprendí que era imposible, ya que, mientras estuve allí; la manecilla no se movió.
Entonces se me ocurrió la idea de apoderarme del objeto, ya que necesitaba una prueba de mi aventura. De haber podido llevarme la caja, mi problema hubiera estado resuelto. Si los desconocidos se daban cuenta de mi interés por el objeto, tal vez me lo regalaran. Me acerqué lentamente a la mesa y, mientras ellos miraban en otra dirección, cogí rápidamente el instrumento con ambas manos.
Era muy pesado, de más de dos kilos. No tuve tiempo de observarlo mas detenidamente, ya que uno de los hombres saltó sobre mí, me arrancó furiosamente la caja de la mano, apartándome de un empujón y volvió a ponerla en su sitio.

Retrocedí hasta la pared y me quedé quieto. No le tengo miedo a nadie, pero comprendí que sería mejor no buscar problemas. Se había demostrado que sólo me trataban con amabilidad si me portaba bien. En tal caso, ¿para qué exponerme a un peligro si, de todos modos, mi tentativa debía fracasar?. De manera que me quedé quieto, esperando. No volví a ver a la mujer, ni desnuda ni vestida. Pero creía saber dónde estaba. En la parte delantera de la sala grande había otra puerta que no estaba cerrada del todo y tras la que, de vez en cuando, se oía el ir y venir de unos pasos. 

Puesto que todos los demás tripulantes estaban conmigo en la sala grande, aquellos pasos solo podían ser de ella. Supongo que en aquella parte de la nave debía de estar la cámara de instrumentos; pero, naturalmente, no podía asegurarlo.
Finalmente, uno de los hombres se puso en pie y me dio a entender que le siguiera. Los otros ni me miraron. Cruzamos la pequeña antesala. La puerta de acceso estaba abierta y la escalera, bajada. Pero no descendimos por ella, sino que mi acompañante me señaló una plataforma, situada al lado de la puerta por la parte exterior, que daba la vuelta a todo el aparato. Fuimos primeramente hacia delante y pude ver un saliente metálico cuadrado. En el lado opuesto había otro cuya forma me hizo pensar que podía ser el control de despegue y aterrizaje. Debo decir que nunca vi el aparato en movimiento, ni siquiera cuando se elevo, por lo que no me explico cuál pudiera ser su finalidad.

Cuando llegamos a la parte delantera, el hombre me señaló las tres púas metálicas que ya mencioné. Las tres estaban unidas a la maquina, y la de en medio directamente a la proa. Todas tenían la misma forma, ancha en la base y puntiaguda, y sobresalían horizontalmente. No podía decir si eran del mismo metal que la maquina. Aunque relucían como metal candente no despedían calor. Encima había unas luces rojas. Las dos laterales eran pequeñas y redondas mientras que la central, por el contrario, era gigantesca. Se trataba del faro que ya mencioné. Encima de la plataforma, en todo alrededor de la maquina, había innumerables lámparas cuadradas empotradas en el fuselaje que iluminaban la plataforma con su luz rojiza. Esta terminaba en la parte delantera, junto aun grueso cristal, incrustado profundamen­te en el metal y abombado. Puesto que no había ventanas, seguramente aquel cristal servía de observatorio, por mas que debía de ser difícil distinguir las cosas a través de él, ya que desde fuera se veía muy turbio.

Después de visitar la parte delantera de la máquina, nos fuimos de nuevo atrás (esta parte tenía una curvatura mas pronunciada que la delantera), pero antes nos paramos un momento pues el hombre señaló hacía arriba, donde giraba la enorme cúpula en forma de plato. Mientras giraba lentamente, estaba bañada en una luz verdosa cuya procedencia no pude describir. Se oía al mismo tiempo una especie de siseo, parecido al que produce un aspirador o el aire al pasar por muchos orificios pequeños.
Cuando la máquina se elevó, la velocidad de rotación de la cúpula fue en aumento, hasta que de ésta no se vio más que un resplandor rojo vivo.
Al mismo tiempo, el ruido aumentó hasta convertirse en un estridente aullido, por lo que comprendí que la velocidad de la cúpula estaba en relación de causa a efecto con el ruido. Cuando lo hube visto todo, el hombre me llevo a la escalera de metal y me dio a entender que podía irme. Cuando hube bajado a tierra, me volví. El hombre seguía allí. Entonces se señaló a si mismo, a mi y al cielo en dirección Sur, me indicó que me retirara y desapareció en el interior del aparato. La escala de metal empezó a subir, los peldaños se replegaban unos sobre otros. Cuando estuvo recogida la escala, la puerta que, abierta, formaba una rampa, se elevó quedando perfectamente encajada en la pared. Las luces de los espolones metálicos, del foco principal y de la cúpula se intensificaron a medida que aumentaba la velocidad de rotación de esta última. El aparato se elevó lentamente en sentido vertical mientras el trípode se replegaba y la superficie inferior de la nave quedaba tan lisa como si el tren de aterrizaje no existiera.
El objeto volante se elevó lentamente hasta unos 30 o 40 metros y permaneció unos segundos estático, mientras aumentaba su luminosidad. El zumbido subió de tono y la cúpula empezó a girar a gran velocidad, al tiempo que su luz se hacía intensamente roja; el aparato se ladeó ligeramente, se oyó una pulsación rítmica y, bruscamente, la nave salió disparada en dirección Sur. A los pocos segundos, había desaparecido.
Volví a mi tractor, había subido al extraño aparato a las 1.15 y ahora eran las 5.30 de la madrugada. Es decir, me habían retenido durante cuatro horas y quince minutos. Mucho tiempo.
Solo conté lo sucedido a mi madre. Ella dijo que sería mejor no tener más tratos con aquella gente. A mi padre no me atreví a decirle nada. Ya le había hablado de la luz y el no me creyó; dijo que seguramente eran figuraciones mías.
Más adelante, decidí escribir al senador Joa Martins. Había leído su artículo publicado en el Cruzeiro de noviembre, en el que invitaba a sus lectores a que le informaran de sus experiencias con platillos volantes. De haber tenido más dinero, hubiera venido antes a Río; pero tuve que esperar a que el se ofreciera a pagar una parte de los gastos de viaje.

El caso fue investigado por dos médicos y  ufólogos Cariocas , Fuentes Olavo y Walter Buller, quien a través de exámenes realizados a Antonio Villas Boas diagnosticaron,exposición a la radiación, lo que dio lugar a insomnio, cansancio, dolor de cuerpo, náuseas, dolores de cabeza, pérdida del apetito, ardor en los ojos, lagrimeo y lesiones permanentes en la piel.
También aparecieron manchas amarillentas en el cuerpo, que tomaron entre 10 a 20 días para desaparecer.  Las lesiones siguieron apareciendo durante meses,parecían pequeños nódulos rojizos, más duro que la piel alrededor, protuberantes, y dolorosos al tocar. Cada una con un pequeño orificio central produciendo una pequeña descarga acuosa amarilla. La piel que rodea las heridas presenta "una área violeta hipercromática."  

Pasaron los años y Antonio Villa Boas, se recibió de abogado, se casó y tuvo 4 hijos, aparentemente por décadas se mantuvo sano, y luego cayó enfermo debido a una enfermedad muy particular y extraña; por la cuál fué llevado incluso a los EE.UU, para realizar un tratamiento, lamentablemente su estado empeoró, y falleció en 1992, a causa de las complicaciones de su enfermedad.



Realmente el relato de Villa Boas parece extraído del guión de una película de ciencia ficción, los detalles en cada momento de su relato, hacen que uno pueda imaginar cada despacito de esa historia.

Pero el caso es verídico , y sigue siendo un misterio y un punto de referencia en nuevos casos,  para los investigadores ufológicos.
Villa Boas defendió su historia hasta el día de su muerte, nunca se contradijo. A pesar del paso de los años, no especuló con la misma, no se paseó por los programas de televisión, y no cobró por ello, 

Espero que les haya resultado interesante ésta nueva publicación con éste caso un poco dificil de creer , pero que lamentablemente fué real.









Linda Napolitano



QueEl 30 de noviembre de 1989, Linda Napolitano se encontraba en su apartamento de Lower East Side, en Nueva York. En la madrugada se percató que tres marcianos la observaban por la ventana de su dormitorio, cuando de repente fue extraída por un potente rayo que desplegó una enorme nave espacial. Así lo narran varias personas que se dicen testigos del hecho. 
Budd Hopkins, pionero de las investigaciones extraterrestres, escribió “Witnessed”, en donde narra lo que Napolitano vivió en el interior de la embarcación intergaláctica. Según este libro, la chica convivió con cuatro personas más, incluido el ex secretario de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), Javier Pérez de Cuellar, a quienes los seres de otro planeta les difundieron un mensaje sobre el peligro del desastre ecológico de la Tierra.
 















SAMMY HAGAR.

“verdaderas”
El vocalista de Van Halen declaró en una entrevista al canal de música MTV que hace unos años fue secuestrado por extraterrestres. Hagar dijo que por muchos años creyó que esto solo había sido un sueño, pero poco a poco ha ido recordando cosas que reafirman que lo sucedido fue realidad. 
El cantante, sin temor alguno, afirmó que sigue en contacto con estos seres por medio de una antena que le instalaron en la cabeza. “Dentro de la nave había dos criaturas que estaban conectadas a mi… descargaron algo de mi cerebro o tal vez, colgaron algo en él”, afirmó. 
Esa no sería la primera vez que él tuviera ese tipo de contactos. En otras ocasiones ha relatado que cuando tenía cuatro años vio cómo un ovni aterrizó en el patio de su casa. El tema le causa tanta obsesión que su primer disco solista, titulado “Marching to Mars”, contiene varias canciones que hablan de ese tema.
 






















Los casos de Janet y Pat Parrinello 
Desde su niñez, Pat Parrinello ha experimentado extraños fenómenos. A la edad de seis años se despertó en su casa de Norteamérica paralizado y en presencia de una luz brillante. De esta manera se inició una serie de experiencias a lo largo de los años, en las que dice que estaba siendo constantemente investigado por seres de grandes cabezas, conocidos en el mundo de la ufología como “grises”.
A diferencia de muchos abducidos por extraterrestres, que recurren a la regresión hipnótica para recuperar sus recuerdos, Parrinello es del todo conciente de sus experiencias. No sólo recuerda haber sido abducido, sino también que era introducido en una extraña habitación donde las entidades alienígenas lo sometían a exámenes médicos.
Después de estas experiencias, Parrinello tuvo la sensación de que le habían implantado un dispositivo en alguna parte de su cuerpo. Y no era el único, porque hay un número creciente de abducidos que cuentan relatos similares.
En los últimos tiempos, la búsqueda e identificación de estos implantes, así como probar su origen extraterrestre, ha sido la gran pasión de muchos investigadores. La mayoría de estas esperanzas fueron vanas, pero este no fue el caso de Parrinello.
Parrinello y radiografía donde se aprecia su implante
En 1995, junto con una mujer también americana, Janet, que tenía objetos incrustados en su pie izquierdo, Parrinello fue uno de los primeros en someterse a una operación quirúrgica para extraerle el artefacto. Los trámites para las intervenciones fueron llevados a cabo por el Dr. Roger Leir en su clínica de Ventura, California.
Las operaciones debían efectuarse bajo una estricta seguridad. El Dr. Leir temía por su licencia al verse envuelto en estas operaciones tan poco convencionales. Según decía, “los médicos que siguen adelante con estos temas pueden quedar fuera de la profesión.” A pesar de estos temores, el Dr. Leir documentó las operaciones con cámara de vídeo.
Durante las intervenciones, Leir realizó una prueba: con los objetos aún alojados en los cuerpos de los pacientes, los presionó suavemente. Aunque en aquel momento Parrinello y Janet estaban bajo una fuerte anestesia local, experimentaron un fuerte espasmo muscular como respuesta; Janet casi se cayó de la mesa. La anestesia debería haber amortiguado cualquier actividad de este tipo.
Después de extraer el objeto, una tarea que fue bastante laboriosa debido a que el dispositivo magnetizado se adhería a los instrumentos quirúrgicos, su magnetismo desapareció.
Al final de la operación se había extraído de Parrinello un objeto de 4×2 mm, de un color oscuro y cubierto por una membrana de hemoglobina y queratina. Este recubrimiento, similar al que cubre todos los cuerpos extraños que se introducen en el cuerpo, tenía un ADN que coincidía con el de Parrinello. Sin embargo, el Dr. Leir estaba seguro de que no se trataba de un quiste y dijo que nunca había visto nada semejante.
Instantánea del  momento en el que el Dr. Leir extrae el dispositivo
De Janet se extrajeron dos objetos de aspecto similar, uno de los cuales tenía forma triangular, con 1,5 mm por lado. Derrel Sims los envió los envió a la Universidad de Houston para someterlos a una investigación más detallada.
Pat Parrinello dice que, después de haber tomado la decisión de que se le extrajese el implante, durante semanas sufrió lo que él interpretaba como una intervención extraterrestre para disuadirle de que siguiese adelante con la operación quirúrgica. Pero claro, cabe preguntarse, ¿por qué estos seres no volvieron a abducirlo para eliminar la prueba?
La historia de Cote
Cote lleva investigando el fenómeno OVNI desde hace más de 30 años, incluso lideró un grupo de investigación llamado Lansdowne Five, ahora disuelto.
La noche del 18 de octubre de 1993, se despertó en su cama paralizado. Con los ojos abiertos pero sin poder moverse, sintió cómo flotaba y salía de su habitación. Dice que recuerda ver los árboles mientras se elevaba y era introducido en una luz muy brillante. Entonces se vio dentro de una nave espacial, rodeado de seres de metro de altura, cabezas triangulares con ojos tipo insecto y extremidades muy delgadas. “Parecían muy frágiles, podían verse perfectamente sus venas y sus arterias” dice Cote.   
Cote escuchaba hablar a las criaturas dentro de su cabeza, telepáticamente, ya que no movían sus bocas. Uno de sus secuestradores era semejante a una persona procedente de la Tierra, de piel oscura, y parecía estar supervisando las pruebas. A continuación sedaron a Cote, obtuvieron muestras de hueso, piel, esperma y finalmente le colocaron dos implantes en el brazo.
Según Cote, los extraterrestres le comunicaron que debía formar un pequeño grupo para escribir sobre las cosas terribles que ocurrían en la Tierra. También le aseguraron que no debía preocuparse, que con el tiempo todo se esclarecería.
Aquí termina la experiencia en la nave, encontrándose en su cama de nuevo dos horas después. A la mañana siguiente, pudo comprobar que tenía dos pequeñas punzadas en el brazo izquierdo. Un día después, empezó a sentirse mal, confuso, afectándole mucho los sonidos de tonos altos.
Cuando se sintió recuperado, Cote junto con otras personas comenzaron a registrar todas las cosas que van mal en el mundo, llegando a darle forma a un libro de más 2.500 páginas.
Cote afirma que los extraterrestres se comunican con él a través de los implantes, y en uno de los últimos mensajes le solicitaban que disolviera el grupo porque “el fin de los tiempos está cerca”. También dice que llegado el momento, ellos vendrán y se llevarán a millones de personas que están marcadas con estos implantes, para “tutorizarlas” y devolverlas a la Tierra para que guíen a la humanidad.
“Esta es la parte que da más miedo. No sé si vendrán a por mí y no me traerán de vuelta a la Tierra. No sé si debo confiar en ellos.” Dice Cote.




Político británico afirma tener un hijo engendrado por un extraterrestre


En el último año hemos sido testigos de cómo los medios de comunicación han publicado una gran cantidad de noticias relacionadas con la existencia extraterrestre; los científicos están confirmando la existencia de exoplanetas en las regiones habitables del universo conocido; la opinión científica ha cambiado radicalmente de su postura escéptica al curioso optimismo sobre la existencia de vida extraterrestre. Pero el cambio más notable sobre este tema ha venido por parte de los políticos, quienes están dispuestos a escuchar sobre la evidencia extraterrestres en nuestro mundo, o incluso hablando sobre sus propias experiencias.

Y es que los políticos no nos dejan de sorprender, ahora un político británico asegura tener descendencia en otro planeta. Simon Parkes, un concejal de la ciudad de la pequeña ciudad costera de Stakesby, Inglaterra, afirma tener un hijo llamado Zarka con un extraterrestre que él llama la “Reina Gato”, según han publicado los medios de comunicación. Pero las declaraciones de Parkes no acaban aquí, el concejal de 53 años de edad, dice que su “verdadera madre” es un alienígena verde de 2,5 metros de altura y con ocho dedos. Según explicó, su primer recuerdo fue el de ser levantado de la cuna por un extraterrestre.
“Me encontraba en mi habitación y ese ser me miraba fijamente a la cara. Entro en mi mente a través de mis ojos y me envió un mensaje telepáticamente a través de mi nervio óptico hacia el cerebro, diciendo: Yo soy tu verdadera madre, soy tu madre más importante.”
Esta sorprendente noticia tiene su origen en un reciente documental de televisión titulado “Confesiones de un abducido”, donde Parkes dijo que su esposa se molestó cuando se enteró de su controvertida relación.
“Mi esposa se enteró de mis experiencia y era muy infeliz. Esto causó algunos problemas, pero no es a nivel humano, así que no lo ven como algo malo”.
Parkes, padre de tres hijos, es consciente de las crecientes críticas que rodean sus afirmaciones y dice que muchos no lo creen porque no han compartido los mismos encuentros con extraterrestres. También dejo claro que sus relaciones con los extraterrestres no perjudican su trabajo como político. El concejal de Stakesby se pasa horas dibujando sus encuentros, y está seguro de que los extraterrestres están siguiendo todos sus movimientos, “interviniendo” si fuera necesario. Uno de los ejemplos más recientes que ha protagonizado Parkes era un día que se encontraba él y una compañera del ayuntamiento en su coche, cuando fueron secuestrados por extraterrestres, regresando al vehículo mientras conducía.
Pero Parkes va más allá, y afirma que en la clase política hay una gran número de creyentes sobre la existencia extraterrestre y que han sido testigos de los contactos:
“Hay muchos compañeros que optan por no salir y hablar sobre el tema porque están aterrorizados en que destruyan sus carreras políticas. Yo sólo te estoy diciendo lo que he visto, no estoy mintiendo. La razón por la que los extraterrestres están interesados en mí, no es a causa de mi cuerpo físico, sino lo que hay adentro – mi alma. Además, estos seres reptilianos se sienten culpables de haber causado problemas. Pero ellos han pedido disculpas varias veces. Ellos han dicho que están arrepentidos de lo que han hecho a las personas”, dijo Parkes.
Extraterrestre 1 Político británico afirma tener un hijo engendrado por un extraterrestre Extraterrestre 2 Político británico afirma tener un hijo engendrado por un extraterrestre
Divulgación extraterrestre por parte de los políticos
Para muchos ufólogos y teóricos de la conspiración la divulgación extraterrestre está cerca. Según explican, a parte de la supuesta crisis en la que se encuentra sucumbido el planeta, algo está cambiando por parte de la clase política. Parkes no es el único político que afirma que los extraterrestres están entre nosotros. El ex ministro de Defensa Canadiense, Paul Hellyer, también defiende la existencia de seres extraterrestres. Hellyer declaró el mes pasado en la Audiencia sobre la Divulgación Ovni que tuvo lugar en Washington D. C., que por lo menos cuatro especies de extraterrestres han visitado la Tierra durante miles de años, y cada uno tiene “diferentes agendas”. Además de estas sorprendentes declaraciones, también describió que existe un gobierno mundial amenazando a la humanidad.



La verdad de los contactados
Muchas personas pueden pensar que Simon Parkes sufre de una auténtica locura, pero las últimas declaraciones de ciertos políticos en materia extraterrestre dicen todo lo contrario. Pero aparte de los políticos, los psiquíatras también comienzan a creer en los casos como el de Parkes. El fallecido John Edward Mack, ganador del Premio Pulitzer y biógrafo psiquiatra de la Escuela de Medicina de Harvard, afirmó que los secuestrados por extraterrestres no eran ni delirantes ni locos, todo lo contrario, su experiencia es totalmente real.
Una de las controvertidas declaraciones del Dr. Mack fue que el estigma que rodea a los encuentros con extraterrestres se deriva de una visión del mundo científico occidental que rechaza la idea de la existencia de vida extraterrestres. Y para finalizar, unas declaraciones de uno de los mayores psiquiatras de la historia:
“Cualquier otra cultura en la historia, excepto ésta, ha creído que había otras entidades, otras inteligencias en el universo. ¿Por qué somos tan torpes? ¿Por qué tratamos a las personas como si estuvieran locas, humillarlas, si realmente han experimentado con otro tipo de inteligencia?”



David Huggins, el pintor que afirma tener varios hijos engendrados por un extraterrestre

David Huggins, el pintor que afirma tener varios hijos engendrados por un extraterrestre
Cada vez son más las personas que aseguran haber tenido encuentros sexuales con seres extraterrestres. Este fenómeno es conocido como exofilia, la capacidad de excitarse con entidades de otros mundos o formas de vida no terrestres. Como ya publicamos en “Exofilia, aquellos que tienen sexo con extraterrestres”, en muchos casos estas experiencias son consentidas pero en otros casos se trata de abusos sexuales por parte de seres extraterrestres. Sea cual sea el motivo, la realidad es que muchos investigadores están convencidos de que se trata de experiencias muy reales.

Entre todos los casos relacionados con experiencias sexuales con extraterrestres, uno de los más controvertidos fue el de Simon Parkes, concejal de la ciudad de Stakesby, Inglaterra, que afirmó públicamente haber tenido relaciones sexuales con un ser extraterrestre que se llamaba la “Reina Gato”, además de haber tenido un hijo llamado Zarka. Para los teóricos de la conspiración, este tipo de extrañas experiencias parecen ir en aumento, formando parte de un programa de cría híbrida para crear una nueva raza, con el único propósito de “sustituir” a la raza humana.


david huggins extraterrestre David Huggins, el pintor que afirma tener varios hijos engendrados por un extraterrestre

Y ahora un pintor ha afirmado haber tenido relaciones sexuales con una mujer extraterrestre llamada “Media Luna”, además de ser padre de extraños bebés híbridos.

“La primera vez sólo me tumbé en el suelo y ella se puso encima de mí. No tengo ni idea de por qué me escogió a mí. Yo no lo sé”, explicó a Metro.co.uk. “Yo no sé mucho de esto, pero sé a ciencia cierta que perdí mi virginidad con una mujer extraterrestre.”
Según la versión digital del diario británico Metro, Huggins ha narrado sus experiencias exóticas, como parte de la exposición de sus pinturas. Huggins, de 71 años, afirma que fue abducido por primera vez por seres extraterrestres en 1951, a los ocho años de edad. Asustado, el pequeño Huggins consiguió escapar de este encuentro y se le contó a su madre. Como era de esperar, ella no le creyó.

Esto solo fue el inicio de una gran cantidad de contactos que continuarían hasta la actualidad. Sin embargo, después de cada encuentro, Huggins dijo que padecía de “amnesia parcial”. No fue sino hasta la Convergencia Armónica del 8 de agosto de 1987, donde Huggins dijo que recuperó sus recuerdos.
Desde entonces, el pintor ha estado usando su talento artístico para mostrar al mundo sus experiencias sin medio a ser ridiculizado. Huggins también afirma haberse reunido con pequeños extraterrestres, extraterrestres grises y alienígenas insectoides, con los cuales no tenía sexo. El trabajo de Huggins muestra una variedad de acontecimientos, desde una pintura que muestra varios extraterrestres grises pequeños hasta un óleo que muestra a una mujer sosteniendo a un bebé hibrido junto con otros 60 niños híbridos, que según el propio Huggins eran suyos.
Huggins también explicó que tuvo una relación romántica, emocional y sexual con un ser extraterrestre llamada “Media Luna”, con la que tuvo varios hijos híbridos.
“Ella tiene el pelo negro, que puede o no puede ser una peluca. Ella tiene ojos grandes y almendrados. Su cara es más bien pálida. Ella tiene labios delgados y nariz pequeña. Su barbilla es acentuada”, explicó Huggings.


pintor hijos engendrados extraterrestre David Huggins, el pintor que afirma tener varios hijos engendrados por un extraterrestre
David Huggins con una pintura de su amante extraterrestre llamada “Media Luna”

Mucho más que experiencias Pero aunque parezca increíble, Nigel Watson, autor de “El manual Haynes para investigaciones OVNI”, está convencido de que las experiencias de Huggins son muy reales, y sus obras de arte muestran como este tipo de experiencias han tenido una gran influencia sobre él durante toda su vida.
“Muchos casos como los de Huggins salieron a la luz en la década de 1960, pero fueron ignoradas en gran medida por los ufólogos, ya que sólo querían demostrar que los OVNIs eran naves robóticas del espacio exterior”, explicó Watson. “Los encuentros con extraterrestres y las abducciones sólo comenzaron siendo seriamente considerados e investigados en la década de 1970.”
Watson destacó que durante ese período, el caso más destacado fue el de Antônio Vilas-Boas. Vilas-Boas afirmó que fue llevado al interior de un platillo volador y forzado a tener relaciones sexuales con una mujer extraterrestre. Para algunos ufólogos estos y otros casos similares parecen indicar que seres extraterrestres están llevando a cabo un programa de cría híbrida para crear una nueva raza, con el único propósito de eliminar a la raza humana.
Pero no todo el mundo está de acuerdo con las teorías ofrecidas por los ufólogos y conspiranoicos, ya que los más escépticos afirman que estas experiencias son el producto de la parálisis del sueño, donde las personas son incapaces de discernir la diferencia entre la fantasía y la realidad durante el período entre el sueño y la vigilia.






Contacto - Caso George Van Tassel


En las primeras horas de 24 de agosto 1953, George Van Tassel, un ex ingeniero de aviación de 43 años de edad, fue despertado por un hombre desde el espacio exterior. Seis años antes, Van Tassel había mudado con su familia a Landers, California., Un lugar de belleza agreste y el arco iris puestas de sol en la esquina sureste del desierto de Mojave, a 40 millas desoladas al norte de Palm Springs. Van Tassel tuvo la apariencia de corte limpio de un hombre de la compañía a mediados de siglo, y una hoja de vida al partido: Había trabajado para Lockheed y Douglas Aircraft, y de preocupación de la aviación Howard Hughes. Pero sus inclinaciones espirituales eran esotérica. Se instaló en Landers, debido a su proximidad a Giant Rock, una enorme roca de siete pisos de alto desierto en cuya sombra se sentaba en silencio durante horas de un tirón. Él dijo a sus amigos que él fue a Giant Rock para estar en comunión con los espíritus de los indios americanos, que habían considerado la piedra sagrada.

Pero en esa noche en 1953, visitante de Van Tassel no era un nativo americano. Él era, Van Tassel afirmó, un venusiano: el capitán de una 'nave exploradora' de Venus que había aterrizado en la pista colindante propiedad de Van Tassel. El astronauta parecía un ser humano, llevaba un gris de una sola pieza traje y habló, Van Tassel dijo a un entrevistador de la televisión, "en el mejor Inglés, equivalente a Ronald Colman." Informó a Van Tassel que su nombre era Solganda y que fue de 700 años de edad. (Él no parecía tener más de 28 años, dijo Van Tassel.) Van Tassel fue conducido a la nave donde se le dijo que los terrícolas "dependencia de los materiales de construcción de metal estaba interfiriendo con las frecuencias de radio y perturbar interplanetario 'pensó transferencias.' Solganda también divulgó un secreto : una fórmula que Van Tassel podría utilizar para construir una máquina notable, un dispositivo capaz de generar energía electrostática de suspender las leyes de la gravedad, a prolongar la vida humana y facilitar el viaje en el tiempo de alta velocidad ".




Incidente OVNI - Lonnie Zamora


24 de abril 1964 a las 05:45 más o menos, Lonnie Zamora (31) policía en la ciudad de Socorro, Nuevo México se encontró en una persecución a alta velocidad con otro vehículo en las afueras de la ciudad. Durante la búsqueda Zamora fue de repente se desvió de la persecución por el extraño espectáculo de un cono de llama azul en la distancia, el aumento de más de 2.000 pies. Pensando lugar tal vez una explosión acababa de tomar, el oficial puso fin a la persecución del vehículo acelerando y se dirigió hacia la dirección de las llamas. Obstaculizada por el áspero camino del desierto, Zamora se trasladó lentamente hacia lo que parecía ser un coche volcado con dos personas cerca. Él llamó por radio a la estación para reportar el accidente, pero justo en ese momento, después de subir una pequeña colina, se dio cuenta que no estaba viendo a un coche volcado en absoluto.

Allí, junto a la orilla de la carretera a unos 600 metros del oficial Zamora se puso de pie, fue un blanco extraño objeto, en forma de huevo, aparentemente hecha de metal pulido brillante, de pie sobre 4 patas. Al lado de la nave había dos seres extraterrestres en la cubierta blanca-alls, que parecia inspecciónaban el vehículo. notaba Zamora, y parecía reaccionar con shock. Sólo momentos después, el oficial oyó el portazo de puertas metálicas gruesas y el inicio de un rugido de baja frecuencia que se elevó lentamente en el terreno de juego y convertirse dolorosamente alto. Una llama azul y naranja brillante apareció por debajo de la embarcación, ya que comenzó a levantarse lentamente en el aire. Ante el temor de que en cualquier momento todo el asunto podría explotar, Zamora se puso a cubierto detrás de su coche patrulla. La nave se elevaba en el aire sobre su llamarada y rugido y luego se trasladó rápidamente a través del desierto fuera de la vista ya que subió, el oficial Zamora consiguió su mejor vista de la nave . Lo describió como siendo brillante de metal-aluminio blanco con una insignia roja peculiar, que más tarde se hizo en un dibujo. No hay ventanas ni portillos, aunque lo hizo oír lo que sonaba como portazos justo antes de que se quitaron.

La experiencia del oficial Zamora fue validado por la inspección, tanto por el Proyecto Libro Azul (que clasifica el caso como un verdadero "desconocido"), incluyendo el estimado J. Allen Hynek (que abandonó proyecto Blue Book después de este incidente como verdaderos puntos de vista de Hynek estaban siendo amordazados por Air funcionarios de la fuerza) y la USAF. Un físico en el lugar observó que las impresiones dejadas por el tren de aterrizaje habría requerido un vehículo que pesa por lo menos 8 toneladas. También se analizó la marca de la explosión y la tierra arrasada, pero como es típico con Blue Book y el análisis de la Fuerza Aérea, no se hicieron conclusiones.

El caso ha permanecido como uno de los más misteriosos y probatorio en las crónicas de los avistamientos de ovnis contemporáneos y encuentros cercanos.





MUJER INGLESA AFIRMA SER ABDUCCIDA POR REPTILIANOS Y GRISES.



Mujer afirma haber sido repetidamente secuestrado por ' reptilianos '
Una mujer británica afirma que ha sido secuestrado por extraterrestres en repetidas visitas desde que primero se puso en contacto con ellos en la década de 1990 .

Samantha McDonald entrevistada por un escéptico Phillip Schofield y Holly Willoughby esta mañana en un programa televisivo de cómo ella ha experimentado la actividad sobrenatural de la década de 1990 hasta el año pasado .

Describe sus visitantes extraterrestres como " los reptiles " y " los grises " - están trabajando juntos , que ella cree .



Ella dijo: " Yo les he preguntado que quieren de mi y me han dicho que habían venido a mí y mi familia para abducirnos. Lo que buscaban era mi energía y la esencia del alma.

" No sé por qué siguen volviendo a mí . Creo que tiene que ver con mis energías ya que estoy en la curación y la meditación. "
Cuando se le preguntó para describir lo que sucede cuando ella ha tomado , Samantha dijo que no tiene muchos  recuerdos de sus abducciones.
Ella explicó : " No siempre recordar los secuestros porque tiene golpes de memoria. Te sientes como si han estado en algún lugar , pero que en realidad no recuerdo. "
Cuando Phillip preguntó si esto es lo que la mayoría de nosotros lo describen como un sueño que ella respondió :
' Sin duda que no. Me he despertado con marcas de todo el cuerpo y estaba en posesión - a veces hasta el punto de control de la mente , donde los pensamientos entran en tu cabeza que no sois vuestros . No puedo explicarlo de otra manera. "




Añadió que se ha despertado para encontrar su cuerpo cubierto de marcas de agujas , los rasguños y moretones después de un secuestro .
Mientras que ella no ha tenido una visita para el pasado año , Samantha dijo que no teme una vuelta .
"He pasado por muchas cosas ya que trato de tomarlo con calma ", dijo.
Ella reveló que ella cree que sus experiencias de otro mundo también han dado lugar a su ser puesto bajo vigilancia en la Tierra, indicando que ella tiene a menudo helicópteros negros sobre su casa y ha sido seguida por los coches de policía .
'' Creo que están tratando de enviar el mensaje, " le estamos viendo , es mejor tener cuidado " ' , dijo Samantha de la vigilancia no tan sutil .

Samantha apareció en el show de ITV como parte de su ' semana sobrenatural " , junto con Joanne Summerscales , fundador del Proyecto AMMACH (que significa anómalo Mind Gestión abducida Contactado Helpline ) .



videos






Hombre mutilado en Brasil en 1994

10 abducciones famosas que resultaron ser “verdaderas”
.
Desde los años 60 se habían visto casos particularmente extraños de animales mutilados de manera extraña, para los que los científicos no encontraban explicación alguna. En 1994, fueron hallados los restos de un hombre en la provincia deGuarapiranga. 
Fenomenosparanormales.org señala que los estudios periciales arrojaron que esta persona fue sometida a una abducción extraterrestre, ya que la víctima no presentaba signos de descomposición, ni sangre en unos cortes circulares que le fueron hechos en el cuerpo de manera prácticamente perfecta, quizá con algún tipo de aparato láser. Se le extrajeron diversos músculos y órganos del sistema digestivo.

















OTRO EJEMPLO DE MUTILACIONES DE HUMANOS








OTRAS MUTILACIONES DE GANADO EN ESTE CASO






















VIDEO IMPRESIONANTE EN PLENA ABDUCCION DE VACA



2 comentarios:

  1. Mirar, escuchar, analizar y saca tus propias conclusiones escuchando tu corazon

    ResponderEliminar
  2. hola soy el ingniero quimico benito gerardo carrillo velezy creo que debemos aceptar la realidad ovni entre nosotros ya que yo fui testigo hace muchos años tengo 49 y lo uqe me sucedio fue un contactop visual de 15 años esyoy dispuesto a dibujarlo y hablar de ello gracias

    ResponderEliminar