TRANSLATOR

English French German Spain Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified
Quiero esto en mi Blog!

* La marihuana transgénica de Monsanto es adictiva y cancerígena.



La marihuana transgénica de Monsanto es adictiva y cancerígena

Mientras en Uruguay los activistas festejan la media sanción que dió la Cámara de Diputados a la regulación del mercado de la marihuana (gracias al lobby de Monsanto), desde Colombia se conocen reportes de un nuevo flagelo relacionado con la planta: cepas de marihuana transgénica, adictiva y potencialmente cancerígena denominada “cripa” se propaga entre los usuarios debido a su alto poder alucinógeno.
La “cripa” es una nueva especie de marihuana que proviene de Holanda y de USA y que llegó a Colombia por vía aérea en forma de semilla para ser cultivada en el departamento del Valle y ahora se encuentra en casi todos los departamentos de Colombia.
La palabra “Cripa” proviene de la palabra inglesa creep (arrastrarse), llamada así por los fuertes efectos que produce en el organismo. Una de las grandes novedades de esta hierba alterada genéticamente en los laboratorios es que tiene un efecto 15 veces mayor al de la marihuana criolla. Efectos que en la misma proporción aumentan los riesgos para la salud de aquellos que enamoran de ella.
Se considera por los estudios que han realizado los toxicólogos sobre este alucinógeno, que esta droga tiene un 70% de sustancias cancerígenas más que el cigarrillo y a corto plazo produce alteración de la memoria, de la concentración y de las funciones superiores como el cálculo y las matemáticas.
Los médicos advierten que esta planta es mucho más concentrada, más potente por la gran cantidad de Tetrahidrocanabinol (THC) que desarrolla. Eso la hace tan peligrosa.
Según las investigaciones de la Policía Nacional esta nueva planta por sus altos costos es consumida especialmente en el estrato medio y en el estrato alto, en las zonas rojas y en fiestas universitarias.
Según afirma el Doctor Hugo Alberto Gallego, médico toxicólogo de la Clínica de las Américas en Medellín, que uno de los efectos que es inevitable en el consumo de esta sustancia es el denominado Síndrome Motivacional, que aparece en personas que llevan muchos años de consumo, o sea que el paciente pierde la motivación por todo, no le importa ni su forma de vestir, solo quiere estar fumando.
Para El Colombiano, Rodrigo Alberto Martínez Arango, da cuenta de cómo en Colombia creció notablemente el tráfico de esta nueva cepa de la planta, algo que está a punto de convertirse en cosa legal en Uruguay:
“Uno de los mecanismos para la entrada de las semillas de la cripa al país es el sistema de encomiendas que llegan por avión o barco, ya que los productores, en especial en Holanda, país donde es de consumo libre, la ofrecen a través de internet.
Uno de los técnicos de Identificación Preliminar Homologada de Sustancias Controladas de la Sijín de Medellín indicó que aunque en la ciudad ha habido pocos decomisos, han notado que la venta y consumo se está incrementando en las zonas rosas y sitios de rumba de universitarios. Por su costo, se consume en clase media y alta.
“Hace cuatro años conocí esta marihuana con un decomiso de 20 kilos que hicimos en el sector de Cuatro Bocas, en el norte de Medellín. Cogimos a cuatro personas en un carro y cuando allanamos sus residencias, también hallamos cocaína, por lo que pensamos que tal vez adquirieron la hierba cambiándola por coca”.
También hemos notado, agregó, que hay personas que conocen del tema, en especial de hidropónicos y acondicionan el lugar de cultivo para aparentar suelos fríos, como los holandeses y con lámparas hacen una especie de invernadero para lograr una cosecha en menos tiempo. Estas semillas, manipuladas científicamente en países desarrollados, y la forma de cuidado con buenos nutrientes, permiten sacar el producto en cuestión de dos meses, mientras que una planta normal sólo es apta para el consumo en seis.
“Esta droga se utiliza mucho porque no tiene el olor de la punto rojo, que es la que da en Colombia. Para quien la produce es más rendidora, carente de semilla, lo que evita el rascado y el efecto es el doble de potente, o más, que el de la criolla. O sea que quien consume un puchito del tamaño del dedo meñique, parece que se hubiera fumando un paquete de 20 cigarrillos.
Un químico del Laboratorio de Investigación Científica de la Fiscalía en Medellín añadió que “son semillas muy costosas, pero los vendedores de otros países les garantizan el éxito a los compradores. Como la marihuana tiene plantas machos y hembras, les mandan las hembras que producen más follaje, tienen mejor tallo y floración, no producen semillas y dan buen peso. Las siembran en cultivos hidropónicos dentro de casas o apartamentos elegantes para evitar sospechas entre las autoridades”.
Prenden alertas
El médico toxicólogo de la Clínica las Américas, Hugo Alberto Gallego, alertó que esta marihuana manipulada genéticamente es mucho más concentrada, más potente por la mayor cantidad de canabinol. Las matas son más pequeñas y más manipulables y, aunque al principio, llegaron del exterior ahora traen las semillas para cultivarlas aquí y en interiores.
“Aunque hay personas que sostienen que la marihuana no hace nada, ya se ven los problemas. A corto plazo produce la alteración de la memoria, la concentración y las funciones superiores como el cálculo. Con la cripa estas alteraciones son muy superiores. De los 400 componentes de la marihuana, además del tetrahidorcanabinol (THC), en Estados Unidos estudian ocho o 10 que pueden tener atributos medicinales, entre ellos uno, ya aprobado, para tratar el glaucoma”.
Los demás están en estudio, por eso uno no se puede decir que la marihuana toda es medicinal. “Por el contrario, tiene un 70 por ciento de sustancias cancerígenas más que el cigarrillo, entre ellas el venzopireno”, manifestó el profesional.
Otra situación preocupante que, según los médicos, produce la marihuana es el Síndrome Motivacional, que aparece en personas que llevan muchos años de consumo, o sea que el paciente pierde la motivación por todo, no le importa ni su forma de vestir, sólo quiere estar fumando. “No los enloquece, pero los aísla del medio y en eso ha caído gente muy activa y brillante del país”, concluyó.
El Instituto Nacional de Drogas de Abuso de Estados Unidos (Nida, por sus siglas en inglés) indicó que la marihuana a largo plazo está asociada con ciertos tipos de cáncer y en problemas de los sistemas respiratorios e inmunológico.
El médico Gallego sostuvo que si la marihuana trasgénica tiene más del doble de potencia que la criolla, también se potencian los riesgos, en especial los cancerígenos.
La Nida también expresó preocupación por los efectos de la marihuana entre quienes conducen. “La marihuana tiene efectos peligrosos sobre las destrezas necesarias para conducir un auto con seguridad, como el estar alerta, la concentración, la coordinación y la habilidad de reaccionar rápidamente. Este sicoactivo puede dificultar el cálculo de las distancias y la reacción ante señales visuales y auditivas en la carretera”.
Zulima Cano López, psicóloga experta en farmacodependencia y quien atiende en la Línea Amiga de la Secretaría de Salud de Medellín y la ESE Carisma (4 44 44 48), dijo que ha tenido pocos reportes de “cripa” en las consultas, pero manifestó preocupación porque algunos conductores que se han comunicado a pedir ayuda por su adicción a la marihuana le confiesan que les reduce la capacidad de respuesta y les afecta los reflejos. “De la ‘cripa’ sé que como contiene canabis, afecta funciones connitivas y como se han potenciado sus componentes activos, genera dependencia física y psicológica”.
Un vocero de la Policía Antinarcóticos en Bogotá explicó que esta droga es perseguida y decomisada por las autoridades colombianas en aplicación de la Ley 30 del 86, sin embargo reconoció que en los países donde se legalizó el consumo de marihuana es lógico que no existan controles para evitar que la hierba o sus semillas sean exportadas a otras naciones”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada