Tras el descubrimiento, los ancianos del pueblo exhortaron a las personas a huir y algunas mujeres huyeron gritando aferradas a sus bebés.
Sin embargo, el hallazgo de África es tan sólo el más reciente de una serie de descubrimientos que se remontan a unos setenta años.
Extraños cuerpos de extraterrestres de China
Parece que si los antropólogos o arqueólogos excavaran lo suficientemente duro, lo suficientemente profundo, y el tiempo suficiente, tarde o temprano surgirían cuerpos de extraterrestres.
1937 fue un año excepcional para los cadáveres de extraterrestres en China. Ese fue el año en que  varios cadáveres extraterrestres flacos fueron descubiertos supuestamente. Todos tenían cabeza y estaban enterrados en enormes cuevas cercanas misteriosas, las cuales  llegaron a ser llamadas las "Piedras Dropa".
Decadas más tarde, arqueólogos, que entraron en una pequeña pirámide en Egipto afirmaron que habían encontrado un gigantesco alienígena humanoide. A diferencia de los egipcios más antiguos, el cadáver no estaba momificado, no tenía orejas ni la nariz, poseía una boca muy ancha y  la lengua no era  perceptible.
Este organismo ha sido considerado un alienígena. Otros afirman que podría haber sido un esclavo gigante enterrado vivo con la lengua cortada, ya que esto era una práctica común de la época.

Un supuesto esqueleto alienigena.
Y ahí podríá estar la respuesta, salvo por el testimonio de los que descubrieron la tumba donde descansaban los restos. Estos afirmaron encontrar extraños artefactos esparcidos por el suelo de la cámara funeraria.
Entre las reliquias, el equipo también encontró un disco de metal pulido desconocido grabado con símbolos desconocidos. No eran los jeroglíficos egipcios esperados. También  se  encontraron pequeñas tabletas de piedra que representan los pictogramas de las estrellas, los planetas y  máquinas extrañas.
El cadáver no estaba envuelto, ni vestido con atuendos caracteristicos a  entierros Egiptos de aquella época;  estaba vestido con una túnica metálica impar. Los pies estaban adornados con zapatos o zapatillas que tenían una apariencia similar al vinilo.


¿Qué clase de tecnología podría cortar piedras tan grandes?
El astronauta de Turquía
Años más tarde, en Turquía espeleólogos casi tropezaron con un cadáver raro mientras exploraban una cueva alejada de la montaña: un extranjero parcialmente momificado.
La policía fue notificada, ya que al principio se veía como un asesinato normal; pero más tarde, los expertos forenses en Estambul dieron como edad de los restos: la última Edad de Hielo. El cadáver no era más alto de tres pies y medio durante la vida. El lugar de descanso donde el  grupo de exploradores encontró el extraño cuerpo fue un ataúd pesado, el cual dicen que está compuesto de cristal brillante.
Los patólogos que estudiaron el cadáver están de acuerdo en que es humanoide y no era una especie de simio. Todos los rasgos faciales eran similares a un ser humano a excepción de una variante sorprendente: que los ojos eran tres veces más grande que los ojos de un humano normal. Todos se sorprendieron de que el cuerpo presentaba tan pocos signos de decadencia.

Volviendo al descumbrimiento en Africa

Cementerio alienigena.
De vuelta en África,  cerca de la ciudad Kigali Rwanda, hasta cuarenta tumbas comunes fueron descubiertas según se informa en la excavación. Las grandes canteras de arcilla contenían cientos de cadáveres bien conservados.
Supuestamente, los restos de las criaturas extraterrestres eran altos - midiendo hasta siete metros de largo-  pero a pesar del tamaño de las piernas, los brazos y torsos, sus cabezas fueron descritas como enormes y claramente desproporcionadas en comparación a su cuerpos.
Las 40 tumbas tenían unos 200 cuerpos en ellas, todos en perfecto estado de conservación. Uno de los equipo de científicos dijo que el descubrimiento era "trascendental y sorprendente."
Según los científicos, estos organismos que fueron enterrados al menos hace 500 años.
Intensa exploración de la región que rodea el cementerio extranjero NO reveló el menor rastro de artefactos anómalos o los restos reveladores de una nave antigua y dañada.
A pesar de su fracaso en descubrir cualquier evidencia en otra parte, el equipo cree que es posible que los humanoides fueron miembros de la tripulación a bordo de una nave grande extraterrestre que se estrelló o quedó incapacitada. Especulan que, poco a poco, el equipo sucumbió a las enfermedades comunes de la tierra.