TRANSLATOR

English French German Spain Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified
Quiero esto en mi Blog!

* EL CUERPO DE LAS MUJERES.



“Las mujeres reales, están desapareciendo de la televisión y que son reemplazadas por una representación grotesca, vulgar y humillante”.
El documental titulado El cuerpo de las mujeres sobre la presencia de la mujer en la televisión italiana muestra como se va reduciendo y degradando a las mujeres a un mero objeto decorativo. Viéndolo me vienen a la mente una vez más las palabras de Casilda Rodrigañez: tenemos la violencia tan interiorizada que ni siquiera somos conscientes de ella.
Así son las propias mujeres las que se van sometiendo a cirugías y retoques cada vez más terribles, y que vistos en perspectiva producen un resultado grotesco: todas las mujeres terminan teniendo la misma cara, las mismas tetas, la misma delgadez. Ni rastro de arrugas o canas. Subidas a los mismos tacones,  con la misma sonrisa bobalicona, imagen de un pensamiento único que requiere también un cuerpo único. No hay lugar para las mujeres mayores, menos aún para las viejas y libres.
No dejes de ver el documental El cuerpo de las mujeres  a continuación: dura 25 minutos y es buenísimo, tristísimo, y absolutamente necesario.  Sigamos tomando conciencia, profundizando, y debatiendo: se necesita y se les agradece. No lo debería ver sólo las mujeres: desde la niñas a las adolescentes o madres que buscan figuras a imitar en la televisión, sino también la humanidad en general.

1 comentario:

  1. Una servidora fue bailarina de striptease durante mas de diez años. Desde que fui madre mis valores cambiaron a mejor y me comencé a fijar en mi interior y a desprenderme de el anterior aspecto sexy y cautivador, dejando de saltarme comidas y aceptando mis nuevas formas redondeadas. Hace meses vi este vídeo y lo colgué en mi muro de fb. Nadie respondió nada, no llegó ni una replica! supongo que además de eso también debió molestar a mis antiguas colegas strippers, pues pasan los años y siguen persistiendo en su empeño de ser atractivas, sexys, estar "buenas". Yo he dejado de sufrir los tacones, los kilos, los tintes...los hombres ya no me dicen piropos y la verdad es que me da igual.

    ResponderEliminar