TRANSLATOR

English French German Spain Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified
Quiero esto en mi Blog!

* Los ovnis se camuflan a nuestro espectro de visión

 
Sin luz nuestros ojos no servirían para nada, perderían su función. La visión funciona de la siguiente manera: Nuestra retina es la que se encarga de recibir la luz. Puede recibirla directamente, en ese caso nos deslumbraría, o bien por algún reflejo, y aquí es donde intervienen los objetos.Nuestros ojos nos crean la ilusión del color para distinguir bien espacialmente uno objetos de otros.
Realmente los colores no están en los objetos en sí, sino en nuestros ojos. La luz se divide en frecuencias de mayor y menor longitud de onda, nuestros ojos se encargan de distinguir perfectamente unas frecuencias de luz de otras y les asigna a cada frecuencia distinta un color. De manera que si pasamos la luz por un prisma se descompondría en los 7 colores básicos en que está compuesto el Arco Iris.
Al alcanzar una fuente de luz la superficie de un objeto puede ocurrir 3 cosas: La luz es reflejada por el objeto, La luz es absorbida por el objeto, La luz atraviesa el objeto. En todos los objetos sin excepción siempre hay una parte de luz que es reflejada y una parte de luz que es absorbida, en mayor o menor cantidad dependiendo del objeto. Así un espejo reflejaría una gran cantidad de luz y absorbería muy poca. Así un jersey rojo es de ese color porque absorbe todas las frecuencias de luz menos la roja, que la refleja. Los objetos oscuros absorben mucha cantidad de luz y los objetos claros absorben poca.
Como se podrá deducir, lo que vemos es lo que llega a nuestra retina, y lo único que llega a nosotros de los objetos no es más que REFLEJOS de los mismos. Lo que absorben no podemos verlo. Y aquí está la clave de la cuestión. Ahora surge una gran pregunta: ¿Que ocurriría si “estos seres avanzados” tuvieran la tecnología para conseguir que la superficie externa de sus naves no reflejase luz? o mas exactamente: para que no reflejasen frecuencias de luz que nuestra retina es capaz de percibir.

En las imágenes de arriba tenemos una vista óptica (en luz visible, arriba) y una vista infrarroja (abajo) de la mano de una persona dentro de una bolsa de plástico. En la imagen en luz visible, la mano no puede ser vista. En la imagen infrarroja, sin embargo, el calor de la mano puede viajar a través de la bolsa y puede ser visto con una cámara infrarroja. La luz infrarroja puede pasar a través de muchos materiales a través de los cuales la luz visible no puede pasar.
Para que una cosmonave pueda ser vista al ojo desnudo, primero se hace necesario que descienda el nivel energético de la nave a frecuencia vibratorias que se ajusten al rango de percepción del ojo humano, lo que se le conoce como espectro visible, que sería el Umbral de Luz situado entre los 380 y 780 nanómetros, es decir, entre el color Violeta y el Rojo.
Una vez dimensionada dentro de este margen es cuando dicha cosmonave se haría visible desde la tercera dimensión. Los rayos de luz visible procedentes del Sol alcanzarían su superficie; al ser ésta ahora de mayor densidad y menos vibración, la luz no la traspasaría sino que actuaría como con un objeto físico: absorviéndose o reflejándose parcialmente, llegando a nuestra retina los reflejos relativos a la luz del sol que recaerían sobre la superficie del ‘Objeto volador no identificado’, haciéndose visible a nuestros ojos.
Por menos de 20 euros con un pequeño filtro IR  se puede adaptar la cámara al espectro infrarrojo
Si te sobra dinero o tu afición por ver ovnis es desmesurada también tienes la posibilidad de comprar gafas de visión nocturna usadas por el ejercito que van desde los 600 hasta los 5.000 euros

La radiación infrarroja no se deja manipular tanto como la visible por su longitud de onda, que es mucho más larga.
Teniendo en cuenta la naturaleza de esta frecuencia de luz, el sistema de camuflaje extraterrestre sería incapaz de manipular y desviar la radiación infrarroja a placer. He aquí el punto flaco de su sistema de camuflaje. Debido a su inmanipulable longitud de onda, la frecuencia de luz infrarroja emitida por el Sol es la ÚNICA que consigue incidir y reflejarse en la superficie del OVNI. Esto provoca varias consecuencias:
- Que el ojo humano, al estar limitado por un Umbral Visual natural, no lo perciba.
-Y que la cámara, al percibir frecuencias de luz infrarrojas, sí lo perciba.

El resto de frecuencias de luz (entre ellas las que el ojo humano es capaz de percibir) son desviadas de manera que en ningún momento la luz toca la superficie de la nave. Al ser, las frecuencias normales de luz, más susceptibles de manipulación, éstos seres desarrollarían la tecnología de aislamiento necesaria para manipularlas y desviarlas a placer, creando tal camuflaje.

 TR-3B




No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada